La hechicería, los amuletos y los maleficios son politeísmo

Pregunta: Una persona solicitó al Principado de Riad una licencia para vender Ruqyah (es decir, recitación para la curación) y amuletos que contienen aleyas coránicas en el mercado. El Comité para la Propagación de la Virtud y la Prevención del Vicio, le pidió obtener una licencia del Principado. Así pues, el Principado ha sugerido que ustedes emitan la licencia después de ser convencidos por el solicitante, estableciendo el estatuto y las normas que protegen a la gente contra la explotación. Nos gustaría conocer su opinión acerca de este asunto, y la posibilidad de conceder licencias para aquellos que cumplen con los criterios requiridos al respecto. Por favor, acepten nuestros cordiales saludos.


Respuesta: Ya se ha emitido una fatwa ( Número del tomo 1; Página 258)  sobre el veredicto de escribir aleyas coránicas o súplicas proféticas en papel o en un plato, luego limpiarlo con agua para que el paciente la tome como una cura. Por lo que sabemos, no ha sido auténticamente establecido que el Profeta -que la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, ni los Califas Ejemplares, ni sus Compañeros -que Allah esté complacido con ellos- hicieran esto, y de hecho, toda el bien radica en seguir la guía del Profeta -que la paz y las bendiciones sean con él- y la de sus sucesores y Compañeros. He aquí el texto de la fatwa: El Profeta -que la paz y las bendiciones de Allah sean con él- permitió hacer Ruqyah (recitar sobre el enfermo con el fin de curación y protección) usando el Corán, las plegarias e invocaciones, siempre y cuando no contengan palabras de politeísmo o palabras ambiguas; de conformidad con el Hadîz transmitido por Muslim en su Sahih bajo la autoridad de ‘Awf ibn Malik que dijo: En la época preislámica, practicábamos algunas formas de exorcismo. Un día, dijimos: "¡Oh Mensajero de Allah!, ¿qué opinas sobre esto?". Dijo: "Enseñadme vuestros exorcismos. No hay nada malo en ello mientras que vuestras Ruqyas no impliquen Politeísmo". Asimismo, los ulemas acordaron por unanimidad sobre la permisibilidad de hacer Ruqyah siempre y cuando se utilice de la manera antes mencionada, junto con creer que es sólo un medio que no tiene ningún efecto, salvo por la voluntad de Allah -Exaltado sea-. En cuanto a llevar cualquier cosa alrededor del cuello o atarla a otras partes del cuerpo; está prohibido si se trata de otra cosa que el Corán, mejor dicho, es considerado politeísmo. Pues, fue trasmitido por el Imam Ahmad en su Musnad bajo la autoridad de ‘Imran ibn Husayn -que Allah esté complacido con él-: que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- vio a un hombre que llevaba en su mano una pulsera de cobre; le dijo: "¿Por qué llevas esta pulsera?". Respondió: "A causa del cansancio". El Profeta le ordenó: "Quítala, porque sólo aumenta tu cansancio. Si mueres llevándola, nunca tendrás éxito". Él también narró bajo la autoridad de ‘Uqbah ibn ‘Amir que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Quien se cuelgue un amuleto, pido a Allah que no logre su finalidad, y quien se cuelgue una reliquia, pido a Allah que no le conceda Su protección. En otra versión del mismo hadith narrado por Ahmad, dijo: Quien cuelgue un amuleto, habrá cometido un acto de politeísmo. También fue recopilado por Ahmad y Abu Dawud que Ibn Mas‘ud -que Allah esté complacido con él- dijo: Escuché al Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- decir: ( Número del tomo 1; Página 259)  Ciertamente, la hechicería, los amuletos y los maleficios, son Politeísmo. Y si una persona lleva aleyas del Corán, entonces según la opinión más correcta de los ulemas, también está prohibido por tres razones:Primero: La generalidad de la prohibición en los Hadices del Profeta -que la paz y las bendiciones de Allah sean con él- sobre colgar cualquier amuleto, mientras que no hay evidencia que confirma lo contrario.Segundo: bloquear los medios que puedan conducir a lo peor; ya que podría llevar a usar otros objetos.Tercero: Lo que se lleva es sujeto a ser profanado; ya que se usa en el baño, al limpiar las partes íntimas después de orinar o defecar, al tener relaciones sexuales y así sucesivamente. ( Número del tomo 1; Página 260) En cuanto a escribir una sura o algunas aleyas del Corán en un plato o en un papel, lavarlo con agua, azafrán u otra sustancia, y luego beber esta agua para obtener la bendición, el conocimiento beneficioso, dinero, salud, seguridad, entre otros; no está auténticamente confirmado que el Profeta -que la paz y las bendiciones de Allah sean con él- lo hizo para sí mismo o para otros, ni permitió a nadie de los musulmanes hacerlo, aunque las condiciones lo requieren. Además, según lo que sabemos, no está establecido como auténtico que alguno de los Compañeros -que Allah esté complacido con ellos- hiciera esto o lo permitiera. Por lo tanto, lo mejor es abstenerse de ello y cumplir con lo que se confirma en la shari'ah (Ley Islámica), que es hacer Ruqyah recitando el Corán, los Hermosos Nombres de Allah, las plegarias auténticas y las súplicas proféticas cuyos significados son claros y no contienen ninguna forma de politeísmo. Para acercarse más a Allah, debe hacerlo de la manera que Él ha legislado, esperando la recompensa y para que Él le perdone sus pecados, alivie sus males y le conceda el conocimiento beneficioso, y esto será suficiente. El que está contento con lo legislado por Allah, no estará en necesidad de nada más. Allah es Quien da el éxito.En consecuencia, no se debe conceder a este hombre la licencia para vender las Ruqyas mencionadas y los amuletos, sino que se debe impedirle que los venda.¡Que Allah nos conceda el éxito! ¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!

Relacionado: