El Evangelio verdadero dio la buena noticia de la misión de Muhammad -la paz y las bendiciones de Allah sean sobre él- y Allah -Glorificado sea-, desm

Pregunta: Un amigo mío me mandó un mensaje. Os envío una copia y espero que respondéis sobre lo siguiente: El mencionado misionero dice: El Corán se refiere claramente al Evangelio y los cristianos. El Corán dice: el Evangelio lleva a la guía y la luz - sura de Al-Ma`idah, aleya N° 46. El Corán dice: El Evangelio es una guía a todos los hombres - sura de Al-`Imran, aleya N° 34. El Corán dice: Los judíos y los cristianos recitan los Libros Divinos - sura de Al-Baqara, aleya N° 113. El Corán dice: Los cristianos reciben los juicios conforme al Evangelio - sura de Al-Ma`idah, aleya N° 47. Si Muhammad está en duda del Corán, éste le aconseja recurrir a los judíos y los cristianos ( Número del tomo 3; Página 336)  para preguntarles - sura de Yunus, aleya N° 94. Nunca el Corán dice que el Evangelio fuese distorsionado o carezca de confianza. Si el Evangelio estuviera distorsionado, como dice la mayoría de los musulmanes, el Corán no habría dicho: Los cristianos son de la gente del Libro, y recitan el Libro Divino. Si el Evangelio estuviera distorsionado o llevado al cielo, como dicen muchos musulmanes, el Corán no habría aconsejado a los cristianos que se recurrieran al Evangelio en los juicios religiosos; pues no es lógico que el Corán aconseje a los cristianos tomar un evangelio distorsionado o llevado al cielo como juez. Si el libro de la gente del Libro estuviera distorsionado, el Corán no habría aconsejado a Muhammad recurrir a la gente del Libro. ¿Estaba Muhammad en duda del Corán?


El comité contestó por lo siguiente: -La parte 1: El Corán se refiere claramente al Evangelio y los cristianos. El Corán dice: el Evangelio lleva a la guía y la luz - sura de Al-Ma`idah, aleya N° 46. Y dice: El Evangelio es una guía a todos los hombres - sura de Al-`Imran, aleya N° 34.La respuesta: Allah -Glorificado sea- mencionó el Evangelio en el Corán, y ordenó a su gente (los cristianos) creer en lo que está mencionado en ello. Y de entre las normas mencionadas en ello hay la buena noticia de la misión del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- y la obligación de creer en ella. Además Allah aceptó de cada profeta su compromiso que creería en su posterior profeta que Allah -Exaltado sea- envió. Por lo tanto Jesús -la paz sea con él- y su nación tuvieron que creer en Muhammad -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- y en su misión, debido a la universalidad de su misión, Allah -Altísimo sea- dice: E hicimos que te descendiera el Libro con la verdad, como confirmación de lo que había en el Libro y para preservarlo; así pues, juzga entre ellos según lo que Allah ha hecho descender, y no sigas sus deseos ( Número del tomo 3; Página 337) Allah -Exaltado sea-, informó que descendería el Libro con la verdad, como confirmación de lo que había en los Libros anteriores y para preservarlo, confirmando lo que quiera y anulando lo que quiera. Allah -Exaltado sea- alabó a aquellos que creyeron en ello de la gente del Libro -los judíos y los cristianos- y censuró a aquellos que no creyeron en ello e incumplieron el compromiso que hicieron, apartándose del orden de Allah. Allah -Enaltecido sea- dice: Y a la gente del Libro más les valdría creer. Los hay creyentes, pero la mayoría se han salido del camino(110)No os harán ningún daño aparte de alguna molestia, y si combaten contra vosotros, volverán la espalda ante vuestra presencia. Y luego no se les prestará auxilio Hasta la aleya en que Allah -Exaltado sea- dice: No todos los de la gente del Libro son iguales, los hay que forman una comunidad recta: recitan los signos de Allah durante la noche y se postran(113)Creen en Allah y en el Último Día, ordenan lo reconocido e impiden lo reprobable y compiten en las acciones de bien. Esos son de los justos(114)Y el bien que hagáis... No se os negará. Allah conoce a los que Le temen Allah -Enaltecido sea- dice: Mientras que encontrarás que los que están más próximos en afecto a los que creen, son los que dicen: Somos cristianos. Eso es porque entre ellos hay sacerdotes y monjes y no son soberbios(82)Cuando oyen lo que se le ha hecho descender al Mensajero, ves sus ojos inundados de lágrimas por la verdad que reconocen y dicen: ¡Señor nuestro! Creemos, escribe nuestros nombres con los que dan testimonio(83)¿Por qué no íbamos a creer en Allah y en la verdad que nos ha llegado si ansiamos que nuestro Señor nos haga entrar en la compañía de los justos?(84)Allah los recompensará por lo que dicen con jardines por cuyo suelo corren los ríos, donde serán inmortales. Esa es la recompensa de los bienhechores ( Número del tomo 3; Página 338) Allah -Enaltecido sea- dice: Combatid contra aquéllos, de los que recibieron el Libro, que no crean en Allah ni en el Último Día, no hagan ilícito lo que Allah y Su mensajero han hecho ilícito y no sigan la verdadera práctica de Adoración, hasta que paguen la yizia con sumisión y aceptando estar por debajo Hasta que dice: Han tomado a sus doctores y sacerdotes como señores en vez de Allah, igual que al Ungido, hijo de Maryam; cuando solamente se les ordenó que adoraran a un Único Dios. No hay dios sino Él. ¡Glorificado sea por encima de lo que Le asocian! Hay otras aleyas que fueron reveladas acerca de la alabanza sobre aquellos que creyeron en Muhammad -la paz y las bendiciones sean con él- y la censura de aquellos que no creyeron en él.El Evangelio que Allah -Glorificado sea- reveló a Jesús -la paz sea con él- es el que dio la noticia de la misión de Muhammad -la paz y las bendiciones sean con él-. No obstante, no creyeron en su misión. A pesar de eso, tomaron el Corán, que Allah le reveló, como pretexto, y creyeron en que los judíos crucificaron a Jesús hijo de María y lo mataron. Y dijeron que eso se encontrará en el Evangelio. Pero Allah -Glorificado sea- les desmintió como hizo con los judíos en eso en la aleya en que dijo: Y por haber dicho: Nosotros matamos al Ungido, hijo de Maryam, mensajero de Allah. Pero, aunque así lo creyeron, no lo mataron ni lo crucificaron. Y los que discrepan sobre él ( Número del tomo 3; Página 339) Y dijeron: Jesús hijo de María es hijo de Allah - Sea glorificado y ensalzado, muy por encima y a gran altura de lo que dicen- pero Allah les desmintió en eso, más bien, les describió con la incredulidad en la aleya siguiente: Han caído en incredulidad los que dicen que Allah es el Ungido, hijo de Maryam . Y dijeron que Jesús es socio de Allah, pero Él les describió con la incredulidad en eso en la aleya siguiente: Y han caído en incredulidad los que dicen: Allah es el tercero de tres, cuando no hay sino un Único Dios. Si no dejan de decir lo que dicen, ésos que han caído en la incredulidad tendrán un castigo doloroso Y dijeron que fuera permitido comer el cerdo y seguir el monacato, aunque todo eso no está en el Evangelio, sino que es una doctrina que Allah no ha prescrito ni permitido. Después de todas estas mentiras, dicen que el Evangelio no fue transgredido, y que no ocultaron ni añadieron nada en ello, y luego intentan justificar al Corán para confirmar sus mentiras e innovaciones, aferrando a lo ambiguo de las aleyas, apartando de lo claro a fin de hacer tribulación, darle un doble sentido con sus lenguas y ofender la práctica de adoración. Allah -Exaltado sea- dice: ¡Gente del Libro! Ha venido a vosotros Nuestro mensajero aclarándoos mucho de lo que ocultabais del Libro y perdonando muchas cosas Hasta el fin de la aleya: ¡Gente del Libro! Os ha llegado Nuestro mensajero para aclararos las cosas, tras un período de tiempo sin mensajeros, de manera que no pudierais decir: No nos ha llegado nadie que nos trajera buenas noticias y nos advirtiera Y dice: ¡Gente del Libro! No saquéis las cosas de quicio en vuestra Práctica de Adoración Hasta la aleya en que dice: El Ungido no desprecia ser un siervo de Allah ( Número del tomo 3; Página 340)  Si no lo hacéis, seréis de aquellos acerca de los cuales Allah -Exaltado sea- dice: Aquéllos que niegan a Allah y a Sus mensajeros y quieren hacer distinción entre Allah y Sus mensajeros; y dicen: Creemos en unos pero no creemos en otros; queriendo tomar un camino intermedio(150)Esos son los verdaderos incrédulos. Y hemos preparado para los incrédulos un castigo denigrante

Relacionado: