Procedimiento del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- al visitar el cementerio

Pregunta: En mi pueblo hay una tumba de alguien que se dice era una persona piadosa. Sobre dicha tumba se construyó un mausoleo plenamente adornado, del cual se han hecho cargo dos hombres -que dicen haber heredado esa responsabilidad de sus antepasados-, así que llaman a la gente diciendo: “El difunto de esta tumba dijo anoche tal o cual cosa y pidió tal o cual cosa"; y poco a poco han logrado ganarse la simpatía de la gente que vive en los alrededores de la tumba, hasta que han llegado a creer en todo lo que ellos dicen, de modo que actualmente realizan ofrendas, circunvalan al mausoleo, sacrifican animales, etcétera, buscando aproximarse al difunto ... Entonces, ¿Cuál es el veredicto legal de creer en el poder de este walí [persona piadosa] como un benefactor y con capacidad de perjudicar? ¿Acaso está permitido realizar votos y sacrificar animales para él? ¿Qué debería hacer aquel que sabe que todo esto contradice la Shari‘ah (Legislación Islámica)? Teniendo en cuenta que quien lo supiera (el veredicto) vive con aquellos encargados de la tumba.


Respuesta: El procedimiento del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- en cuanto se refiere de visitar las tumbas, ha sido mencionado claramente en los Hadithes auténticos. Entre ellos está el que fue transmitido por Muslim en su Sahih, narrado por Buraidah -que Allah esté complacido con él- quien dijo: ( Número del tomo 1; Página 493) El Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, cuando iba con sus compañeros a visitar las tumbas, solía enseñarles a decir: "¡Al-salamu 'alaykum ahl al-diyar min al-mu‘minína wa al-muslimin; wa inna in sha‘a Allah bikum la-lahikun; antum lana fart, wa as‘al Allah lana wa lakum al 'afiyah!" (¡La paz sea con vosotros creyentes y musulmanes que habitáis las tumbas; y, ciertamente nosotros, si Allah quiere, estaremos con vosotros, que sois nuestros precedentes. Pido a Allah que nos proteja, y a vosotros, de todo temor.) El Imám Ahmad transmitió también un Hadith al que Al-Tirmidhi calificó como Hadith hasan (aceptable); narra que Ibn ‘Abbas -que Allah esté complacido con ambos- dijo: El Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- pasó por el cementerio de Medina, y dándole su frente dijo: "Al-salamu ‘alaykum ya ahla al-qubur; yaghfiru Allah lana wa lakum; antum salafuna wa nahnu bil-athar" (La paz sea con vosotros gente de las tumbas. Que Allah nos perdone, así como a vosotros también. Nos habéis precedido y nosotros pronto os seguiremos)” Esa también fue la costumbre de los primeros cuatro Califas y los demás Compañeros del Profeta -que Allah esté complacido con ellos- y los que, con rectitud, les siguieron sus pasos. Así que, si los que acuden al difunto de dicha tumba lo hacen para suplicar a Allah -Enaltecido sea- allí, pensando que eso es una manera de aumentar la probabilidad de que se les acepte la súplica, valiéndose del difunto (por su supuesta virtud) y esperando su intercesión, pues esto no está admitido por la Shari‘ah, ya que los medios tienen el mismo veredicto legal que los objetivos que, en este caso, es la prohibición. Allah -Altísimo sea- dice: Di: ¡Llamad a los que afirmáis aparte de Allah! No tienen el más mínimo dominio ni en los cielos ni en la tierra, ni tienen participación alguna, ni Él tiene entre ellos ningún ayudante ( Número del tomo 1; Página 494) Así que la aleya indica que a quien se suplica fuera de Allah -Enaltecido sea- tiene que ser uno de estos cuatro: El dueño (del Universo); si no lo es, sería un socio del Dueño; si no lo es, sería Su ayudante; y si no lo es, sería un intercesor con el permiso de Allah -Enaltecido sea-. Así que, como las cuatro categorías no son, sólo quedaría una última posibilidad: que interceda por él, pero éste no puede interceder sin el permiso de Allah. A este respecto Allah -Enaltecido sea- menciona también: Sólo quien es aceptado puede interceder por ellos , lo que significa que la Complacencia de Allah -Enaltecido sea- es una condición para aquél por quien se intercede. Así que la intercesión tiene estas dos condiciones a cumplir: el permiso de Allah para la intercesión y Su satisfacción por el intercedido. Los compañeros del Profeta -que Allah esté complacido con ellos- no suplicaban a Allah haciéndose valer del ser físico del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, sino que le pedían que suplicara por ellos, así que, está permitido pedir el apoyo de una persona viva y presente en lo que tiene capacidad de hacer, pero no está permitido pedirle [a dicha persona] lo que sólo corresponde a Allah -Enaltecido sea-. Esto es en cuanto se refiere al vivo, pero en el caso del muerto no está permitido en absoluto suplicar a Allah (ante su tumba), ya sea "por su virtud" o esperando su "intercesión" de alguna manera, ya que éstos son senderos que conducen al politeísmo, como fue mencionado anteriormente.Y en lo que respecta al hecho de permanecer ante la tumba, no tendría más que dos objetivos:El primero: Adorar a Allah -Enaltecido sea- en aquel lugar, y eso no está permitido, porque reúne dos prohibiciones: permanecer largo tiempo ante una tumba y adorar a Allah en un cementerio, lo cual es considerado como una puerta que conducen al politeísmo, y que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- prohibió. En cuanto a la prohibición de reunirse o permanecer ante la tumba, Al-Tirmidhi narró en su compendio un Hadith -al cual calificó de Sahih (auténtico)- transmitido por Abu Waqid Al-Laythi que dijo: ( Número del tomo 1; Página 495) Salimos con el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- en dirección a Hunain. En aquel entonces, éramos todavía nuevos musulmanes que acabábamos de abandonar la incredulidad. Los politeístas tenían una azufaifa denominada Dhat Anwat, donde se reunían y colgaban sus espadas (para la buena suerte). Pasando por otra azufaifa dijimos: ¡Mensajero de Allah!, asigna para nosotros una Dhat Anwat como la de los politeístas. El Mensajero de Allah -la paz y bendiciones de Allah sean con él- respondió: ¡Allah es Grande!, se repiten las mismas tradiciones... ¡Por Aquél en cuyas manos está mi alma, habéis dicho lo mismo que los hijos de Israel dijeron a Moisés: "Danos un ídolo como el de ellos". Dijo (Moisés): "Ciertamente sois unos ignorantes"... En verdad que seguiréis las tradiciones de los pueblos anteriores! De manera que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- expresó que lo que pidieron de él, de dedicarles un árbol donde puedan reunirse y colgar sus armas en busca de bendición, se asemeja con lo que pidieron los hijos de Israel a Moisés -la paz sea con él-; y de similar manera también es como el hecho de permanecer o circunvalar junto a las tumbas con esos propósitos. Narra Al-Tirmidhi, Abu Dawud e Ibn Maga en sus libros de Sunna, un Hadith transmitido bajo la autoridad de Abu Hurayrah -que Allah esté complacido con él- que el Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: No convirtáis vuestros hogares en tumbas, ni hagáis de mi tumba un objeto de veneración y aniversario; pedid bendición para mí, porque recibiré vuestras bendiciones, estéis donde estéis. En cuanto se refiere a la adoración de Allah -Enaltecido sea- ante las tumbas, ha sido prohibido por el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, pues es transmitido por Al-Bujari y Muslim que Abu Hurayrah -que Allah esté complacido con él- dijo: El Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Que la maldición de Allah caiga sobre los judíos, ellos tomaron las tumbas de sus profetas como lugares de culto. Es obvio que dicho Hadith prohíbe tomar las tumbas como un lugar de adoración, sea que tengan mausoleos o estén dentro de templos, y sea para adorar a Allah -Enaltecido sea- o a otro fuera de Él. ( Número del tomo 1; Página 496) Y en cuanto a acudir al difunto, suplicarlo y creer que posee el poder de beneficiar o perjudicar, eso se considera politeísmo mayor. Quien lo haga, si tiene conocimiento de que eso está prohibido, estaría cometiendo politeísmo mayor que lo saca fuera del Islam; y si lo ignora, se lo debe informar, de modo que si se vuelve a la razón, pues, gracias a Allah; y si no vuelve a la razón, tendría el mismo veredicto legal de quien lo hace a sabiendas. Hay muchas pruebas al respecto. Allah -Altísimo sea- dice: Di: ¡Incrédulos!(1)Yo no adoro lo que adoráis -hasta el final de la sura-. Allah -Enaltecido sea- dice también: Y no hay nadie que se Le parezca Y en un Hadîz Qudsi dice: Quien haga una acción en la que asocia conmigo a otro, le abandonaré a él y a su acción. Y lo que se menciona en la pregunta de la construcción de un mausoleo adornado sobre la tumba, pues esto no está permitido, ya que se considera un acto de veneración al difunto, lo cual es una innovación religiosa. Así mismo uno de los consejos del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- a ‘Ali ibn Abu Talib -que Allah esté complacido con él- fue: No dejes una imagen sin destruirla, ni una tumba elevada sin nivelarla con el suelo. También se comprobó que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- prohibió enyesar la tumba, sentarse sobre ella y construirle algo encima. ( Número del tomo 1; Página 497) Ahora, en cuanto a lo que debe hacer uno al respecto, el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Quien de vosotros vea algo ilícito, que lo impida con su mano; si no puede, pues con su lengua (aconsejando); si no puede, entonces con su corazón, y esto es lo más débil de la fe. De manera que hay que destruir ese mausoleo en caso de ser posible. Y en cuanto a vivir con ellos, pues no está permitido si se tiene posibilidad de vivir con otra gente que no practiquen tales actos, porque Allah dice en el Corán: Así pues temed a Allah cuanto podáis Y en cuanto a sacrificar animales y hacer votos a favor del muerto, pues son actos de politeísmo mayor, porque ambas cosas son obras de adoración que se deben realizar sólo para Allah -Enaltecido sea-, y no está permitido dedicarlo a otro fuera de Él. Allah -Altísimo sea- dice: Di: En verdad mi oración[Salat], el sacrificio que pueda ofrecer, mi vida y mi muerte son para Allah, el Señor de los mundos(162)Él no tiene copartícipe. Eso es lo que se me ha ordenado.Soy el primero de los musulmanes y dijo el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-: Quien haga un voto de obediencia a Allah, que cumpla con su voto; y quien se comprometa desobedecer a Allah, que no cumpla con ese voto. ...Y cuando un hombre hizo un voto de sacrificar camellos en una colina, consultó con el Profeta -la paz y bendiciones de Allah sean con él- quien le preguntó: ¿Existía en ese lugar algún ídolo al que se adoraba en los tiempos pre-islámicos? Respondió: "No". El Profeta preguntó de nuevo: ¿Se celebraba en ella alguna de las fiestas de los tiempos pre-islámicos?" Respondió: "No". Entonces el Profeta le dijo: ( Número del tomo 1; Página 498)  cumple con tu voto, puesto que únicamente no se debe cumplir con un voto que encierre desobediencia a Allah, ni con aquel que involucre lo ajeno para el hombre. Esas son las pruebas que señalan a que sacrificar y realizar votos para Allah -Enaltecido sea- es una forma de adoración, mientras que realizarlos en nombre de otro sería politeísmo.¡Que Allah nos conceda el éxito!¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad,su familia y sus compañeros!

Relacionado: