Quien muere como politeísta, no será perdonado y se eternizará en el Infierno

Pregunta: Hay quien dice que todo aquel que se compromete con el Mensaje de Muhammad -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- y se dirige a la quiblah en la oración es un musulmán, incluso si hace postración a su shayj, no es un incrédulo ni politeísta. Incluso afirma que Muhammad ibn ‘Abd Al-Wahhab estaba equivocado cuando dijo que aquellos politeístas serán eternos en el Infierno, a menos que se arrepientan, y dijo que quien comete politeísmo de esta nación, será castigado por un tiempo, y luego entrará en el Paraíso. También dijo que nadie de la Ummah (Nación Islámica) de Muhammad permanecerá eternamente en el Infierno.


Respuesta: Quien cree en el Mensaje de Muhammad -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- y en la Shari‘ah (Legislación Islámica), si se postra a cualquier otro fuera de Allah, por ejemplo un hombre piadoso, un muerto, o un líder de cofradía, se considera un incrédulo, apóstata y politeísta que asocia a otro con Allah en la adoración, aunque pronuncie los dos testimonios de la fe en su postración, ya que actúa en contradicción con sus declaraciones. Pero puede ser excusado por su ignorancia, y no debe ser castigado hasta que se le aclare la verdad, y se le debe dar un plazo de tres días para reconsiderar la situación, con la esperanza de que se arrepienta a Allah. Si insiste en postrarse a otro fuera de Allah después de haber sido informado, debe ser condenado a muerte por apostasía, porque el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dice: Será condenado a muerte quien se convierta a otra religión. Recopilado por Al Bujari en su Sahih bajo la autoridad de Ibn ‘Abbas -que Allah esté complacido con ambos-. La información y el establecimiento de las pruebas son sólo para excusarlo antes de aplicar el castigo, no para llamarlo incrédulo después de la aclaración del tema. Se llama incrédulo a quien se postre, haga voto o sacrifique a otro fuera de Allah. El Corán y la Sunna indican que quien muere como politeísta, no será perdonado y permanecerá en el Infierno eternamente, porque Allah dice: Es cierto que Allah no perdona que se Le asocie con nada, pero, fuera de eso, perdona a quien quiere y dice también: No procede que los asociadores permanezcan en las mezquitas de Allah dando testimonio de incredulidad contra sí mismos.Sus acciones serán vanas y ellos serán inmortales en el Fuego ¡Que Allah nos conceda el éxito!¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad,su familia y sus compañeros!

Relacionado: