Pedir bendiciones a los muertos y hacerlo en los cementerios

Pregunta: En nuestro país se celebra anualmente un festejo que llaman (‘Urs), junto a la tumba de un piadoso. El objetivo de ello es hacer llegar recompensa al alma del difunto. De modo que sacrifican vacas y ovejas, y dan de comer a los visitantes que acuden al festejo. Este ‘Urs no es sólo un banquete, sino también una manera de acercarse a Allah a través de suplicarle por medio del difunto. ( Número del tomo 1; Página 438)  Entre los actos que hacen: iluminar y decorar las tumbas de los piadosos con lámparas coloreadas; y cubrir las tumbas planas y sus alrededores con cemento y mármol. Se invita a la gente y los medios de comunicación, se quema incienso, y se celebra el nacimiento del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-. Además, los asistentes hacen la oración por él en voz alta, sentados y de pie, y cantan cánticos de elogio con y sin instrumentos músicales. Esto se califica de Dhikr Jali (recuerdo claro a Allah). También tocan las tumbas imaginando que este acto trae bendiciónes. Al mismo tiempo recitan el Corán y rezan allí. En el festejo se aceptan regalos y donaciones de dinero, el cual se dedica a construir patios o casas para los visitantes, o construyen una mezquita sobre la tumba o al lado. Los visitantes son niños, hombres y mujeres. Éstos piden la misericordia de Allah, le suplican para que les conceda hijos y bienes, y asimismo que les libre de las desgracias y las enfermedades, etc. Los herederos del difunto, sus representantes o los organizadores del festejo llaman a los visitantes a prestar el juramento de fidelidad para seguir el camino del difunto. Esto es su objetivo; puesto que el juramento de fidelidad conduce al camino recto, y facilita Al-Tawassul (suplicar a Allah por medio de un intercesor) a Allah, el Grande, para pedir Su satisfacción. Algunos hacen viajes de larga distancia para visitar las tumbas, y también vienen desde el extranjero para que salgan sus fotos en los periódicos anunciando su llegada, por ejemplo: (Llegó el sirviente de Agmiz Al-Sharif de la India ... desde Daka o Karachi). ( Número del tomo 1; Página 439) Y se incita a la gente a apresurarse en ofrecer los regalos y el dinero. Al mismo tiempo hay que aceptar los regalos presentados por los organizadores del festejo antes de dejar el lugar. Esos regalos se tratan de flores del jardín del difunto, de su tumba o de la tierra contigua a la tumba. Además, los organizadores mandan mensajes a mucha gente en todo el mundo, incluso en las Ciudades Sagradas, la Meca y Medina. Esos mensajes se mandan a los musulmanes bengalíes y pakistaníes que trabajan en Arabia Saudita, en sus respectivos idiomas. Leí algunos mensajes mandados por parte del representante de Agmiz Al-Sharif de la India, donde describe los rituales del festejo: ¿Cómo y cuándo se hace la circunvalación alrededor de la tumba?, ¿cómo y cuándo se abre la puerta del Paraíso, que se pretende que está al final de la tumba? Buscamos el refugio en Allah. También, los organizadores animan a la gente a mandar regalos, y asimismo le piden las direcciones de sus amigos. Si no, serán castigados. Al final, la gente cumple con sus requisitos, por temor del castigo, y piensan que está haciendo buenas obras.¡Oh Shayj! Hay un riachuelo al lado de la tumba de un hombre piadoso que murió hace 700 años, y fue un famoso predicador, se llamaba Shah Jalal Al-Yamani -que Allah tenga misericordia de él- en la región de Salamat. ( Número del tomo 1; Página 440) Pretendía que los peces del riachuelo eran sagrados. Así, cuando muere el pez, se le ofrece la oración fúnebre y se entierra. En esta región, la mayoría de la gente no come palomas, o mejor dicho se impide comerla, por ser atribuidas a aquel piadoso. Algunos creen que es del Shah Jalal, por lo tanto no debe ser comida. También en nuestro país hay una tortuga, se pretende que sea sagrada, y hay otras cosas lamentables. Por ejemplo, esta semana ocurrió algo extraño, que nos advirtimos de ello. Un hombre sigue el método de un shayj, del cual no sabemos nada, anunció que celebraría un festejo para su shayj, por eso, importó 25 camellos desde Pakistán (el camello es animal muy raro en nuestro país, sólo leemos sobre él en los cuentos de los desiertos y los árabes). También compró miles de vacas y ovejas, y las puso en una sala de exposición en la capital, para que las vea toda la gente. Además, marcó y engalanó esos animales. La gente estaba fascinada con ellos, y llegaron a verlos en masa, con motos y coches corriendo enfrente y detrás de ellos en filas. También había muchas medidas de seguridad, es que centenares de miles de personas -entre ellos la plebe y la élite- participaron en el festejo. Muchos lideres, altos cargos civiles y militares, y miembros del gobierno y fuera de ello, asistieron con coches y helicópteros al festejo que duró tres días. El organizador del festejo recibió el juramento de fidelidad de todos los asistentes. Juro por Allah que este evento ocurrió, y no hemos visto algo similar antes. Estamos preocupados. Nuestra fe es débil, y sabemos que la gente sigue el método de sus reyes o éstos reflejan la fe de los primeros. Pido perdón a Allah, pues Él es Perdonador y Misericordioso. ( Número del tomo 1; Página 441) Algunos construyen tumbas nuevas a las afueras de la ciudad, y llaman a la gente a esas desviadas celebraciones. También exhortan a la gente a gastar dinero, espantan y animan a la gente inventando historias sobre la posición y el prestigio del piadoso difunto. De ahí, los trenes y los vehículos se paran al lado de las tumbas, los pasajeros saludan al difunto y tiran dinero sobre las tumbas, hasta que éstas se convirtieron en fuente de ingreso. Buscamos el refugio en Allah.Espero saber su fatwa respecto a estos asuntos según el Libro de Allah (el Corán), la Sunna de su Mensajero y el consenso unánime para despejar las dudas. ¡Que Allah nos conceda el éxito! ¡Que Allah nos proteja de las malas prácticas, el politeísmo y las innovaciones en la religión! ¡Que Allah nos purifique de la falsa doctrina y nos haga adorarle, rindiéndole sinceramente la adoración, como musulmanes rectos! ¡Que Allah nos guíe al método del Profeta en nuestro país, Bangladesh y todos los otros países musulmanes! Nuestra fe es débil y no podemos resistir las tentaciones. Por favor, aclárenos lo que tenemos que hacer respecto a esta crisis religiosa. De hecho, su fatwa es muy importante. Esperamos pronto su respuesta, porque los incrédulos y los diablos se mueven rápidamente hacia la incredulidad, el politeísmo y las innovaciones. Fuimos de los negligentes. ¡Que Allah nos perdone a nosotros y a ustedes!


Respuesta: Todos los actos que ha contado están prohibidos, y se consideran innovaciones en la religión y extravíos. Satanás inspira a los insensatos e ignorantes para desviar a la gente del camino de Allah, al cual ha guiado a la secta salvada de entre las sectas de la Ummah (Nación Islámica). El Islam no reconoce celebrar el nacimiento de un shayj ni un Profeta ni cualquiera. Tampoco existe en el Islam sacrificio a otro fuera de Allah, sino que es politeísmo mayor, que le hará entrar en un fuego en el que será inmortal quien lo haga; porque Allah -Exaltado sea- dice: Di: En verdad mi oración[Salat], el sacrificio que pueda ofrecer, mi vida y mi muerte son para Allah, el Señor de los mundos(162)Él no tiene copartícipe En el Islam, está prohibido también pedir bendiciones a las piedras y al polvo de las tumbas. En el mismo sentido, dedicar actos de adoración a otro fuera de Allah -Exaltado sea-, es considerado como una forma del politeísmo mayor. No está permitido construir las mezquitas sobre las tumbas, ni decorarlas con yeso o mármol, dado que el Mensajero prohibió hacer estos actos. El Islam no reconoce cualquier acto de adoración al lado de las tumbas, entre ellos la oración, recitación del Corán, sacrificio, reparto de comida, circunvalación, etc. Mientras lo que está permitido es visitarlas para obtener lecciones y suplicar a Allah para perdonar a los muertos. Está totalmente rechazado en el Islam Al-Tawassul por los difuntos ni por su honor, que se considera una especie de invocación prohibida y una forma de politeísmo mayor. Por el contrario, Al-Tawassul se hace por los Nombres y los Atributos de Allah, asimismo por el monoteísmo, la creencia en Él y los otros actos bondadosos. Entre las evidencias de la prohibición de pedir bendición de las tumbas y los muertos, lo relatado por Al-Tirmidhi entre otros, mediante un Isnad (cadena de narradores) auténtico bajo la autoridad de Abu Waqid Al-Laithi, dijo: Hemos salido con el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- en dirección a Hunayn ( Número del tomo 1; Página 443) y en aquel entonces, éramos nuevos musulmanes que acababamos de abandonar la incredulidad. Los politeístas tenían una cedra denominada Dhat Anwat, donde se reunían y colgaban sus espadas. Pasando por otra cedra dijimos: ¡Mensajero de Allah!, asigna para nosotros Dhat Anwat, el Mensajero respondió !Allah Akbar! (Enaltecido sea Allah), son las tradiciones. Por Aquél en cuyas manos está mi alma, habéis dicho lo mismo que los hijos de Israel a Moisés: Queremos que nos busques un dios, igual que ellos tienen dioses ¡Que Allah nos conceda el éxito! ¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!

Relacionado: