Una hoja que contiene cuatro aleyas del Corán

Pregunta: Recibí un mensaje de una persona anónima a mi número de teléfono saudí en Medina, que usted encontrará adjunto a mi carta. Como usted puede ver, este mensaje incluye cuatro nobles aleyas del Glorioso Libro de Allah que la falsedad no lo alcanza ni por delante ni por detrás, y esto está mencionado en la introducción. Luego, su remitente comenzó a mostrar varios y grandes privilegios increíbles para la persona que imprima y distribuya este mensaje, antes de cuatro días. También, dio varios ejemplos del bien alcanzado por las personas que han aplicado esto y de otros ejemplos de calamidades sufridas por la gente que lo han descuidado. Su Eminencia, yo sé que debemos observar y aplicar el Sagrado Corán en cualquier caso, pero lo que me preocupa, es esta manera utilizada por el remitente de esta carta para ilustrar el gran bien que alcanzan quienes difunden esta carta y el gran mal que caerá sobre quienes lo descuidan. Sin embargo, yo sé que el bien y el mal están en manos de Allah y que nada nos alcanzará, excepto lo que Allah prescribió para nosotros. Recuerdo, que hace años, algunas personas difundieron un mensaje similar, pretendiendo que era del shayj Ahmad, ( Número del tomo 3; Página 122) uno de los porteros de la mezquita del Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- a quien usted explicó la verdad en los periódicos y aclaró el veredicto legal al respecto. Por eso, envié esta carta a su Eminencia, con la esperanza de que usted me informe sobre su opinión sobre este caso para sacar provecho de ello. Que les recompense lo mejor por el Islam y por los musulmanes.


Respuesta: Identificar la retribución que se resulta de escribir o recitar unas aleyas del Corán, ya sea una recompensa o un castigo inmediato o atrasado, forma parte de los asuntos cuyo conocimiento se debe solamente a Allah; porque es uno de los secretos de lo Oculto, del que Allah se reservó el conocimiento sólo para Él. Por lo tanto, no está permitido a nadie hablar de esto, excepto por orden de Allah y la revelación a Su Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-. Por otra parte, nada en el Libro de Allah o la Sunna de Su Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, en las aleyas mencionadas en la pregunta, incita a escribir esta carta en particular, ni enviarla y difundirla, ni tampoco identificar la retribución de quien la escribe y la envía a otro, ni por una recompensa en el Más Alla, ni por una retribución en la vida mundana acerca de la protección, riqueza, facilidad de un asunto o alivio de una angustia. También, no se hace ninguna mención en ellas acerca de la amenaza, como un castigo de muerte, pobreza, accidente, enfermedad y similares, para el que no la escribe. Por lo tanto, quien identifica una recompensa para el que la escribe y la envía fijando un plazo para ello, habrá cometido un acto de conjeturas y habrá dicho sobre Allah lo que no sabe. Allah -Glorificado sea- lo prohibió, diciendo: Y no persigas aquello de lo que no tienes conocimiento pues es cierto que del oído, la vista y el corazón, de todo ello, se pedirán cuentas Allah -Enaltecido sea- dice en otra aleya: Di: Lo que de verdad ha prohibido mi Señor son las indecencias, tanto las externas como las que se ocultan, la maldad, el abuso sin razón, que asociéis con Allah aquello sobre lo que no ha descendido ninguna evidencia y que digáis sobre Allah lo que no sabéis ( Número del tomo 3; Página 123) Así, se sabe que el hecho de invitar a la gente a este anuncio e identificar la recompensa y el castigo correspondientes a ello, es un acto reprobable, que quien lo hace merece el castigo de Allah -Exaltado y Enaltecido sea- y el de los gobernantes; para impedirle innovar en la religión lo que Allah no ha permitido y disuadirle a él y a otros innovadores.¡Que Allah nos conceda el éxito! ¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!

Relacionado: