Los drusos

Alabado sea Allah, y que la paz y las bendiciones de Allah sean con su Mensajero, su Familia y sus Compañeros:El Comité Permanente de Investigaciones Científicas y Emisión de Fatwas consultó la carta enviada por Su Excelencia el Ministro Adjunto del Interior a Su Eminencia el Jefe General, Nº 2/5400 con fecha de 15/5/1397 H. El Comité también ha revisado los dos escritos adjuntos a la carta y que detallan dos debates supuestos: El primero se llevó a cabo entre un alumno druso que está estudiando en Al-Azhar y un jeque llamado por el mismo alumno como el gran Shayj de Al-Azhar cuyo nombre es Mustafa Al-Rafi‘i; el segundo se llevó a cabo entre un hombre que se atribuye a sí mismo a la Sunna y se llama Shayj Al-Haq Al-Husayni, y un profesor druso llamado Abu Hasan Hani Zaydan. De acuerdo con la petición de Su Excelencia de leer y contestar esta carta, he respondido de la siguiente manera:Primero: una introducción sobre los drusos que muestra su realidad. Segundo: una breve explicación sobre los dos debates que explica su ilusión y error. ( Número del tomo 2; Página 401)


Primero: una introducción sobre la ideología de los drusos Los drusos son una de la sectas secretas pertinentes a los cármatas esotéricos que practica Al-Taqiyya (práctica de la disimulación) de las convicciones religiosas. A veces, se hacen pasar por religiosos, ascetas, piadosos y mostrar los celos religiosos falsos. También fingen seguir diferentes sectas y grupos, como los Rafida, los sufíes y los seguidores de la familia del Profeta. Ellos afirman que son reformistas que quieren conciliar y unir a la gente con el objetivo de engañarles y apartarles de su religión. Continúan haciéndolo hasta convertirse en fuertes, y recibir apoyo de algún gobernante. Justo en este momento muestran su realidad, declaran sus dogmas y revelan sus intenciones, invocando a la corrupción y el mal, y llegando a ser un medio destructivo para las religiones, los credos y la ética.Esto es bien sabido para aquellos que se enteran de su historia desde el día en el cual el judío ‘Abdullah ibn Saba’ Al-Himyari estableció sus bases y puso sus principios, heredados de una generación a otra. Todos ellos se aferraron y aplican perfectamente hasta el momento actual. A pesar de que los drusos son una secta de los cármatas esotéricos, tienen sus propias manifestaciones relacionadas a su parentesco, el tiempo en el que aparecieron y las circunstancias que les ayudaron a salir.Lo que sigue es el resumen de todo esto, además de ejemplos y el veredicto de los ulemas acerca de ellos:1- Se atribuyen los drusos a Durzi. Éste es ( Número del tomo 2; Página 402) Abu ‘Abdullah Muhammad ibn Isma‘il Al-Durzi. Algunas fuentes le llaman ‘Abdullah Al-Durzi y Durzi ibn Muhammad. Se dice que Muhammad ibn Isma‘il Al-Durzi es Tishtakin o Hishtakin Al-Durzi. Se dice, también, que se atribuyen a Tayrouz, una ciudad de Persia. Escribió Al-Zubaydi en (Al-Tag) que la forma correcta es Darzi, tomada de los hijos de Darzah que son personas bajas y sastres.2 - Muhammad ibn Isma‘il Al-Durzi apareció durante el reinado de Al-Hakim Bi-Amrih Abu ‘Ali Al-Mansur ibn Al-‘Aziz, uno de los reyes ‘Ubaidy que gobernaron Egipto durante doscientos años, y afirmaron falsamente que eran de la familia del Profeta y que pertenecen, precisamente, a la descendencia de Fatima, -que Allah esté complacido con ella-.Al principio, Muhammad ibn Isma‘il Al-Durzi era un miembro de la cofradía ismailita esotérica que dice ser de los seguidores de Muhammad ibn Isma‘il ibn Ga‘far Al-Sadiq. A continuación de esto, se rebeló en contra de ellos, poniéndose en contacto con Al-Hakim Al-‘Ubaydi, con quien se puso de acuerdo sobre su pretensión de divinidad, llamando a la gente a adorarle.Este hombre alegó que Allah se encarnó en ‘Ali y que su espíritu pasó a su descendencia, uno por uno, hasta llegar a Al-Hakim. Luego, Al-Hakim le autorizó para que los egipcios le obedecieran en los asuntos religiosos. Cuando los musulmanes de Egipto se dieron cuenta de su realidad, se rebelaron contra él y mataron a algunos de sus seguidores; pero no pudieron matar a su líder, ya que se escapó y se refugió con Al-Hakim, quien le dio dinero y le ordenó viajar a Gran Siria para que difundiera su llamada allí. Así fue al valle de Taymullah ibn Tha‘laba, al oeste de Damasco, ( Número del tomo 2; Página 403) llamó a la gente a deificar a Al-Hakim, difundió los principios de los drusos allí y les distribuyó el dinero y ellos aceptaron su llamada.Otra persona pérsica que llamó también a deificar Al-Hakim es Hamza ibn ‘Ali ibn Ahmad Al-Hakimi Al-Durzi, uno de los líderes de los esotéricos. Entró en contacto con los hombres de la llamada secreta de los seguidores de Al-Hakim. Llamó en secreto a deificarle hasta que se convirtió en uno de los pilares de esta llamada. Entonces lo manifestó en público y afirmó que él era el mensajero de Al-Hakim, quien accedió a ello. Cuando Al-Hakim murió, su hijo 'Ali titulado por "Al-Zhahir li-I'zaz Din Allah" subió al trono, y declaró irresponsable de la llamada de deficar a su padre. Entonces, los drusos fueron perseguidos en Egipto, y Hamza escapó a Gran Siria y fue seguido por algunos de sus seguidores. La mayoría de ellos se instalaron en el distrito que más tarde fue llamado Gabal Al-Druz (la montaña de los drusos) en Siria. Los principios de los drusos:A) La reencarnación: Ellos creen que Allah se encarnó en ‘Ali -que Allah esté complacido con él-, y luego se encarnó en su descendencia, uno por uno, hasta que se encarnó en Al-Hakim Al-‘Ubaydi Abu ‘Ali Al-Mansur ibn Al-‘Aziz. Dan fe, pues, de la divinidad de éste, de su regreso y de que desaparecencia y reaparición.B) Al-Taqiyya: No revelan su realidad, excepto a sus seguidores y no revelan sus secretos, excepto a aquellos en los que tienen confianza de sus seguidores. ( Número del tomo 2; Página 404) C) La infalibilidad de sus imames: Creen que sus imames son infalibles de cometer errores o pecados. Mejor dicho, les deifican y adoran en lugar de Allah, igual que hicieron con Al-Hakim.D) Pretender conocer lo esotérico: Afirman que los textos de la Shar‘iah tienen sentidos esotéricos. Basándose en este principio, han construido su herejía con respecto a la Shar‘iah, desviando sus textos, órdenes y prohibiciones.En cuanto a su herejía relacionada con los textos de la Shari‘ah, niegan los Atributos de la Perfección de Allah, el Día Final, el Paraíso y el Infierno, sustituyendo todo eso por la reencarnación; es decir, la transferencia del espíritu del ser humano o el animal muerto a otro cuerpo en el momento de su creación, para vivir en este nuevo cuerpo en felicidad o en miseria. Y dicen: "el tiempo es interminable, el mundo es eterno, el útero empuja y la tierra se traga". Por otra parte, niegan la existencia de los Ángeles y Mensajeros, y siguen a los filósofos que ponen en práctica las bases y teorías de Aristóteles. ( Número del tomo 2; Página 405) En lo que atañe a su herejía relacionada con los textos de órdenes y prohibiciones, los desviaron de su verdadero significado, pues dicen que la oración se refiere al conocimiento de sus secretos y no al establecimiento de las oraciones rituales cinco veces al día y la noche. El ayuno, para ellos, significa ocultar sus secretos y no abstenerse de las cosas que anulan el ayuno desde el amanecer hasta el anochecer. La peregrinación es visitar a sus shayjs santos. Hicieron legal los pecados vergonzosos, ya sean cometidos abiertamente o en secreto, tales como casarse con las madres y las hijas, entre otras manipulaciones de los textos y rechazamiento de lo que es aprobado por los ulemas y conocido entre los musulmanes. Por eso, dijo Abu Hamid Al-Ghazali (Algacel), entre otros sabios musulmanes: "Aunque su doctrina es aparentemente semejante a la de los Rafida, constituye en el fondo una especie de pura incredulidad. Se parecen mucho a Ijwan Al-Safa tanto en sus doctrinas como en sus actos y método".E) Tienen la misma creencia del darwinismo: Dicen que la naturaleza genera la vida, mientras que la muerte surge debido al cese del calor del instinto, como el apagamiento de una lámpara de aceite, cuando se acaba el aceite, excepto para aquellos que mueren en accidentes.F) Invocar a Allah de una forma hipócrita y mentirosa: Fingen amar a la familia del Profeta ante las personas a las cuales quieren llamar a sus creencias. Si estas personas les responden, les llaman a la doctrina de Rafida y les muestran los defectos de los Compañeros y les denigran. Luego, empiezan a denigrar a ‘Ali y hablar de sus defectos. Más tarde, hacen lo mismo hablando mal de los Profetas, ya que dicen que los Profetas tienen secretos que no se ajustan a lo que llaman a sus pueblos a creer en ello. y dijeron que los profetas no son nada más que algunos hombres inteligentes que establecieron normas legales para sus pueblos a fin de obtener beneficios e intereses mundanos, etc.El veredicto de la Shari‘ah acerca de los drusos:Shayj Al-Islam Ibn Taymiya, -que Allah tenga misericordia de él- fue preguntado acerca del veredicto de la Shari‘ah acerca de los drusos y Al-Nusayriyya. Y así fue su respuesta: ( Número del tomo 2; Página 406) Estos Drusos y Nusayriyya son incrédulos de acuerdo con el consenso de todos los musulmanes. No está permitido comer de sus animales sacrificados, ni casarse con sus mujeres. Dado que rechazan la obligación del tributo, son apóstatas, y no se consideran musulmanes, ni judios o cristianos. También niegan la obligación de realizar las cinco oraciones, el ayuno del Ramadán, y la peregrinación mayor. No prohíben lo prohibido por Allah y Su Mensajero, como la carne de los animales muertos, el vino, etc. Aunque pronuncien los dos testimonios de la fe, se consideran incrédulos de acuerdo con el consenso unánime de todos los musulmanes. Cabe señalar que Al-Nusayriyya son los seguidores de Abu Shuhayb Muhammad ibn Nusayr, uno de los extremistas que afirmaban que ‘Ali era un dios y solían recitar el siguiente canto:Doy testimonio que no hay más dios que Haydarah (es decir, ‘Ali ibn Abu Talib) el no peludo, el de vientre anchoQue no hay velo que le cubre, exceptoMuhammad, el veraz y el fiableY que no hay ningún camino para él sinoSalman, el poderoso y el fuerteEn cuanto a los drusos, son los seguidores de Hashtakin Al-Durzi, uno de los esclavos liberados de Al-Hakim Al-‘Ubaydi, uno de los gobernantes esotéricos de Egipto. Al-Hakim le envió al pueblo de el valle de Taymullah ibn Tha‘laba, a quienes llamó a la divinidad de Al-Hakim. La gente le denominan allí como (Al-Bari Al-Ghulam) y juran por él. Pertenecen a los ismailitas que creen que Muhammad ibn Isma‘il derogó la Shari‘ah del profeta Muhammad ibn ‘Abdullah. Su incredulidad es más grande que la de las personas excesivas. Creen en la antigüedad del mundo y niegan la resurrección y las obligaciones y prohibiciones del Islam. Se atribuyen a los cármatas esotéricos cuya incredulidad es más fuerte que la de los judíos, los cristianos y ( Número del tomo 2; Página 407) los árabes idólatras. Su objetivo es practicar la filosofía siguiendo a Aristóteles y sus similares, o a los mazdeístas. Su doctrina se trata de una mezcla de las teorías de los filósofos y de los mazdeístas y fingin su pertenencia al Chíismo, y Allah sabe más.Shayj Al-Islam Ibn Taymiya dijo también contestando a una pregunta relacionada con el rechazamiento de algunas sectas de los drusos: Todos los ulemas musulmanes están de acuerdo en que esas personas son incrédulas; y quien tenga duda acerca de este juicio es incrédulo igual que ellos. No llegan al grado de la gente del Libro, ni los politeístas. Al contrario, son incrédulos extraviados. Es ilícito su alimento y está permitido tomar a sus mujeres en cautiverio y apoderarse de su dinero, ya que son apóstatas, y su arrepentimiento no puede ser aceptado, mejor dicho, ha de maldecirles y matarles dondequiera que estén. No está permitido usarles como guardias o porteros. Asimismo, hay que matar a sus líderes religiosos para que no extravíen a nadie. Está prohibido dormir con ellos en sus casas, acompañarlos, caminar con ellos, o asistir sus funerales. Los gobernantes musulmanes tienen que establecer Al-Hudud (castigos corporales prescritos para el crimen) a ellos. ¡En Allah buscamos ayuda!A continuación, exponemos las mentiras y los engaños que aparecen en el primer debate:1) Al principio del debate, se menciona que se llevó a cabo entre un estudiante druso en Al-Azhar (shayj Shawqi Hamada) y el Imam de Al-Azhar, Al-Shayj Mustafa Al-Rafi‘i, quien fue llamado más tarde como el gran Shayj de Al-Azhar. ( Número del tomo 2; Página 408) Esto conlleva confusión, ambigüedad, mentiras y calumnias. La confusión y ambigüedad radican en que el imán de Al-Azhar es quien lidera a las personas en las cinco oraciones obligatorias diarias en la Mezquita de Al-Azhar, donde puede también pronunciar el sermón del viernes. Este imán está oficialmente afiliado al Ministerio de Awqaf. El gran Shayj de Al-Azhar, al contrario, no lidera a la gente en la oración, ni pronuncia el sermón del viernes en la mezquita de Al-Azhar. Él es el responsable de la educación en Al-Azhar, y su posición es más alta que la de quien lidera a la gente en la oración. Las mentiras y calumnias consisten en que en ningún momento o época de la historia había un gran Shayj de Al-azhar llamado Mustafa Al-Rafi‘i. La historia en sí es la evidencia más clara en contra de estos alegatos. El autor de este escrito no está bien informado de lo que escribe. Es, pues, un debate inventado; pero esto no es extraño, ya que los drusos son esotéricos, y están acostumbrados a mentir, calumniar y practicar la disimulación.2) Luego, se menciona que el estudiante druso preguntó al supuesto Shayj Mustafa Al-Rafi‘i: ¿Cuál es su opinión sobre los drusos?Respondió Al-Shayj Al-Rafi‘i: "los drusos son musulmanes con respecto a sus hábitos, costumbres y morales, y no son musulmanes con respecto a su religión" .Tal respuesta no podría ser emitida por un musulmán que conoce bien los principios y las normas del Islam, y se da cuenta de las doctrinas, actos y estado de los drusos, y aún menos por un gran Shayj de Al-Azhar. Tanto la Shari‘ah del Islam como la historia de los ( Número del tomo 2; Página 409)  drusos dejan constancia de que los drusos no son musulmanes, ni aparentemente ni en su interior. Una vez que tienen una oportunidad, dejan al descubierto su realidad, manifiestan sus herejías y aberraciones doctrinales, declaran lícitos la sangre, el honor y el dinero de los musulmanes, y difunden la corrupción en la tierra como hicieron en la época de Al-Hakim Al-‘Ubaidi, uno de los gobernantes del Estado ‘Ubaydi de Egipto. Cuando la crisis les incide y no encuentran salida, ocultan sus intenciones, aparecen como gente piadosa y reformadora a pesar de su hipocresía y herejías. Así suelen comportarse con los musulmanes. A pesar de esto, el estudiante druso desaprobó la respuesta del supuesto Gran Shayj de Al-Azhar.3 ) El estudiante preguntó: ¿Cuál es la razón?Entonces respondió el Shayj presunto: "Porque ellos adoran a Al-Hakim". El estudiante druso se enfadó mucho y acusó al Shayj de estar equivocado. Sus palabras al respecto revelan su negación de la existencia del verdadero Dios. Es una clara señal de la incredulidad de los drusos y la falsedad de sus creencias. Pues dijo: "Está equivocado quien dice que nosotros deificamos a un gobernante. Al contrario, creemos que ningún dios es digno de ser adorado excepto Allah, el Único, el Señor Absoluto, el que no ha engendrado ni ha sido engendrado, y no hay nadie que se Le parezca. ( Número del tomo 2; Página 410) Es bien sabido que en nuestra doctrina -agregó el estudiante druso- no hay nada parecido a Allah; la vista no Le alcanza; no puede ser descrito; no se sienta o se levanta, ni vela o duerme; está por encima de los espíritus y números. También creemos que se podrá ver a Allah -Exaltado sea- en el Día Más Allá para que la creencia en Él sea completa. Entonces, establecerá la prueba clara en contra de ellos porque no Lo perciben, ni pueden llegar a su esencia con sus mentes. Mirar a Él es igual que mirarse en el espejo. ¡Oh gran Shayj!, ¿acaso no ves cuando te miras en el espejo una imagen idéntica a la tuya? El Shayj dijo: Sí. El estudiante druso dijo: Esa imagen está libre de las características humanas, pues no come o bebe, ni tiene conciencia, etc. Creemos que igual que cuando te miras en el espejo y ves tu imagen libre de todas las características, nosotros vemos la imagen de Allah, que es exaltado y libre de todos los atributos. La realidad histórica y científica demuestra que los drusos adoran y deificana a Al-Hakim, y que Al-Hakim Al-‘Ubaydi asumió la divinidad. Su séquito llamaba a la gente a adorarle. Por lo tanto, el estudiante druso es un mentiroso al negar esto. Posteriormente, hubo una confusión y mentiras en su discurso; su respuesta contiene muchas herejías. El estudiante dijo: "Está equivocado quien dice que nosotros deificamos a un gobernante", sin mencionar el nombre de Al-Hakim. Sin embargo, este asunto se refiere, precisamente, a Al-Hakim Al ‘Ubiydi que gobernó Egipto. ( Número del tomo 2; Página 411) Por otro lado, negó todos los atributos de Allah y le comparó con una imagen en el espejo cuando dijo: "Mirar a Él es igual que mirarse en el espejo". Y dijo: "¡Oh, Gran Shayj! Nosotros creemos que como te miras en el espejo y ves tu imagen sin sus características, vemos la imagen de Allah exaltado y libre de todas las características". De esta manera, él hizo que Allah no existiera.Al-Shayj preguntó: ¿Cuál es tu opinión acerca de la metempsicosis?El estudiante dijo: Creemos en la metempsicosis, que es una doctrina filosófica antigua que existía antes de los fatimíes, e incluso antes del Islam. Desde la antigüedad muchos filósofos creían en este principio. Por lo tanto, no es extraño que los drusos crean en la metempsicosis. Lo que sí es extraño es que los musulmanes la nieguen, aunque el Corán la menciona.Para fundamentar su opinión, citó las siguientes aleyas coránicas: ¿Cómo es que no creéis en Allah si estábais muertos y os dió la vida, luego os hará morir y de nuevo os dará la vida y volveréis a Él? Allah -Altísimo sea- dice en otra aleya: De ella os creamos, a ella os devolveremos y de ella os haremos salir de nuevo También mencionó como prueba un Hadith que atribuyó al Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-: "Todavía estoy pasando de las columnas vertebrales de hombres creyentes a los vientres de las mujeres creyentes hasta el día de hoy ... ". Entonces, el estudiante reconoció que los drusos ( Número del tomo 2; Página 412) creen en la metempsicosis, es decir, la reencarnación. Es una doctrina que defiende la transmigración del alma humana después de la muerte a otros cuerpos a la hora de su creación. Es bien sabido que aquellos que creen en este principio no creen en el Día de la Resurrección que fue mencionado claramente en el Corán, la Sunna y el consenso unánime de la Ummah (Nación Islámica). Tampoco creen en el rendimiento de cuentas o la retribución del Paraíso o el Infierno. Interpretan los textos de la resurrección por la salida de su imam, como el retorno y la reaparición de Al-Hakim según la opinión de los drusos. Dicen que cuando el alma se purifica a través de evitar el capricho, y conseguir la sabiduría y devoción, vuelve a su lugar original. Con la muerte llega a la perfección, deshaciéndose de las restricciones y los límites del cuerpo. En cuanto a las almas errantes que se apartan de la búsqueda de la orientación de los imames infalibles, se castigan por quedarse en los cuerpos reencarnándose de un ser a otro. Para apoyar su punto de vista, los drusos citan la aleya en que Allah -Enaltecido sea- dice: Cada vez que les queme la piel, se la cambiaremos por otra, para que prueben el castigo No hay ninguna duda de que su interpretación de la Resurrección por la aparición de su imam es una tergiversación de las palabras del Corán de su significado conocido en la lengua árabe y una contradicción con las aleyas claras y los textos de confianza que demuestran la Resurrección, el Rendimiento de Cuentas y la retribución en el Paraíso o el Infierno. ( Número del tomo 2; Página 413) Por lo tanto, su interpretación es un extravío claro e incredulidad pura. Su creencia en la metempsicosis según lo que se ha aclarado es una gran mentira que no tiene ningún fundamento racional o textual. Su afirmación de que el Corán hace mención de la metempsicosis es una mentira y calumnia, pues la interpretación de la aleya: ¿Cómo es que no creéis en Allah si estábais muertos y os dió la vida? es como sigue: Vosotros estabáis muertos antes de que Allah os forme en el vientre soplando el alma dentro de vosotros. Allah -Exaltado sea- os hizo vivir, y al acabar vuestras vidas en este mundo os hace morir, y luego os dará la vida en el Día de la Resurrección para rendiros cuenta. Este es el claro significado de la aleya en la lengua árabe en la que el Corán fue revelado y según lo explicado por la Sunna auténtica. Nada en la aleya indica que cuando el alma sale de una persona al morir, se traslada a otro cuerpo para vivir de nuevo en este mundo. Lo mismo ocurre con la interpretación de la aleya: De ella os creamos, a ella os devolveremos y de ella os haremos salir de nuevo Su significado es: Os hemos creado de la tierra y te hemos hecho vivir en este mundo, y a la tierra volvéis al enterrarse después de la muerte. Luego, en el momento de la Resurrección, te sacamos vivos de la tierra. La interpretación de las dos aleyas con lo que han afirmado de la reencarnación es, pues, una interpretación por los caprichos y una tergiversación no aceptada en la lengua árabe y contraria al sentido claro de las aleyas del Corán, los Hadices auténticos de confianza y el consenso unánime de los ulemas. ( Número del tomo 2; Página 414) En cuanto al Hadith que han mencionado, no está registrado en cualquiera de los conocidos libros de Hadith. La existencia de generaciones incrédulas precedidas del Profeta es una prueba de la mentira del estudiante druso. El Profeta no pasó en la columna vertebral de los padres creyentes y los vientres de las mujeres creyentes en todas las clases de sus antepasados. Algunos de ellos eran creyentes, como Abraham e Ismael, mientras que otros eran incrédulos. Por lo tanto, es un Hadith Mawdu‘ (Inventado). En lo que atañe a la aleya en que Allah -Enaltecido sea- dice: Cada vez que les queme la piel, se la cambiaremos por otra, para que prueben el castigo , es una declaración clara con respecto a los incrédulos del infierno cuyo castigo será continuo en el Día de la Resurrección. El Hadith no significa absolutamente que cuando el alma abandone el cuerpo por la muerte, pasa a otro cuerpo como forma de castigo al alma. Es una interpretación falsa y tergiversada.El druso concluyó el diálogo con la confesión del presunto Shayj Al-Rafi‘i de que los drusos son la mejor secta islámica en absoluto. No hay duda de que esta confesión es engañosa, ya que es emitida por un inventado Shayj. ( Número del tomo 2; Página 415) Si hubiera sido verdadero el debate entablado entre Al-Shayj y el estudiante druso, tampoco se podría llegar a esta conclusión. Muchas personas pueden tener razón, pero son incapaces de expresarse por falta de conocimientos. Su rendimiento ante el interlocutor no indica la corrección de la perspectiva de éste.Aclaración de las mentiras y calumnias en el segundo debate:El segundo debate se realizó entre una persona que dice ser un ulema sunnita llamado Al-Shayj Al-Haq Al-Husayni, que trabaja como jefe del departamento de estudios orientales en alguna facultad, y un profesor druso llamado Al-Shayj Abu Hasan Zaydan. Se trata de un conjunto de preguntas hechas por el presunto sunnita al druso, quien las responde. El estilo del debate es arcaico y tiene muchas estructuras débiles y sentidos ambiguos. Esto indica que el debate es inventado, o quizá sí ocurrió pero entre dos personas de poca importancia que no tienen la capacidad de sacar buenas conclusiones. Aquí están los detalles:El presunto sunnita, dijo: Pregunta 1: ¿Cuál es tu religión?Respuesta 1: El druso respondió: "Nuestra religión es el Islam" .Se ha mencionado anteriormente, en las páginas 2 a 4, que los drusos no son musulmanes y que su incredulidad es mayor que la de los judíos y los cristianos, etc. Las respuestas y los comentarios del druso del segundo debate acerca de los pilares del Islam, que vamos a exponer a continuación, dejan constancia de que no son musulmanes. ( Número del tomo 2; Página 416) Pregunta 2: ¿Cuál es vuestra doctrina? Respuesta 2: "Nuestra doctrina es declarar la Unicidad de Allah -Exaltado sea- y aceptar el mensaje del profeta, y esta es una de las doctrinas de taqiyya en el Islam". El druso confesó en esta respuesta que la doctrina de los drusos es Al-taqiyya, es decir, la práctica de la disimulación. Él tiene razón en esta confesión. Es bien sabido que Al-taqiyya es sinónimo de la disimulación, el fraude y la hipocresía tanto en la creencia como en los dichos y hechos. El druso explicó, asimismo, que su doctrina es declarar la Unicidad de Allah y aceptar el mensaje del profeta. Mas, su dios a quien unifican y adoran es Al-Hakim Al-‘Ubaydi, el rey de Egipto, y el profeta en el que creen es el mensajero de Al-Hakim, eligido para llamar a la gente a la adoración de Al-Hakim, como Hamza ibn ‘Ali ibn Ahmad Al-Farisi Al-Hakimi el druso, que fue titulado como "el mensajero de Allah" por Al-Hakim Al-Fatimy. La respuesta falsa y engañosa del druso pone en práctica, pues, su doctrina de Al-taqiyya.Pregunta 3: ¿Vosotros sois sunnitas o chiitas?Respuesta 3: Ni sunitas ni chiítas, somos una de las sectas a las cuales el Mensajero hizo referencia en su Hadith: "Mi Ummah (Nación Islámica) se dividirá después de mi muerte en setenta y tres sectas". ( Número del tomo 2; Página 417) El druso esbozó su respuesta a la tercera cuestión, pues declaró que los drusos no son sunnitas ni chiítas; pero no puso de manifiesto la realidad de su secta, dejándola así tan ambigua, pues dijo: es una de las sectas a las cuales el Mensajero hizo referencia en su Hadith: "Mi Ummah se dividirá después de mi muerte en setenta y tres sectas". Es una respuesta caracterizada por cometer errores de lenguaje, distorsionar el Hadith profético y engañar a quien pregunta, ya que no determina una respuesta concreta, además de mentir al decir que no son chiítas, ya que son de los cármatas esotéricos, una de las sectas más malvadas de los chiitas extremistas.Pregunta 4: ¿Realizáis la oración en sus tiempos debidos?Respuesta 4: Sí, porque la oración es obligatoria a todos los creyentes, y porque trae al siervo más cercano a su Creador.Pregunta 5: ¿Cómo realizáis la oración?Respuesta 5: Cuando realizamos la oración fúnebre, nos dirigimos a Al-Qibla, pero el oración regular es una reunión Dhikr (recuerdo a Allah).La respuesta de la cuarta y quinta pregunta es general y abreviada, algo que le permite al druso escapar, por un lado, y tergiversar el sentido de la oración, por otro. Así lo hizo al decir: "realizamos la oración, porque la oración es obligatoria a todos los creyentes, y porque trae al siervo más cercano a su Creador". Luego, se alteró el significado de la oración cuando dijo: "Cuando realizamos la oración fúnebre, nos dirigimos a Al-Qibla". También cometió un error al interpretar la oración regular como una reunión de recuerdo a Allah, ya que esto supone una negación de las cinco oraciones diarias según la forma explicada por el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- y una contradicción con su pretensión en la respuesta de la primera pregunta de que su religión es el Islam. ( Número del tomo 2; Página 418) Pregunta 6: ¿Os inclináis en la oración?Respuesta 6: Para nosotros, la inclinación es un acto supererogatorio.Pregunta 7: ¿Os postráis en la oración?Respuesta 7: Sí, nos postramos, porque es obligatorio para acercarse a Allah y buscar su ayuda.La respuesta de la pregunta sexta y séptima también es abreviada e ineficiente. A pesar de esto el druso negó que la inclinación fuera obligatoria y mencionó que es un acto supererogatorio. En cuanto a la postración, admitió que era obligatoria pero resumió la manera de realizarla como si hubiera una connivencia entre el que pregunta y el que responde, o como si fueran una sola persona. Esto también se contradice con sus palabras en la respuesta de la primera pregunta de que su religión es el Islam, ya que la oración en el Islam no es una reunión de recuerdo a Allah, sino que son cinco oraciones diarias que se hacen según la forma establecida y conocida. Esta persona es, pues, extraviada según el juicio del Corán, la Sunna y el consenso unánime de los ulemas.Pregunta 8: ¿Ayunáis en el mes de Ramadán? ( Número del tomo 2; Página 419) Respuesta 8: Algunas personas, como los viejos, ayunan, pero para nosotros el ayuno aparente es un acto voluntario. El ayuno verdadero consiste en apartarse de las cosas prohibidas. En este caso, es obligatorio a lo largo de toda la vida, y no en determinados momentos. Nosotros creemos que no sirve para nada ayunar aparentemente mientras se sigue cometiendo las cosas prohibidas por Allah y Su Mensajero.En su respuesta a la octava pregunta, el druso negó la obligación del ayuno del mes de Ramadán, cuando dijo: "el ayuno aparente es un acto voluntario". Interpretó el ayuno verdadero por apartar de las prohibiciones. Esto es una negación de lo que es un asunto innegable del Islam, y una distorsión de los textos, que tiene por objetivo liberar a las personas religiosamente responsables de las obligaciones islámicas establecidas por Allah y Su Mensajero. Se trata de una incredulidad pura y apostasía del Islam demostrada por el Corán, la Sunna y el consenso unánime de los ulemas. Y también se contradice con su afirmación de que el Islam es su religión.Pregunta 9: ¿Realizáis la peregrinación mayor?Respuesta 9: Para nosotros, la peregrinación mayor también es un acto voluntario, pues Allah dice en el Corán: Los hombres tienen la obligación con Allah de peregrinar a la Casa, si encuentran medio de hacerlo La frase (si encuentran medio de hacerlo), es una excusa para quienes no pueden realizar la peregrinación mayor. ( Número del tomo 2; Página 420) En la novena pregunta el druso hizo lo mismo, negando la obligatoriedad de la peregrinación mayor, igual que hizo con el ayuno, pues dijo: "Para nosotros la peregrinación mayor es un acto voluntario". Negar esta obligación es una incredulidad, porque es un asunto innegable del Islam. Luego, camufló la respuesta citando una aleya clara que confirma la obligación de realizar la peregrinación a quien pueda. La excusa expresada en la aleya es para las personas incapaces de realizarla, ni por sí mismos ni por quienes les pueden sustituir. Esto también se contradice con su alegato en respuesta a la primera pregunta de que la religión de los drusos es el Islam.Pregunta 10: ¿Ha realizado alguno de vosotros la peregrinación mayor en la Meca? Respuesta 10: Sí, muchos de nosotros han visitado la Meca y Medina. Esta pregunta es general y abreviada, algo que le permite, a quien responde, desviarse. De hecho, el druso dio una respuesta general con la que el viaje puede ser interpretado como un viaje normal a la Meca, igual que cualquier otro viaje realizado a un cierto país, por ejemplo, para entretenerse. Pues dijo: "Muchos de nosostros hemos visitado la Meca y Medina". Esta es la costumbre de los cármatas esotéricos, ya que suelen disimularse y practicar Al-taqiyya, como se mencionó anteriormente.Pregunta 11: ¿Cómo realizáis la oración fúnebre?Respuesta 11: Realizamos la oración fúnebre de acuerdo a la Sunna, siguiendo la escuela Shafi‘í de Fiqh. Para que no os esforcéis mucho buscando en este asunto, os hacemos referencia a un libro publicado por el consejo religioso de "Al-'Aql" que es la máxima referencia de nuestra doctrina monoteísta. A través de este libro podéis conocer la realidad de nuestros ritos doctrinales con respecto a la oración fúnebre, los contratos de matrimonio y la herencia, entre otros asuntos.Mientras el preguntador está hojeando el libro, hizo esta pregunta al druso: "Sois verdaderamente musulmanes". ( Número del tomo 2; Página 421) La respuesta a esta pregunta está llena de mentiras y contradicciones. Aunque negó al contestar la tercera pregunta que los drusos eran de Ahl Al-Sunnah, afirma aquí que realizan la oración fúnebre de acuerdo con la escuela de Fiqh de Shafi‘í, dado que Al-Shafi‘i es de Ahl Al-Sunnah. Entonces, ¿cómo realizan la oración fúnebre según su escuela de Fiqh? Luego se desvió de aclarar la respuesta y refirió a un libro ambiguo, sin determinar su título para que se pueda conocer la verdad de su pretensión de que realizan la oración fúnebre según la Sunna y de acuerdo con la escuela Shafi‘í de Fiqh. El druso mencionó que el supuesto ulema sunnita dijo después de hojear el libro: "Sois verdaderamente musulmanes". Se ha mencionado anteriormente que una confesión en un debate inventado como éste es insignificante. No es nada más que un camuflaje y propaganda mentirosa para la doctrina de los drusos.Si la doctrina de los drusos fuera conforme al Islam, el druso habría mostrado el título del libro para que se pudiera conocer la verdad; pero él temía que el asunto se revelara, razón por la cual prefirió ocultar el título. De hecho, esta es la costumbre tanto de él como la de su pueblo. Buscamos refugio en Allah de él. Pregunta 12: ¿Cuál es vuestra forma de distribuir la herencia?Respuesta 12: Nuestra forma de distribuir la herencia está en conformidad con los juicios de la Shari‘ah a menos que el fallecido deje un testamento. Si deja un testamento, la distribución de la herencia será de acuerdo con lo que él ha escrito en el testamento, porque el testamento para nosotros es una cuestión obligatoria que se debe aplicar, atendiendo a las aleyas siguientes: Allah os prescribe acerca de (la herencia de) vuestros hijos: al varón le corresponde la misma parte que a dos hembras ( Número del tomo 2; Página 422) y: Una vez se hayan descontado los legados que deje o las deudas Pregunta 13: ¿Cómo escribís el testamento?Respuesta 13: Para nosotros, cada hombre tiene todo el derecho de legar sus bienes a quien quiera, ya sea un pariente suyo o no.Pregunta 14: La Sunna impide incluir a un heredero en el testamento, entonces ¿por qué hacéis eso?Respuesta 14: Nosotros podemos incluir a los herederos en el testamento, en conformidad con la noble aleya: Se os ha prescrito que cuando a alguno de vosotros se le presente la muerte dejando bienes, el testamento sea a favor de los padres y de los parientes más próximos Esta aleya indica claramente que está permitido incluir tanto a los herederos como a los no son así en el testamento, y esto es lo que hacemos. ( Número del tomo 2; Página 423) El druso menciona en su respuesta a las preguntas N º 12, 13 y 14 que distribuyen la herencia de acuerdo con los juicios de la Shari‘ah, pero no los determinó. Luego, dice que esto sólo se hace en caso de que el muerto no deja testamento, y que si lo deja, la herencia se distribuye de acuerdo con el testamento, ya sea con todos los bienes o con una sola parte, y ya sea a un heredero o no. Esto se contradice con los textos de la Shari‘ah que aseguran que no se puede incluir a un heredero en el testamento, algo de que todos los musulmanes están de acuerdo. Concluimos de todo eso que es mentirosa la respuesta de la primera pregunta de que la religión de los drusos es el Islam. En cuanto a la aleya: Allah os prescribe acerca de (la herencia de) vuestros hijos: al varón le corresponde la misma parte que a dos hembras ( Número del tomo 2; Página 424) , va seguida de otras aleyas que aclaran las proporciones legales de la herencia y los detalles de las acciones de los herederos. Es un mandato divino para cumplir con los límites que Allah ha prescrito para cada heredero. Allah no nos deja oportunidad para incluir en el testamento a aquellos mencionados en las dos aleyas, ni para determinar la cantidad que se debe establecer para cada uno de ellos. Allah aclara los tipos de herederos y las proporciones de cada uno y nos ordena obedecerle al respecto. Explica, asimismo, que la herencia debe ser distribuida entre los herederos una vez pagadas las deudas del difunto y ejecutado su testamento a un no heredero dentro del límite del tercio de acuerdo con la aclaración del Profeta. La conclusión del druso basada en las dos aleyas es generalizada y confusa, pues entiende mal el significado del testamento relacionado con la distribución de la herencia y el testamento que debe ser ejecutado antes de la distribución. Este druso pasó por alto la Sunna que se debe seguir para limitar el testamento. También pasa por alto el consenso unánime de los ulemas con respecto a esto. De hecho, esta es la costumbre de los innovadores en la religión: generalización y camuflaje para engañar a quien le discute, apartándole de la verdad y acercándole a la falsedad. Así, aparecen bastante claras su herejía, tergiversación de los verdaderos sentidos del Corán y contraposición con los hechos y dichos del Profeta y del consenso unánime de los Compañeros y los ulemas musulmanes. Y sólo hacen todo eso para complacer sus propios caprichos y estar de acuerdo con quienes son similares a ellos.Pregunta 15: ¿Creéis en la poligamia?Respuesta 15: No, la poligamia, en nuestra doctrina, no está permitida, de conformidad con las aleyas siguientes: Os hemos creado en parejas Y hemos creado dos parejas de cada cosa pero si os teméis no ser equitativos... entonces con una sóla Y no seréis capaces de tratar con justicia a las mujeres, incluso si estáis interesados en hacer eso. Como creemos que no es posible tratar con justicia a dos mujeres, está obligatorio casarse con una sola mujer.En su respuesta a la pregunta decimoquinta, el druso negó un asunto innegable del Islam, lo que es la legitimidad de la poligamia, pero fundamentó su teoría en pruebas poco fiables. y tomó las siguientes aleyas como pruebas: Os hemos creado en parejas , y Y hemos creado dos parejas de cada cosa ( Número del tomo 2; Página 425) Es bien sabido que las dos aleyas hablan de los fenómenos cósmicos de Allah en la creación de las cosas. La sabiduría divina decretó crear en cada par de vivos, ya sean animales o plantas, un macho y una hembra para llevar a cabo la fecundación, el nacimiento y el desarrollo de la vida, además de lograr los beneficios e intereses. Las dos aleyas no tienen, pues, nada que ver con la poligamia, de modo que tomarlas como prueba de la prohibición de la poligamia es una distorsión del significado del Corán y una tergiversación de sus fines. En cuanto a la aleya en que Allah -Enaltecido sea- dice: pero si os teméis no ser equitativos... entonces con una sóla o las que posea vuestra diestra Al comienzo de esta aleya se hace mención clara de la legitimidad de la poligamia cuando el hombre está seguro de que será capaz de ser justo al tratar con las mujeres respecto a los asuntos de la subsistencia y los gastos, algo que no es imposible de realizar. En cuanto a la aleya en que Allah -Enaltecido sea- dice: No podréis ser equitativos con las mujeres aunque lo intentéis, pero no os inclinéis del todo dejando a la otra como si estuviera suspensa en el aire , se refiere a la imposibilidad de ser equitativos con respecto al amor y la inclinación psicológica, y no significa la negación de cumplir con la justicia respecto a la vivienda y los gastos. El Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- lo clarificó a través de sus dichos y hechos, pues se casó con más de una esposa, pero siempre era equitativo al tratarlas igual en los medios de subsistencia, y dijo: ¡Señor mío! Esta es mi repartición respecto a lo que tengo. no me censures por lo que tienes Tu y no tengo yo. Los Compañeros del Profeta -en cuya lengua el Corán fue revelado- estuvieron de acuerdo sobre la legitimidad de la poligamia, e incluso, la realizaron. No cabe duda que ellos entienden el Corán mejor que el druso y su secta que siguen sus deseos y caprichos al interpretar el Libro de Allah, imitando así a los cristianos y los ateos, y satisfaciendo a lo que llaman el sexo débil.El druso distorsionó la cuarta aleya en la que Allah dice: ( Número del tomo 2; Página 426)  No podréis ser equitativos con las mujeres aunque lo intentéis y añadió al texto de la aleya algo que ni dice ni quiso decir.Pregunta 16: ¿Es lícito el divorcio en vuestra doctrina?Respuesta 16: Sí, el divorcio está permitido por razones legítimas. No obstante, el hombre que se divorcia por razones no legítimas o sin el consentimiento entre él y su esposa, debe darle a ella la mitad de sus bienes. Si ella es quien provocó el divorcio, cometiendo algún pecado, tiene que pagar la mitad de sus bienes a su marido.En su respuesta a esta pregunta, el druso confesó que el divorcio está permitido por razones legítimas, pero ocultó estas razones, siguiendo el principio de taqiyya para disimular la realidad de la doctrina de los drusos, ya que esta es su forma de hablar con quien no está de acuerdo con ellos. Para colmo, inventó una legislación que nunca fue revelada por Allah. Ellos obligan al marido dar la mitad de sus bienes a su esposa si se divorcia de ella sin ninguna razón legítima o sin su consentimiento. De la misma forma, obligan a la esposa dar la mitad de sus bienes si ella es quien provoca el divorcio por haber cometido algún pecado. Esto contradice explícitamente con los derechos de los cónyuges legislados por el Islam en el caso del divorcio, y con su respuesta a la primera pregunta, al decir que su religión es el Islam. ( Número del tomo 2; Página 427) Pregunta 17: Dicen que creéis en la metempsicosis, ¿en qué se basa esta creencia?Respuesta 17: Sí, creemos en la metempsicosis, y esta creencia se basa en dos evidencias: la primera sacada de los textos del Corán; y la segunda, de la razón. En cuanto a los textos del Corán, Allah -Enaltecido sea- dice: ¿Cómo es que no creéis en Allah si estábais muertos y os dió la vida, luego os hará morir y de nuevo os dará la vida y volveréis a Él? Nosotros opinamos que esta aleya coránica, entre otras, se refiere a dicha doctrina. En cuanto a la razón, dado que Allah es Justo con Sus criaturas, ¿por qué hace estas grandes diferencias entre la gente, haciendo a algunos como ricos y otros pobres, algunos afortunados y otros desafortunados, algunos guapos y otros feos...? Basándonos en que siempre hay nuevos niños que se crean en esta vida, en que su suerte es bastante variada, en que nosotros creemos que Allah es absolutamente Justo, y en la aleya antes mencionada, creemos en la metempsicosis.El druso mencionó en su respuesta a la pregunta 17 sus pruebas sacadas de los textos del Corán y de la razón según la doctrina de los drusos. Se ha aclarado anteriormente, en el párrafo cuarto del primer debate, el significado de la metempsicosis, junto con la discusión de las pruebas de los drusos sacadas de los textos. Ya hemos explicado que esta doctrina no existe en el Islam y que se una mera alucinación. La resurrección y la forma y tipos de la retribución son cuestiones acústicas que no pueden ser explicadas por la mente. ( Número del tomo 2; Página 428) En cuanto a su prueba racional de que Allah es totalmente Justo y Sabio, de que las criaturas son ampliamente diferentes, tanto en el comportamiento como en la moral, los actos y el sustento, y de que la Justicia de Allah implica que cada uno debe ser juzgado conforme a sus propios actos, lo que se realiza a través de crearlo de nuevo en este mundo, reencarnando su alma en otro cuerpo para que sea castigada por estar en el nuevo cuerpo. A este respecto, afirmamos que las pruebas mencionadas no demuestran el retorno del alma después de la muerte a otro cuerpo en el mundo. Es una mera suposición. Sólo los textos del Corán y la Sunna son los que detallan la forma de la retribución. Éstos indican explícitamente que habrá otro Día al final de esta vida en que tendrá lugar la retribución. Este Día se llama el de la Resucitación y del Levantamiento. Es posible que Allah apresure una parte de la compensación en la vida, pero como Él quiera, no como los drusos quieran.Pregunta 18: ¿Creéis que ‘Umar, Abu Bakr y ‘Uthman tenían más derecho que ‘Ali de ser nombrados como califas después del Profeta o acaso créis que ‘Ali tenía este derecho?Respuesta 18: Sólo Allah -Exaltado sea- es quien lo sabe, pero creemos que la vida está limitada según la aleya siguiente: Pero Allah no va a dar ningún plazo a nadie cuando le llegue su fin Dado que Abu Bakr, ‘Umar y ‘Uthman murieron durante la vida de ‘Ali, si éste hubiera sido nombrado como Califa tras la muerte del Profeta, Abu Bakr, ‘Umar y ‘Uthman ( Número del tomo 2; Página 429) hubieran muerto en su vida sin haber podido cumplir con su misión a la Ummah. Por eso, la voluntad de Allah quiso, de esta manera, que cada uno de los cuatro cumpliera con su propia misión.El druso respondió indirectamente a esta pregunta. Dijo que Allah lo sabe mejor, siguiendo, como es de costumbre, el principio de taqiyya para ocultar su verdadera doctrina. Luego, habló filosóficamente sobre el retraso del Califato de ‘Ali al de los otros tres Califas. Mencionó que Allah sabía que los tres morirían antes de ‘Ali, y, por eso, los hizo asumir el Califato antes de él para que llevaran a cabo sus misiones y sirvieran la Ummah islámica, ya que si ‘Ali hubiera asumido el califato antes que ellos, no hubieran sido nombrados como Califas porque ellos murieron antes que él. Por lo tanto -agregó el druso- la Voluntad de Allah decretó que el Califato fuera según la posición conocida. Es, pues, una respuesta indirecta y desviación de la cuestión preguntada, que es la regla islámica, a lo que él llamó la sabiduría del reglamento cósmico. Sin embargo, su respuesta está en contra de su credo acerca de los Califas virtuosos -que Allah esté complacido con ellos-, pues los drusos maldicen a los tres primeros califas y divinizan a ‘Ali. La respuesta en total es falsificada y tergiversada y aplica el principio de Al-taqiyya. Se entiende de sus palabras que asumir el Califato por los tres primeros Califas antes que ‘Ali no fue a causa de su virtud por encima de él, sino por una cuestión cósmica, predestinada por Allah, y esto se contradice con el consenso de los seguidores de la Sunna.Pregunta 19: ¿Preferéis a Abu Bakr, ‘Umar, ‘Uthman y ‘Ali según su orden en la asunción del califato? ( Número del tomo 2; Página 430) Respuesta 19: Sí, pero al mismo tiempo no los preferimos en el rango a nadie. Creemos que ‘Ali es superior a ellos de acuerdo con el Hadith que el Profeta -la paz y la bendición de Allah sean con él- dijo en su sermón en el día de la Peregrinación de Despedida: "Para quien yo sea amigo, ‘Ali también es su amigo. ¡Oh, Allah! Se amigo de quien le tome por amigo, y sé enemigo de quien le tome por enemigo".El druso se contradijo a sí mismo en la respuesta a esta pregunta y negó los méritos de los tres Califas virtuosos Abu Bakr, ‘Umar y ‘Uthman, pues dijo: "Sí"; es decir, preferimos a los cuatro Califas según su orden en la asunción del Califato. Luego, dijo: nosotros no los preferimos en el rango a nadie. Esta es una declaración explícita de que ellos no los prefieren en general a cualquier otra persona. Informó, asimismo, que ‘Ali es superior que ellos- que Allah esté complacido con todos ellos- a pesar de que fue comprobado en los Hadithes auténticos que ‘Ali había dicho que Abu Bakr y ‘Umar eran mejores que él. Además, la Ummah está de acuerdo en que Abu Bakr y ‘Umar son mejores que él, y la mayoría de los ulemas cree que ‘Uthman es mejor que ‘Ali. Para fundamentar su punto de vista, citó el siguiente hadith: "Para quien yo sea amigo, ‘Ali también es su amigo. ¡Oh Allah! Se amigo de quien le tome por amigo, y se enemigo de quien le tome por enemigo". , hasta el final del Hadith.Shayj Al-Islam Ibn Taymiya refutó su opinión diciendo:Al decir: "Para quien yo sea amigo, ‘Ali también es su amigo. ¡Oh Allah! Se amigo de quien le tome por amigo. etc., este dicho no se encuentra en ninguna de las principales fuentes de Hadith salvo en Al-Tirmidhi. Sin embargo, no encontramos nada más que: Para quién yo sea amigo, ‘Ali también es su amigo. Así pues, hay una frase añadida que no existe en el Hadith. Cuando el Imam Ahmad ( Número del tomo 2; Página 431) fue preguntado al respecto, dijo: "Una adición al Hadith hecha en la ciudad iraquí de Kufa. No hay ninguna duda de que esta adición es una gran mentira debido a algunas razones: (a) La verdad no es compatible con nadie, excepto con el Profeta. Si ‘Ali hubiera sido así, tendríamos que seguirle en todo lo que dijo. No obstante, es bien sabido que la opinión de ‘Ali en algunas cuestiones fue rechazada por los Compañeros y sus seguidores y los textos correctos afirman que éstos tenían más razón que él. Un ejemplo de ello es su opinión en el caso de la mujer embarazada cuyo marido ha muerto.En cuanto a su dicho: "¡Oh, Allah! Otorga la victoria a quien le ayude...", etc., contradice la realidad, pues mucha gente lucharon a su lado en la batalla de (Siffin), pero no fueron victoriosos. Y, al contrario, otros grupos no lucharon con él y no fueron vencidos, como (Sa‘d) que conquistó Irak. Del mismo modo, el ejército de Mu‘awiya y Banu Umaya que aunque lucharon contra él, conquistaron muchos países de los incrédulos y Allah les otorgó la victoria.En lo que atañe a su dicho: "¡Oh, Allah! Sé amigo de quien le tome por amigo, y se enemigo de quien le tome por enemigo", contradice uno de los principios del Islam, pues el Corán muestra que los creyentes son hermanos, aunque se luchen y se opriman unos a otros. Por otro lado, su dicho: A quien soy amigo, ‘Ali también es su amigo algunos ulemas del Hadith lo refutaron, tales como Al-Bujari, entre otros; mientras que otros lo calificaron como un Hadith hasan (aceptable). Si el Profeta dijo eso, no puede referirse a una amistad en especial, sino una amistad común, que es la entablada entre todos los creyentes. No hay duda de que el musulmán debe mostrar amistad hacia los creyentes, dando preferencia a éstos que a los no musulmanes, y esto refuta la opinión de los Nawasib (chiítas). "Pregunta 20: A la luz de lo mencionado anteriormente parece claro que todo lo que creéis está basado en una aleya del Corán o un Hadith. ( Número del tomo 2; Página 432) Respuesta 20: Nosotros no actuamos de acuerdo a la opinión y el razonamiento, sino a lo que se nos ha ordenado. No se debe tomar en consideración la pregunta N º 20 y su respuesta. Su confesión de que los drusos basan su doctrina o bien en una aleya o bien en un Hadith no vale nada, dado que el debate es inventado. Si suponemos que no es inventado, ha de tener en consideración que no todos los ulemas musulmanes representan a los seguidores de la Sunna. En cuanto a la pretensión de que los drusos no actúan de acuerdo a la opinión o el razonamiento, es falsa, algo que lo demuestra la realidad, pues él mismo mostró en varias ocasiones su ateísmo y su comportamiento conforme a los deseos y caprichos del alma. Además, es una respuesta caracterizada por la tergiversación y disimulación. Al decir: "Actuamos de acuerdo a lo que se nos ha ordenado", así en voz pasiva, eliminó el sujeto de la frase para ocultar a quien ordena. ¿Acaso es Al-Hakim Bi 'Amrih y el resto de los Imames infalibles según su pretensión u otros? No es de extraño que el druso practique Al-Taqiyya, pues ésta es su principio básico, y ellos hacen todo lo posible para aplicarla.¡Que Allah nos conceda el éxito! ¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!

Relacionado: