Recitar las suras protectoras -las tres últimas suras del Corán- y la de la Apertura como medio de curarse

Pregunta: ¿Acaso es lícita la recitación de las suras protectoras -las últimas tres suras del Corán- y la sura de la Apertura como medio de cura? ¿Acaso el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- o uno de los los piadosos predecesores (Al-Salaf al-Salih) lo hizo? Espero su respuesta.


Respuesta: recitar las suras protectoras y la sura de la Apertura y otras suras del Corán ante el enfermo se considera una Ruqyah permitida, ya que fue legitimada gracias al hecho de que el mismo Profeta la realizaba y permitió a sus Compañeros realizarla. Narraron Al-Bujari y Muslim en sus dos Sahih en la autoridad de Ma‘mar mediante Al-Zahri mediante ‘Urwah, que ‘A’ishah -que Allah esté complacido con ella- dijo: ( Número del tomo 1; Página 243) El Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean sobre él- en la enfermedad de la cual murió, soplaba recitando las suras protectoras (como medio de curarse); pero una vez desmadejado, soplaba yo por él, haciéndolo con sus propias manos por la bendición que tenían. Dijo Mu'ammar: pregunté a Al-Zuhri que cómo lo hacía. dijo: soplaba en sus manos y las pasaba sobre su rostro. Ma‘mar dijo: Pregunté Al-Zahri ¿Cómo soplaba? Contestó: “Soplaba en sus manos y luego pasaba las mismas por su rostro.” Narró Al-Bujari mediante Abu Sa‘id Al-Judri -que Allah Esté complacido con él- que: Un grupo de los compañeros del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- pasaron por las viviendas de algunos beduinos y les pidieron alojamiento, pero éstos se lo negaron. Entre tanto, el jefe de los beduinos fue mordido y preguntó a los compañeros del Profeta: "¿acaso tenéis medicamento o alguien que sepa tratar enfermedad?". Le respondieron: en vista de que os pedimos alojamiento y os rehusasteis, no podemos ayudar en nada hasta que nos deis una retribución. Los beduinos les ofrecieron un rebaño a cambio de curar a su jefe. El compañero del Profeta recitó la primera sura del Corán, mientras escupía el veneno, y fue así que el jefe se curó. Cuando los beduinos entregaron el ganado a los compañeros del Profeta, éstos dijeron: "No nos llevaremos el ganado hasta que le preguntemos al Profeta. Cuando le preguntaron, sonrió y dijo: «¿Y cómo sabes que es una ruqyah?» Luego dijo: "llevad el rebaño y dedicadme una parte" Así pues, en el primer Hadith el Profeta soplaba sobre sí mismo durante la enfermedad recitando las suras protectoras, mientras que en el segundo aprobaba a sus Compañeros realizar la Ruqyah mediante la recitación de la sura de la Apertura.¡Que Allah nos conceda el éxito!¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad,su familia y sus compañeros!

Relacionado: