Lo que fue narrado sobre las virtudes que posee la decimoquinta noche del mes de Sha'ban

Pregunta 2: Algunos ulemas enseñan ciertos Hadices en los cuales se exaltan las virtudes que posee la noche del catorce al quince del mes de Sha'ban, en cuanto a ayunar el día y pasar la noche en oración. Nuestra duda es la siguiente: ¿Son auténticos estos hadithes? Si lo son, necesitamos una exégesis más detallada de su contenido, y, si no lo son, quisiéramos que nos lo aclaren, y si no son, que nos dé una aclaración al respecto. Que Allah les recompense.


Respuesta 2: En efecto, existen algunos Hadices auténticos donde se explican los méritos que posee ayunar a lo largo de varios días del mes de Sha'ban, si bien no aclaran de qué días se trata. En los dos Sahih (Al-Bujari y Muslim) se relata que 'A'isha -Allah esté complacido con ella- dijo: Jamás constaté que el Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- observase, -salvo en Ramadán-, el precepto del ayuno durante todo un mes completo. También comprobé que ayunaba durante casi todo el mes de Sha'ban, a excepción de un puñado de días. En otro Hadîz se expone cómo Usamah ibn Zayd dijo al Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-: -¡No he visto que ayunaras tan rigurosamente en ningún otro mes del año como en Sha'ban! Y el profeta respondió: “se trata de un mes que pasa desapercibido, al transcurrir entre los meses de Ragab y Ramadán, pero durante el mismo se elevan las obras al Señor del Universo, y a mí me agrada que las mías se eleven mientras práctico el ayuno.- Recopilado por Ahmad y Al-Nasa’i. Ahora bien, no existe ningún Hadîz auténtico donde se precise en que día exacto del mes de Sha'ban ayunaba el Profeta, o, excluía ciertos días del mismo para ayunarlos, sin embargo, se han relatado algunos Hadices débiles (da'if) en los que se exalta la excelencia de la oración en la noche del catorce al quince de Sha'ban y el ayuno durante el día. De entre ellos hay lo transmitido por Ibn Maga en su Sunan, que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: ( Número del tomo 3; Página 62) Cuando esté mediado el mes de Sha'ban y una vez haya advenido la noche del catorce al quince de ese mes, manteneos en vela y orad. Y, durante el día, ayunad, porque, durante esa jornada, Allah desciende al cielo más próximo a la tierra y dice: “¿acaso no hay quien me implore perdón, para que Yo pueda concedérselo? ¿Acaso no hay quien me solicite su sustento, para que Yo se lo proporcione? ¿Acaso no hay algún enfermo que Me solicite la curación, para que Yo lo sane? ¿Acaso no hay quien…? Y así sucesivamente, hasta que el alba despunte. Ibn Hibban dio por buenos y auténticos algunos Hadices donde se exponen los méritos ganados por llevar a cabo oraciones supererogatorias durante la noche que transcurre entre los días catorce y quince del mes de Sha'ban. Se destaca, entre ellos, uno de 'A'isha, -que sumó a su Sahih-, el cual dice así: En cierta ocasión en qué ignoraba donde paraba el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- salí para buscarle; le encontré en al-Baqi' alzando su cabeza. Cuando me vio, me dijo: ¿acaso temías ser injustamente tratada por Allah y Su Mensajero? (pues era la noche durante la cual, en virtud de sus derechos maritales, a 'A'isha le correspondía matrimoniar con su esposo, y pensaba había sido postergada en beneficio de otra de sus mujeres) Y le dije: “¡oh, Mensajero de Allah! En verdad, llegué a pensar te habías acercado a alguna otra de tus esposas”. Entonces, él repuso: “ciertamente, Allah -Ensalzado Sea-, desciende al cielo más cercano a la tierra entre los días catorce y quince del mes de Sha'ban, para perdonar a tantas y tantas personas que su número supera al de los pelos que tienen todas las ovejas de los Kalb (una tribu conocida por sus inmensos rebaños de ovejas). No obstante, debe tenerse en cuenta que Al-Bujari y otros compiladores clasificaron a este Hadîz en la categoría de “débil” (da'if), y que la inmensa mayoría de los ulemas relegan a esa categoría a todos los Hadices que versan sobre la oración en la noche que transcurre entre los días catorce y quince del mes de Sha'ban y al tema del ayuno durante ese mismo día. Además, a Ibn Hibban los ulemas de las ciencias del Hadîz coinciden en resaltar que él no era muy preciso en evaluar la autenticidad de los hadithes. ( Número del tomo 3; Página 63) En general, dichos ulemas abundan en que no existe ningún Hadîz sano donde se prescriba la virtud de cualesquier ayuno u oración durante la noche o el día de las dos jornadas citadas, y por tanto, rechazan la posibilidad de llevar a cabo algún rito especial alguno en cualquiera de ambos días o en la noche que los liga; además, precisan que, quien contraviene el mencionado consenso establecido en torno a esa cuestión, incurre en una bid`ah (innovación en la religión) reprobable. Aún así, existe un cierto número de siervos, los cuales exaltan las bondades de la oración durante esa noche en particular, -basando su opinión en el contenido de determinados Hadices débiles-, además, han tenido fama de honrar la noche aludida, lo cual llevó a las gentes a seguirles, por tener confianza en ellos. Además, han excedido los límites de lo conveniente, exaltando sin mesura las supuestas bondades de la noche mencionada y llegando a afirmar que, durante su transcurso, se reveló el Corán y se distribuyeron los asuntos sabios. Su argumentación se basa en la siguiente aleya: Lo hicimos descender en una noche bendita; en verdad somos advertidores(3)En ella se distribuye todo asunto sabio Su exégesis, no obstante, es netamente errónea, y pervierte el significado genuino del Corán, pues la noche bendita a la cual se alude no es otra sino la Noche del Decreto. En efecto, dice Allah en Su Libro: Es cierto que lo hicimos descender en la noche del Decreto Obviamente, la Noche del Decreto es una de las que transcurren durante el mes de Ramadán, tal y como se explica en los Hadices concernientes al caso. Allah -Ensalzado sea- dice: En el mes de Ramadán se hizo descender el Corán, dirección para los hombres y pruebas claras de la Guía y del Discernimiento ¡Que Allah nos conceda el éxito! ¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!

Relacionado: