Quien acuda a un adivino, y crea en lo que dice, habrá incurrido en incredilidad

Pregunta 1: ¿Es permitido que un musulmán acuda a un hombre para preguntarle sobre su enfermedad y que, al informarle que fue hechizado, le pida que le deshechizara. Así, vaciando sobre la cabeza del enfermo plomo a un recipiente lleno de agua y le diga que fue hechizado por fulano o mengano? ¿Se le está permitido preguntar a este hombre sobre el nombre de la chica con quien su hijo se casará, o si su nuera la quiere o no?


Respuesta 1: Es lícito para el musulmán consultar a un médico competente para diagnosticar su enfermedad y que le recete un medicamento conveniente y permitido, según el conocimiento médico que haya adquirido, ya que es recurrir a los medios normales para curarse. Esto es porque Allah, al crear las enfermedades, también puso el remedio; lo conocen algunos e ignoran otros. Pero no está permitido al musulmán acudir a los adivinos que pretenden conocer el futuro y lo oculto para consultarles sobre sus enfermedades. Tampoco está permitido creer en lo que dicen, porque, o dicen mentiras o recurren a los genios que les brindan ayuda. No hacen más que falsear. Además, el hecho de pedir ayuda a los genios es politeísmo mayor. El Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Quien acuda a un vidente a preguntarle algo, no se le aceptará la oración por cuarenta noches. Es un Hadith recopilado por Muslim. En los (cuatro) libros de Hadith (conocidos como) "Al-Sunan", se narra que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Quien acuda a un adivino, dando fe a lo dice, habrá dejado de creer en lo que se hizo descender a Muhammad. Es un Hadith recopilado por Al-Bazzar con una cadena de narradores de grado Gayyid (bueno). Por otra parte, no le está permitido recurrir a esos "curanderos" que pretenden ofrecer como remedio plomo, u otras cosas absurdas, porque es un acto típico de adivino. Si usted acepta lo que dicen, les anima a continuar con sus agüeros y súplicas a los genios. Asimismo, no le está permitido a un musulmán acudir a un "adivino" para preguntarle sobre el nombre de la mujer con la que se casará su hijo, o sobre lo que pasa entre las parejas o las familias en cuanto al amor, el odio, el acuerdo, el desacuerdo, etcétera; todas estas cosas no las sabe más que Allah. ¡Que Allah nos conceda el éxito!¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad,su familia y sus compañeros!

Relacionado: