Prosternarse y sacrificar ofrendas ante las tumbas

Pregunta: ¿Cuál es el veredicto legal acerca de los que se prosternan y sacrifican ante las tumbas?


Respuesta: Prosternarse y sacrificar ofrendas ante las tumbas es idolatría propia de la época preislámica y politeísmo mayor, ya que, estos actos incluyen una adoración, y la adoración debe ser dirigida únicamente para Allah. Y la adoración sólo se dedica a Allah, y quien adore a otro fuera de Él será considerado politeísta. Allah -Exaltado sea- dice: Di: En verdad mi oración[Salat], el sacrificio que pueda ofrecer, mi vida y mi muerte son para Allah, el Señor de los mundos(162)Él no tiene copartícipe. Eso es lo que se me ha ordenado.Soy el primero de los musulmanes Y dice también: Es cierto que te hemos dado la Abundancia(1)Por eso reza a tu Señor y ofrece sacrificios Hay otras aleyas que subrayan que la prosternación y el sacrificio son tipos de adoración que sólo se dedican a Allah. El hecho de dedicarlos a otro fuera de Allah es considerado politeísmo mayor. Sin duda, el objetivo de que una persona se prosterne o sacrifique ante las tumbas es venerarlas y reverenciarlas. Fue narrado por Muslim en un Hadîz muy largo, en el capítulo de prohibir sacrificar para otro fuera de Allah y maldecir a quien lo haga, bajo la autoridad de ‘Ali ibn Abu Talib -que Allah esté complacido con él- relató que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: el Mensajero de Allah -que la paz y las bendiciones de Allah sean con él- me reveló cuatro palabras: ¡Maldiga Allah a quienes sacrifiquen por alguien o algo fuera de Él! ¡Maldiga Allah a quien maldiga a sus padres; ¡Maldiga Allah a quien acoja a un innovador (en cuestiones de la religión)! ¡Maldiga Allah al que cambie los límites de la Tierra! Fue narrado por Abu Dawud -que Allah tenga misericordia de él- en su Sunan mediante la siguiente cadena de transmisión de Thabit Ibn Al-Dahhak -que Allah esté complacido con él- dijo: ( Número del tomo 1; Página 194) Un hombre se comprometió a sacrificar unos camellos en Buwanah. Preguntó al Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- al respecto. El profeta le preguntó: "¿Acaso había algún ídolo de la época preislámica que las personas solían adorar allí?" Respondieron: "No". Dijo: "¿Acaso celebraban alguna de sus fiestas allí?" Dijeron: "No". El Mensajero de Allah dijo: "Entonces, cumple tu promesa, porque no se cumple un voto que implica la desobediencia a Allah, ni sobre lo que no posee el hijo de Adán" Ello significa que será maldecido quien sacrifique a otro fuera de Allah, y que resulta ilícito sacrificar en algún lugar en el que se venera a otro que no sea Allah o en un lugar de los idólatras, tumbas o de reunión acostumbrada de los preislámicos, aunque ello se haga por el amor de Allah.¡Que Allah nos conceda el éxito! ¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!

Relacionado: