Malos susurros relativos a la apostasía

Pregunta: Espero que usted lea mi mensaje en su totalidad para poder comprender mis preguntas siguientes: ¿Cuándo se considera una persona apóstata? ¡Buscamos refugio en Allah de eso! Quizá parezca una pregunta rara, pero me pone muy confuso. Resulta que a veces algunos malos susurros me vienen a la mente, y esto me da la sensación de que algunos de mis comportamientos y acciones denotan la apostasía ¡Me refugio en Allah de eso! Me gustaría informarle que mi corazón permanece -gracias a Allah- tranquilo y firme en la fe. Las dudas me invaden al llevar a cabo cualquier acto, o incluso antes de realizarlo. Por ejemplo, cuando hablo con una o varias personas, dudo que las palabras que vaya a pronunciar indiquen incredulidad -me refugio en Allah de eso- y por tanto, no me atrevo a decirlas y tartamudeo. En otras ocaciones no tengo oportunidad para pensar antes de pronunciar las palabras, si las digo o no; y por vergüenza de no cortar con mi habla, las palabras me salen forzadamente sin tener la intención de cometer un acto de incredulidad ¡Me refugio en Allah de eso! Entonces se me ocurre la idea de que quizá apostaté de la fe islámica, ¡Me refugio en Allah de eso! Pero lo que incrementa mis dudas es haber sentido la palabra antes de pronunciarla. En tal caso, ¿se me puede considerar como quien se vio obligado a incurrir en la incredulidad? Esto es porque las personas con quien hablo me miran insistentemente esperando que continúe con mis palabras. Luego encuentro que es una excusa endeble, lo que incrementa más mis dudas. A pesar de esto, siento que jamás renunciaré a mi religión, por mucho que me torturen, pero no puedo entender lo que me pasa a mí mientras estoy hablando. Es una sensación extraña que me viene a la mente y me quita el sueño. Cada vez que intento pasarlo por alto, no puedo y las dudas me atacan de nuevo. ¿Tendré que realizar ghusl (purificación ritual mayor) igual que quien quiera abrazar el Islam..? ¿Mi oración no será válida a menos que haga eso..? ¿Todas las buenas obras que realicé anteriormente se quedaron inválidas, como pasa con quien se haya vuelto apóstata, por lo que tengo, por ejemplo, que volver a realizar peregrinación a Meca? Por otro lado, en los casos de angustia o ira me encuentro impulsado a pensar en ciertas ideas –que no las puedo mencionar– luego controlo mis nervios e intento liberarme de las mismas. ¿Podría ser esto una incredulidad? ( Número del tomo 2; Página 201) Asimismo, me gustaría decir que he leído un noble Hadith cuyo sentido es: Si un musulmán acusa a su prójimo con la incredulidad, ésta caerá sobre alguno de los dos. ¿Significa esto que si un musulmán califica a otra persona como incrédula, él mismo se vuelve incrédulo, es decir, se le aplican los reglamentos de la apostasía? Entonces, ¿qué tal si se me ocurre la idea de que una persona es incrédula, pero sin llegar a declararlo? Me gustaría preguntar también si creer en algunas supersticiones, como el mal presagio del número 13 o de tirar las uñas en el suelo, ¿es un acto de incredulidad?, teniendo en cuenta que quien cree en eso es un musulmán de plena fe y cree en todo el Mensaje de Muhammad -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-. Y si la persona se arrepienta y deja de creer en eso será como quien abraza el Islam, es decir, ¿tendrá que realizar ghusl, etc..? Una pregunta más: ¿Si mantengo mis malos susurros y dudas en mis adentros sin declarar, ¿se me juzgará por ellos? Teniendo en cuenta que a veces paso horas pensando en los mismos e intentando liberarme de ellos. Para no prolongar más mi carta, haré una pregunta general que incluye todo lo que ha sido mencionado: ¿Cuándo se considera a una persona como apóstata? No pregunto sobre cómo distinguir al apóstata, sino cómo la persona misma puede saber si se ha vuelto apóstata. Y si el apóstata vuelve al Islam, ¿tendrá que realizar ghusl tal como el incrédulo cuando abraza el Islam, aunque no haya estado en un estado de impureza ritual mayor en el periodo de su apostasía? Última pregunta: La peregrinación es una obligación que se realiza una sola vez en toda la vida, salvo en el caso de apostatar, entonces, ¿hay algún otro caso en el que es obligatorio para el musulmán volver a realizarla?


Respuesta: Primero: Hay varias acciones y actos que invalidan el Islam, y han sido clarificados por los ulemas en el capítulo de "Los reglamentos islámicos de la apostasía". Uno de estos reglamentos es que quien apóstata de la Religión y luego vuelve a abrazar el Islam, no se le invalidan las buenas obras que había realizado antes de apostatar, porque Allah dice: Pero quien de vosotros reniegue de su Práctica de Adoración y muera siendo incrédulo... Esos habrán hecho inútiles sus acciones en esta vida y en la otra, y serán los compañeros del Fuego en el que serán inmortales ( Número del tomo 2; Página 202) Así pues, Allah -Exaltado sea- pone la condición de morir siendo incrédulo para que las obras se invaliden.Segundo: Los musulmanes no serán juzgados por los malos pensamientos o por los susurros diabólicos, con tal que su fe esté firme, porque el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Allah perdonará a mi nación lo relacionado a sus pensamientos. Es un Hadith de autenticidad convenida. Tercero: Esfuércese en evitar los malos susurros y pensamientos, refúgiese en Allah de los mismos, y di: Tengo fe en Allah y en sus Mensajeros. Haz mucho recuerdo de Allah, recita el Corán y procura siempre tener una compañía de entre los rectos. Consulta a un psiquiatra, teme a Allah cuanto te sea posible y refúgidese en Él para que acabe con su aflicción y angustia. Allah -Enaltecido sea- dice: Y quien teme a Allah, Él le da una salida(2)Y le provee desde donde no lo espera. Quien se abandone en Allah, Él le bastará. Es cierto que la orden de Allah llega hasta donde Él quiere. Allah le ha dado a cada cosa un término y una medida Pedimos a Allah que le cure.¡Que Allah nos conceda el éxito!¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad,su familia y sus compañeros!

Relacionado: