Ser socio de los no musulmanes en los proyectos comerciales

Pregunta: Vivimos en Australia, ( Número del tomo 2; Página 98) un país que pretende ser laico, de modo que permite la libertad del culto para todas las religiones, tanto como las prácticas irreligiosas. Pese a eso llama la atención que los medios de comunicación, tanto la radio como la televisión son dominadas por una influencia cristiano-judía, de manera que cualquier persona puede darse cuenta de eso. Los musulmanes representan uno de cada treinta y dos de los habitantes del país. A veces como musulmanes nos encontramos obligados a entrar a sus lugares de culto, para asistir sus cortejos fúnebres realizados por el alma de algún amigo o encargado u otro de entre ellos Es algo que el trabajo y la responsabilidad imponen. Otras veces algunos de ellos entran a nuestras casas y nos comparten la comida. Y a veces nos piden permiso para mirar adentro de la mezquita y para recorrerla (seguramente acorde a las normas islámicas correspondientes; quitarse los zapatos al entrar o taparse la cabeza de la mujer.) Entonces, cuál será el reglamento islámico acerca de los siguientes asuntos:1 -Entrar a sus casas.2 -Asistir a sus ceremonias religiosas.3 -Ser socio con los no musulmanes en los proyectos comerciales.4 -Que entren a nuestras casas.5 -Que entren a nuestros lugares de culto.6 -¿Está permitido que den un discurso en nuestras mezquitas?7 -¿Está permitido que den un discurso durante nuestros festejos en una sala de conferencias fuera de la mezquita?8 -¿Está permitido para nosotros encontrarnos con ellos; (sean judíos o cristianos) en una reunión pública auspiciada por el estado australiano o por un organismo estatal, en la que cada uno habla sobre un aspecto en particular de la religión, como por ejemplo; la paz en las religiones, la misericordia en las religiones y el sentido de la adoración en las religiones, etc.


Respuesta: Primero: Está permitido que ustedes entren a sus casas a fin de ablandar sus corazones, aconsejarlos y guiarlos u otros intereses semejantes; pero que no sea por amor y alianza hacia ellos. ( Número del tomo 2; Página 99)  Segundo: No está permitido que asistan a sus ceremonias religiosas, pues dicho acto significa consideración y complacencia de dichas ceremonias y la gran importancia dedicada por su parte a las mismas. Aparte de que dicho acto incrementa el número de los participantes en celebrar sus ritos religiosos.Tercero: Está permitido ser socio de ellos en los proyectos comerciales lícitos en caso de que haya seguridad de que no habrá algún engaño ni transacciones basadas en la usura o en los juegos de azar o en el desconocimiento de ciertas condiciones etc. Sin embargo es mejor no entrar en sociedad con ellos para evitar los motivos de dudas, de acusaciones, de sospechas y de peligro.Cuarto: Se puede permitirles visitarnos en nuestras casas, si tal acto no conduce a una tentación o a violar la privacidad de la familia, con tal si el objetivo es ablandar sus corazones, presentarles el consejo y la guía. Ya que quizá a través del buen tratamiento y de la consideración de las normas de la visita se den cuenta de la tolerancia del Islam, acepten el consejo y finalmente lo abracen. Allah -Enaltecido sea- dice: Allah no os prohíbe que tratéis bien y con justicia a los que no os hayan combatido a causa de vuestra creencia ni os hayan hecho abandonar vuestros hogares. Es cierto que Allah ama a los equitativos(8)Allah sólo os prohíbe que toméis por amigos aliados a los que os hayan combatido a causa de vuestra creencia, os hayan hecho abandonar vuestros hogares o hayan colaborado en vuestra expulsión. Quien los tome como amigos...Esos son los injustos Quinto: No está permitido que ingresen a la Mezquita Sagrada ni a la zona inviolable de la Meca y ( Número del tomo 2; Página 100) por otro lado no está permitido a los musulmanes permitirles hacer eso. Mientras que estará permitido para ellos ingresar a los demás lugares de culto para escuchar discursos y conferencias islámicas. Ya que quizá Allah-Enaltecido sea- halle amor entre nosotros, ablande sus corazones y los perdone, pues Él es Perdonador y Misericordioso.Sexto y séptimo: No está permitido permitirles dar un discurso o una charla en las mezquitas de los musulmanes, pues hay posibilidad de que provoquen sospechas o de que arrojen blasfemias sobre la religión de Allah o que adquieran cierto prestigio en los corazones de los presentes, lo que conducirá a una tentación y a un gran perjuicio, y lo mismo respecto a dar discursos o charlas en las salas de conferencias o en las reuniones de los musulmanes por los motivos antes mencionados. ( Número del tomo 2; Página 101) Octavo: Está permitido reunirse con los incrédulos en las conferencias públicas establecidas por el Estado a fin de realizar debates, charlas y seminarios sobre los asuntos religiosos, bajo la condición de que los ulemas musulmanes presentes clarifiquen las creencias del Islam, sus pilares y modales, contesten las sospechas provocadas por los rivales acerca del Islam y refuten sus pretensiones que lo deforman, y realicen todo lo que establece la verdad y la defiende. Y respecto a quien de entre los musulmanes teme dudar en su religión por su falta de conocimiento o por la debilidad de su razonamiento, no estará permitido para él asistir dichos seminarios u otros similares para no caerse en tribulaciones, dudas y sospechas.¡Que Allah nos conceda el éxito!¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad,su familia y sus compañeros!

Relacionado: