La súplica después de Al-Tashahud final

Pregunta 2: ¿Cuál es la súplica que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- solía decir después de A-Tashahhud final y antes de la salutación?


Respuesta 2: Después de terminar Al-Tashahud final, el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- solía pedir refugio en Allah de cuatro cosas, y ordenó a sus Compañeros hacer lo mismo. Pues, fue narrado bajo la autoridad de Ibn ‘Abbas -que Allah esté complacido con ambos- que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- decía después de Al-Tashahud: "Allahumma inní a‘údhu bika min ‘adhábi Gahannam, wa min ‘adháb al-qabr, wa a‘údhu bika min fitnat al-Daggal, wa a‘údhu bika min fitnat al-mahya wa al-mamat, "¡Oh Allah, me refugio en Ti del castigo del Infierno; del castigo de la tumba; de la prueba del Anticristo y de las pruebas de la vida y de la muerte! Recopilado por Abu Dawud. En un Hadith narrado por ‘A’isha -que Allah esté complacido con ella- el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- solía suplicar en la oración diciendo: ( Número del tomo 7; Página 58) "Allahumma inni a‘udhu bika min ‘adhabi al-qabr, wa a‘udhu bika min fitnat al-Masih al-Daggal, wa a‘udhu bika min fitnat al-mahya wa fitnat al-mamat. Allahumma inni a‘udhu bika min al-magrami wa al-ma’tham" (¡Oh Allah, me refugio en Ti del castigo de la tumba; del mal de la prueba del Anticristo; de las pruebas de la vida y de la muerte. Oh Allah, me refugio en Ti de las cargas de deudas y pecados!". Recopilado por Ahmad, Al-Bujari, Muslim, Abu Dawud, Al-Nasa’i y Al-Tirmidhi. También fue narrado por Abu Hurayra -que Allah esté complacido con él- que el Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Cuando uno de vosotros termine el "Tashahhud" (el saludo final de la oración), que pida refugio en Allah de cuatro cosas: del castigo del Infierno, del castigo de la tumba, de las pruebas de la vida y de la muerte y del mal de la prueba del Anticristo). Recopilado por Ahmad, Muslim, Abu Dawud y Al-Nasa’i. Además, el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- enseñó a Abu Bakr Al-Siddiq otra súplica para decirla en su oración. Pues, Abu Bakr -que Allah esté complacido con él- narró que él dijo al Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-: ¡Enséñame una plegaria con la que yo pueda invocar en mi oración! Dijo: ¡Di: "Allahumma inni zhalamtu nafsi zhulman kathira, wa la yaghfiru al-dhunuba illa Ant, fa-ghfir li maghfiratan min ‘indik wa-rhamni, innaka anta al-Ghafur al-Rahim" (¡Oh Allah, he sido demasiado injusto conmigo mismo y Tú eres el único que perdona las faltas. Concédeme de tu parte un perdón cumplido, y ten compasión de mí. Ciertamente, Tu eres el Perdonador, el Misericordioso! Recopilado por Ahmad, Al-Bujari y Muslim. También, el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: No dejes de decir después de cada oración: "Allahumma a‘inni ‘ala dhikrika wa shukrika wa husni ‘ibadatik" (¡O Allah! Ayúdame a mencionarte, a agradecerte y a adorarte bien) Por otro lado, el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dio a su Ummah (Nación Islámica) la plena libertad de escoger la súplica qué más quieren después de Al-Tashahud final. Fue narrado bajo la autoridad de Ibn Mas‘ud -que Allah esté complacido con él- que dijo: ( Número del tomo 7; Página 59) Cuando nos sentábamos con el Profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, decíamos: "Al-salamu ‘ala Allah min ‘ibadih. Al-salamu ‘ala fulan wa fulan" (¡Que la paz sea con Allah, de parte de Sus siervos! ¡Que la paz sea con fulano y fulano). Entonces El Profeta , que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, nos dijo: "No digáis que la paz sea con Allah; ya que Allah es la Paz, pero si uno de vosotros se sienta, que diga: "Al-tahiyyatu li-llahi wa al-salawatu wa al-tayyibat. Al-salamu ‘alayka ayyuha al-nabiyy wa rahmatu allahi wa barakatuh. Al-salamu ‘alayna wa ‘ala ‘ibad Allah al-salihin. Ashhadu an la ilaha illa Allah, wa anna Muhammad ‘abduhu wa rasuluh" (Todos los saludos, las oraciones y las buenas palabras pertenecen a Allah. Qué la paz sea sobre ti, ¡Profeta!, así como la misericordia de Allah y sus bendiciones. Qué la paz sea también sobre nosotros y sobre todos los siervos virtuosos de Allah), que cuando lo decís, llega a todos y cada uno de los buenos siervos en el cielo y en la tierra. (Atestiguo que no hay más dios que Allah, y atestiguo que Muhammad es Su servidor y mensajero) Recopilado por Al-Bujari, Muslim, Abu Dawud y otros con términos similares en el sentido. Por ende, a través de sus dichos y enseñanzas a sus Compañeros, el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- aclaró que los musulmanes tienen plena libertad en cuanto a la súplica. Sin embargo, es mejor que el creyente se adhiera en su oración a las súplicas que han sido fielmente transmitidas del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- o de cualquiera de sus Compañeros. ( Número del tomo 7; Página 60) ¡Que Allah nos conceda el éxito! ¡Que Allah bendiga a nuestro Profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!

Relacionado: