Insultar a Allah

Pregunta: Soy una mujer musulmana, y vivo en Dinamarca con mi marido musulmán y tenemos, gracias a Allah, tres niños. Las iniciales de mi nombre son M . M . M . En un momento impetuoso de cólera, insulté a Allah -el Altísimo y el Todopoderoso-. Desde aquel instante, mi marido se niega a hablar conmigo bajo el pretexto de que me apostaté, y piensa que nuestro matrimonio esta anulado por Allah, que el consumo de la carne del animal que sacrifico es ilícito, que la herencia entre nosotros es ilícita, y que después de mi muerte, no me harán la oración fúnebre, no me harán el lavado fúnebre, no me envolverán en una mortaja, no me enterrarán, se incitarán los perros para comer mi cadáver, y que mis bienes se harán un botín para los musulmanes. Estoy infinitamente arrepentida en cuanto a lo que hice y es la primera vez en mi vida que hago esto. Gracias a Allah, gozo de un buen grado de cultura y de ciencia. Soy consciente de que lo que hice es horrible. Quise escribirles respecto a mi arrepentimiento, ¿Acaso se me acepta? ¿Acaso podría mi marido recuperarme? ¿Y cómo? Qué Allah les conceda el éxito.


Respuesta: No cabe ninguna duda en que el hecho de insultar a Allah -Exaltado sea- es una apostasía y un abandono del Islam según el consenso de opinión unánime de los uelmas musulmanes. Quien lo hace es condenado a la pena de muerte si no se arrepiente, porque el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: No está permitido matar a un musulmán excepto en uno de estos tres casos: el casado que comete adulterio, vida por vida (el talión) y el que se reniegue a su religión y abandone a la comunidad. .Dado que usted se arrepintió de esto, y dado que usted ha decidido no repetir jamás estos malos actos, su arrepentimiento pues es válido, su marido puede volver a tener contacto con usted, y su vida con él después de arrepentirse es igual a como estaba antes, porque los Compañeros -que Allah esté complacido de ellos- validaron el matrimonio de los apóstatas después de haber vuelto al Islam, sin separarlos de sus mujeres, ni renovar sus matrimonios y tenemos en ellos un modelo excelente que seguir. ¡Que Allah nos conceda el éxito! ¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!

Relacionado: