Los cálculos astronómicos

Pregunta: Somos un grupo de sus correligionarios musulmanes de Bani Haguir, y sucede que tenemos diferencias en los horarios de las oraciones, así que pedimos a Allah y luego a ustedes que nos aclaren el camino recto acerca de ello, teniendo en cuenta que no disponemos sino del horario de Qatar, pues ¿está permitido que sigamos el país de Qatar en la pronunciación de la iqamah (segunda llamada para comenzar la oración), o lo retrasamos unos diez minutos? Y si nos permiten, ¿está permitido que esperemos unos diez, quince o veinte minutos en todos los tiempos debidos de las oraciones para ofrecerlas en congregación, acaso así será válida nuestra oración? Además, vivimos en un desbordado terreno y durante el mes de Ramadán cuando se pone el sol, las opiniones se difieren acerca de romper el ayuno, por lo que pedimos que nos informen de ello.


Respuesta: El Islam es la religión de la tolerancia y de la facilidad, Allah -Enaltecido sea- dice: Allah quiere para vosotros lo fácil y no lo difícil Y dice: y no ha puesto ninguna dificultad en la práctica de Adoración Se comprobó que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- si tenía que elegir entre dos cosas, siempre elegía lo más fácil, siempre que no se trátase de un pecado, y por eso Allah -Enaltecido sea- concedió unos signos cósmicos conocidos para todos, sean ileterados o científicos, que distinguen los horarios de los actos de adoración, y eso por tener misericordia hacia la gente, ( Número del tomo 6; Página 140)  facilitarles las cosas y evitar cualquier daño, como prueba de ello, la aleya en la que Allah -Enaltecido sea- dice acerca de la determinación del comienzo y la terminación del ayuno diario: Y comed y bebed hasta que, del hilo negro (de la noche), distingáis con claridad el hilo blanco de la aurora; luego completad el ayuno hasta la noche Así como, fue mostrado por el Profeta a través de sus actos y sus dichos, ya que se comprobó que 'Abdullah ibn abi Awfa -que Allah esté complacido con él- dijo: Estábamos con el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- en un viaje en el mes de Ramadán. Cuando el sol se puso, dijo a una persona: “Oh fulano, bájate y prepáranos algo. Él le respondió: “Oh Mensajero de Allah, es todavía de día”. El Profeta le repitió: “Bájate y prepáranos algo”. Entonces bajó, preparó una bebida y se la trajo. El Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- lo bebió, y luego le dijo señalando con su mano: “Cuando el sol se pone desde allí y llega la noche desde allí, entonces el ayunante debe romper su ayuno”. Se narró, también, por Umar -que Allah esté complacido con él- dijo: el Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Cuando llega la noche, y termina el día, y el sol se pone, la persona debe romper su ayuno. En otro Hadîz narrado por 'Abdullah ibn Mas'ud -que Allah esté complacido con él- dijo: el Profeta dijo: ( Número del tomo 6; Página 141) Qué el adhan de Bilal no impida a ninguno de vosotros tomar su suhur (comida nocturna que se toma antes del amanecer durante el mes de Ramadán); ya que, llama de noche para recordar a quien está despierto y despertar a quien está todavía dormido, y no para advertir la llegada del alba o del amanecer". Luego, señaló con sus dedos levantándolos hacia arriba (hacia el cielo) y luego los bajó para señalar esto. Zuhayr hizo un gesto con sus dos dedos índices, uno de ellos sobre el otro, y luego se los volvió hacia la derecha y la izquierda , muestra con la primera señal el falso amanecer, y con la segunda el verdadero, que es: la luz que interrumpa el horizonte en el este por el sur y el norte, y el Hadîz del Profeta acerca del comienzo y la terminación del ayuno del mes de Ramadán: Ayunad cuando veis la luna (del mes de Ramadán) y romped el ayuno cuando veis la luna (del mes de Shawwal); y si el cielo está nublado (si se os impide verla) completad el mes (a treinta días). En otra versión del mismo hadith: entonces ayunad treinta días. Así que, se nos obligó el ayuno al ver la luna del mes de Ramadán, y obligó romper el ayuno al ver la luna del mes de Shawwal, por ser fácil eso a la Ummah (Nación Islámica), sea un científico o un iletrado, nómada o civilizado, y a veces el analfabeto y beduino puede ver mejor que los demás, y eso por la misericordia y la gracia de Allah, ya que no se apoyó en ello sobre la astronomía, es decir: los cálculos astronómicos.También, el dicho de Allah -Enaltecido sea- acerca de los horarios de las cinco oraciones: Establece el salat desde que el sol comienza a declinar hasta la llegada de la oscuridad de la noche, así como la recitación del alba Y dice: Y recuerda el nombre de tu Señor mañana y tarde(25)Y por la noche póstrate ante Él glorificándolo un largo período de ella ( Número del tomo 6; Página 142) Así como, fue comprobado por el Profeta a través de sus dichos y sus actos, y esto según lo recopilado por 'Abdullah ibn 'Amru -que Allah esté complacido con ambos-, que el Profeta dijo: El tiempo de la oración de al-zhuhr comienza tan pronto como el sol abandona el meridiano, y se extiende hasta que la sombra del hombre mide lo mismo que su altura, siempre y cuando no haya llegado la oración de al-'asr, cuyo tiempo se extiende hasta que el sol se ponga amarillo; el tiempo de la oración de al-maghrib se extiende hasta la desaparición del crepúsculo; el de la oración de al-'isha' se extiende hasta la medianoche y el de la oración de al-fagr empieza con la aparición del alba hasta la salida del sol. Entonces, una vez que salga el sol, deberás abstenerte de rezar, ya que se levanta entre los dos cuernos de Satanás. En un Hadîz narrado por Sulayman ibn Burayda por su padre -que Allah esté complacido con ambos-, que el Profeta fue preguntado por un hombre sobre el horario de la oración, le dijo: Reza con nosotros durante estos dos (es decir, estos dos días). Cuando el sol pasó su cenit, ordenó a Bilal que pronunciara el adhan (llamada a la oración), después le ordenó que pronunciara la iqamah (segunda llamada para empezar la oración). Después le ordenó que pronunciara la iqamah para la oración de al-'asr (la tarde), mientras que el sol todavía se encontraba alto y claro. Después le ordenó que pronunciara la iqamah para la oración de al-maghrib (el ocaso), cuando el sol se ha puesto. Después le ordenó que pronunciara la iqamah para la oración de al-'isha' (la noche), cuando desapareció el crepúsculo. Después le ordenó que pronunciara el iqiamah para la oración de al-fagr (el amanecer) cuando comenzó el alba. Luego, en el segundo día, le ordenó que atrasara la oración de al-zhuhr (el mediodía) hasta que pasara el calor extremo. ( Número del tomo 6; Página 143)  Realizó la oración de al-'asr mientras que el sol se encontraba en lo alto, atrasándola más allá del momento en el que la había realizado antes; realizó la oración de al-maghrib antes de que desapareciera el crepúsculo; realizó la oración de al-'isha' al pasar un tercio de la noche; y realizó la oración de al-fagr cuando apareció la luz clara del día. Luego dijo: “¿Dónde está el hombre que preguntaba por los horarios de las oraciones?” El hombre dijo: “Aquí estoy, ¡Mensajero de Allah!”. El Profeta dijo: “El horario de las oraciones está dentro de los límites que habéis observado”. Hay otros Hadices que describen detalladamente el tiempo de las oraciones con dichos y hechos.Sin embargo, no relacionó eso con los cálculos astronómicos, ni con lo que dicen los astrónomos, y eso por tener gracia y caridad de Allah hacia nosotros, evitando todo daño de los musulmanes responsables (pubescentes y sensatos) de entre sus siervos.Así que, la manera innata y fácil para saber los horarios de las oraciones, es depender de lo indicado por shar'iah (Ley Islámica) de los signos cósmicos que se ven claramente, por ser algo general conocido por la persona de la ciudad y la del campo, así como los letrados e iletrados. En cuanto a saber los horarios a través de los cálculos, además de ser algo aproximado, también no está disponible a todos.¡Que Allah nos conceda el éxito!¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!

Relacionado: