Tratar el toque del genio por parte del médico árabe

Pregunta: Un día, mi hermano, que tiene 15 años de edad, caminaba en un valle de los desiertos del sur, y dijo que encontró una cosa que tenia la apariencia de un gato que marchaba con él y que este gato le acompañó por un kilómetro, lo que le puso histérico y sus mandíbulas se pegaron. Añadió que este animal se marchaba una vez a la derecha, otra a la izquierda; unas veces, por detrás y otras por delante y que trató muchas veces, sin éxito, mencionar a Allah y trató también apartarse de él, pero tampoco tuvo la capacidad de hacerlo. Después, este cuerpo desapareció, según su relato. Así, continuó marchando hasta llegar a casa; y permaneció perplejo y confuso a lo largo de dos semanas. Luego, le ocurrió epilepsia, y lo llevé al Al-Dammam a un hospital. Pero, algunos amigos me dijeron que mi hermano está endemoniado, y efectivamente, lo que ha visto es un genio; que el tratamiento del hospital será en vano, y debo llevarle a un especialista en la medicina árabe. Por consiguiente, me encontré obligado, por la enfermedad de mi hermano, a llevarle a una persona en Al-Dammam. ( Número del tomo 1; Página 288) Esta persona dijo que trataba a los endemoniados. Cuando llegamos, hizo que mi chico se sentara delante de él, y empezó a decir "La ilaha illa Allah (no hay más dios fuera de Allah), y suplicar bendiciones por el Profeta -la paz y las bendiciones sean con él- con voz alta, y luego dijo algunas palabras con voz baja, y no sabíamos qué decía. Después, puso agua en una copa y recitó la sura de Al Fatiha y algunas palabras que no oí, y hizo a mi hermano beberla; luego, nos dio goma, y le dijo a mi hermano que la utilizara como incienso bajo nuestra supervisión. Luego repetimos la visita y este hombre hizo lo mismo que antes y dijo las mismas palabras, y luego, dijo: Continuad seis sesiones conmigo, una sesión por semana; escribimos su nombre en nuestras notas, y vemos si tenemos un tratamiento para él. Después dijo, desde su lugar,: observamos al chico cuando utiliza el incienso, tal como otros enfermos que están en Najran, Abha y otros muchos lugares. E incluso dijo que conoce al enfermo que está en Kuwait. Cabe mencionar que este hombre no pide dinero, pero acepta lo que se le dé. Por otro lado, el chico se recuperó por la voluntad de Allah -Enaltecido sea-. Mi creencia, gracias a Allah, es tan firme como las montañas, y no tengo ninguna duda en que Allah Solo es Quien beneficia y perjudica; y mi visita a esta persona no significa que creo que es capaz de curar a mi hermano, sino creo para siempre que Allah -Enaltecido Sea- es el Único que puede curar. Por favor, guíenme: ¿Llevo a mi hermano a este hombre otra vez? O ¿Tienen otro consejo?Segundo ¿Cuál es el veredicto legal en cuanto al tratamiento de esta persona a la gente?


Respuesta: Si lo que usted ha mencionado es correcto, a su hermano le tocó un genio, y su tratamiento consiste en recitar la Ruqyah legítima de recitar el Corán, como la sura de la Apertura, y Di: Él es Allah, Uno y Di: Me refugio en el Señor del rayar del alba y Di: Me refugio en el Señor de los hombres , la aleya de Al-Kursi, y otras suras y aleyas del Corán, y también las auténticas plegarias proféticas como: Te pongo bajo la protección de las palabras perfectas de Allah contra todo demonio, contra todo animal dañino y contra todo mal de ojo. y como: "Adhhibi al-ba's,rabba al-nas ishfi anta al- shafi, la shifa'a illa shifa'uk, shifa'an la yugadiru saqama". (¡Allah, Señor de las gentes. Ahuyenta el mal y cura. Tú eres el que cura y no hay más curación que la Tuya. Cura que no deje secuela Revise para ello el libro de "Al-Kalim al-tayyib" de Ibn Taymiyah y "Al-wabel al-sayyib" de Ibn al-Qayyim y "Al-adhkar al-nawawyah" de al-Nawawi ( Número del tomo 1; Página 290)  Para aprender las súplicas y las plegarias que convienen a la enfermedad de su hermano y recitarlos por él o que él los recite para sí mismo. Le recomendamos que no se vaya otra vez a este hombre ni a otro para tratar a su hermano, pues, aunque recitó, razonablemente, la sura de la Apertura, pero pronunció con ella secretamente algunas palabras para que no se oyera lo que decía. También le hizo beber agua en una taza y es posible que sus palabras secretas sean invocaciones Satánicas o petición de ayuda a los genios, y esto se considera adivinación, y el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah, sean con él- prohibió visitar a los adivinos. La Ruqyah es suficiente. Y lo que mencionó de observar lo que ocurre en Abha y Najran y otros lugares, asegura que es un adivino que somete a los genios. Que Allah cure a su hermano, y nos conceda a todos la firmeza en la verdad.¡Que Allah nos conceda el éxito!¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad,su familia y sus compañeros!

Relacionado: