La incapacidad de ser imán como una razón para abandonar la oración en congregación

Pregunta: Soy un joven de 22 años de edad. Estoy casado desde hace cinco meses. Trabajo como empleado, y vivo en una aldea lejana. En dicha aldea, hay una mezquita pequeña de entre otras mezquitas. Ya por un largo tiempo, dirijo la oración en el caso de estar presente; pero un día, específicamente una noche, estaba invitado junto con otra gente a un banquete en la casa de una persona, y cuando llegó el momento de la oración de Al-'Isha', rezamos en la misma casa y yo he dirigido la oración. Pero, en esa noche, durante la recitación, he experimentado temblores, confusión y miedo. Así que desde entonces hasta ahora, he tenido los mismos síntomas; lo que me obligó a abandonar la oración en congregación para que no me llamen a dirigir la oración. Ahora estoy preocupado, y espero una solución rápida. Aconséjenme, por favor, ¿qué debo hacer?


( Número del tomo 8; Página 50) Respuesta: Si la situación es como usted ha mencionado, entonces esto no es una excusa válida para dejar la oración en congregación. Además, usted puede excusarse de dirigir la oración como imán hasta que Allah le cure. ¡Que Allah le cure de toda enfermedad!¡Que Allah nos conceda el éxito! ¡Que Allah bendiga a nuestro Profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!

Relacionado: