Visitar las tumbas de los piadosos, sacrificar para ellos y suplicarles

Pregunta 2: ¿Cuál es el veredicto legal de Shari‘ah (Legislación Islámica) acerca de visitar las tumbas; es decir, las tumbas de las personas piadosas, a las cuales viaja el hombre acompañando por su familia y sus parientes, incluso las mujeres, y a las que suelen llevar una oveja para sacrificarla junto a la tumba. Luego preparan la comida y permanecen por lo menos un día al lado de dicha tumba, y a veces se quedan hasta la mañana siguiente. Tengamos en cuenta que esta tumba se encuentre a 20 km. de distancia más o menos. Luego reparten una parte de esa carne entre sus amigos y parientes en otro lugar, a modo de regalo o caridad? Cabe señalar que al sacrificar el animal, se menciona el Nombre de Allah. Hemos oído a cierta gente dicir que esta carne es tan ilícita como la carne del cerdo; a pesar de que Allah -Enaltecido sea- dice: Y comed de aquello sobre lo que se haya mencionado el nombre de Allah y a pesar también de que el objetivo principal de este viaje es acercarse a Allah mediante la visita a la tumba de este piadoso, suplicando a Allah, pidiéndole auxilio por Su cercanía a él y esperar que las bendiciones (del difunto) nos alcancen a nosotros también. Cuando ocurre una disputa entre dos personas, juran ante la tumba de este piadoso, y hacen romerías allí anualmente. También es de nuestra costumbre ir a las tumbas de los piadosos en el caso de enfermedad. Y tenemos la cosumbre de que, en caso de litigio, se jura por esta tumba de preparar allí anualmente banquetes; y por ejemplo, si uno de nosotros padece una enfermedad mental u otra enfermedad grave, sus familiares lo llevan a estas tumbas de gente piadosa, y gracias a esas visitas se recupera de su enfermedad o locura. ¿Cuál es el veredicto legal de esto en el Islam? Por favor, aconséjenos.


Respuesta: Primero: No está permitido viajar para visitar a las tumbas, porque el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: No se hacen viajes de visita sino a tres mezquitas: mi mezquita (de Medina), la Mezquita Inviolable , y la mezquita de Al-Aqsa Segundo: Se permite a los hombres, y no a las mujeres, visitar las tumbas si están en el mismo lugar de residencia ; es decir, sin viajar, para reflexionar y suplicar a favor de los muertos si son musulmanes, porque el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Os había prohibido visitar los cementerios, ahora podréis visitarlos, que ello os recuerda de la Otra Vida. ( Número del tomo 1; Página 435) y porque es de la Sunna del Mensajero de Allah -que la paz y bendiciones de Allah sean con él- puesto que solía visitar a los muetos de Al Baqi‘ y los mártires de Uhud, saludarlos y suplicar por ellos.Tercero: Suplicar a los muertos, pedirles ayuda o socorro, sacrificar para ellos y creer que pueden beneficiar, dañar, curar a un enfermo o devolver a un ausente, todo esto se considera politeísmo mayor que saca a quien lo practica fuera del Islam.Cuarto: Sacrificar para Allah ante las tumbas pidiendo la bendición de los difuntos, suplicar a Allah ante ellas y prolongar la permanencia allí, esperando la bendición de los muertos (piadosos) e implorar a Allah haciéndose valer de su nobleza, virtud, bondad, etcétera, se consideran innovaciones en la religión. Mejor dicho, forma parte de los caminos que conducen al politeísmo mayor y por lo tanto se prohíbe hacerlos y se debe aconsejar a quien los comete.Quinto: En cuanto a sacrificar ante las tumbas, esperando la bendición de los muertos, es una innovación inadmisible y no se permite comer de esa carne para evitar el politeísmo y eliminar los caminos que conducen a él. Si el objetivo del sacrificio es acercarse al muerto, se considera un politeísmo mayor aunque se mencione el Nombre de Allah al sacrificarlo, porque la intención de los corazones esta más confirmada que las palabras, y es el fundamento de toda adoración. ( Número del tomo 1; Página 436) Sexto: El hecho de que algunos enfermos se curen al visitar las tumbas, no se considera como una justificación para hacerlo, porque el Decreto de Allah -Enaltecido sea- en curar al enfermo puede coincidir casualmente con el tiempo de visitar la tumba, y así, los ignorantes pueden pensar que el enfermo fue curado por el muerto. O también puede ocurrir que Satanás satisfaga algunas de las necesidades de los adoradores de ídolos y genios a fin de engañarlos, lo que tampoco se considera una justificación de esas acciones. Lo cierto es que su procedimiento se considera politeísmo, aunque sus necesidades se satisfagan, porque como hemos dicho, Satanás puede engañarles para que sigan el camino del politeísmo, o por coincidir con el Decreto Divino.¡Que Allah nos conceda el éxito!¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad,su familia y sus compañeros!

Relacionado: