El gran orgullo y la dignidad de pertenecer al Islam

Pregunta 2: ¿Está prohibido que el musulmán diga (soy un patriota)? ¿Está prohibido hablar de la política exterior o interior?


Respuesta 2: El gran orgullo, la dignidad y el grado sublime radican en pertenecer al Islam, auxiliarlo y luchar por la causa de elevar la palabra de Allah por encima de todas las cosas. El musulmán debería, pues, orgullecerse diciendo: soy un musulmán. Pues eso le da una posición más alta e importante, dado que a través del Islam y de la hermandad en él Allah -Exaltado sea- une entre los musulmanes, mientras que el orgullo nacional es un elemento de destrucción y de desunión de la congregación de los musulmanes si es realizado para tener orgullo ante sus hermanos musulmanes que no son ciudadanos. Pero si dicha definición es hecha a fin de informar sobre la posesión de la ciudadanía nacional y no la de otro país, no habrá inconveniente en eso. El Jefe general, Su eminencia Al-Shayj ‘Abd Al-‘aziz Ibn Baz, escribió una epístola acerca del nacionalismo.Por otro lado, no está prohibido hablar sobre la política interior y exterior de la Ummah [Nación Islámica] con tal de que logre el bien del Islam y de los musulmanes y no provoque tribulaciones que conduzcan a la desunión, fracaso, decepción y derrota de los musulmanes.¡Que Allah nos conceda el éxito!¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad,su familia y sus compañeros!

Relacionado: