Obedecer a Allah y cumplir los preceptos de Su shari'ah

Pregunta: Nos preguntó uno de quienes adoran los ídolos diciendo: "Allah envió al Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- a toda la gente como albriciador y amonestador, y ordenó terminar con la idolatría y, sin embargo, dejó la Piedra Negra, que está al lado de la Ka'ba; con el fin de visitarla, besarla e invocar allí a Allah ¿A qué se debe esto? Se debe a que los que adoran los ídolos no los adoran por sí mismos, sino para que sean solamente como un medio entre Allah -Glorificado y Exaltado sea- y ellos. Dijo también que esta Piedra y estos ídolos son iguales. Por lo tanto, escribí estas palabras para saber su opinión y para que me respondan con el fin de aprovecharme y beneficiar a los demás, si Allah -Glorificado sea- quiere.


Respuesta: La adoración es la obediencia total a Allah -Exaltado Sea- cumpliendo Sus órdenes y evitando Sus prohibiciones; así como a Su Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- siguiendo su ejemplo en hacer las buenas obras, esperando la recompensa de Allah -Exaltado sea-, temer Su castigo, tomar como lícito lo que Allah ha permitido, evitar lo que Allah ha prohíbido y someterse a Su la legislación. Pues Allah -Exaltado sea- dice: Han tomado a sus doctores y sacerdotes como señores en vez de Allah, igual que al Ungido, hijo de Maryam; cuando solamente se les ordenó que adoraran a un Único Dios. No hay dios sino Él. ¡Glorificado sea por encima de lo que Le asocian! Se ha comprobado que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- besó la Piedra Negra y la saludó en su circunvalación alrededor de la Casa por obediencia a Allah. También fue besada y saludada por sus Compañeros -que Allah esté complacido con ellos- siguiendo el ejemplo del Profeta y obedeciendo a Allah en los ritos de al-hajj (la peregrinación mayor), y no para venerar la Piedra sin que sea legislado por Allah -Exaltado sea-, Por eso mismo dijo ‘Umar ibn Al-Jattab -que Allah esté complacido con él- sus palabras famosas: (sé que eres una piedra que no beneficias ni perjudicas a nadie y si no fuera porque he visto al Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- besándote, no te besaría). Por esto, el acto de besar la Piedra Negra en el tawaf (circunvalar alrededor de la Ka`ba) es un rito y adoración a Allah, siguiendo Su shari'ah. Actos semejantes a esto son: el tawaf alrededor de la Ka‘ba en al-hajj y la ‘umrah (peregrinación menor), obligatoria y voluntariamente; dirigirse a la Casa Inviolable ( Número del tomo 1; Página 756) en la oración y la invocación y prohibir darle la cara al hacer las necesidades naturales. Todo esto es una adoración y obediencia a Allah siguiendo sus órdenes y evitando Sus prohibiciones y no es una legislación inventada por los musulmanes. El mismo hecho de la postración de los ángeles ante Adán -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- es una adoración y obediencia a Allah Quien les ordenó hacerlo, y no fue por adoración a Adán. Cuando Satanás se mostró arrogante y se negó a postrarse ante Adán, incurrió en la ira de Allah Quien le maldijo y le expulsó. Es digno de mencionar que todo lo que se mencionó de adoraciones no fue para tomar la Piedra, la Casa Inviolable y Adán -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- como medio de acercarse a Allah. El objetivo es, al fin y al cabo, obedecer el mandato de Allah y aplicar Su shari'ah, a diferencia de la adoración de los infieles a los ídolos que se trata de seguir la pasiones y legislarse lo que Allah no ordenó. Al contrario, Allah se lo prohibió, les amenazó con un castigo doloroso y envió a Sus mensajeros para negarlo y les ordenó combatir a los infieles por adorar a otros como medio de acercarse a Allah. Después de todo esto ¿Cómo podemos comparar entre lo que Allah ha mandado y lo que ha prohibido?, ¡Qué distintos son ambos casos! Comparar entre los dos casos es comparar entre los opuestos.¡Glorificado sea tu Señor, el Señor de la Gloria, que está por encima de lo que le asocían y la paz sobre los Mensajeros; y la Alabanza a Allah, Señor de los Mundos!¡Que Allah nos conceda el éxito! ¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!

Relacionado: