La comprobación del castigo de la lapidación en la Shari'ah verbal y prácticamente

Pregunta 10: Una persona niega el castigo de la lapidación, argumentando que el Mensajero de Allah aplicaba este castigo corporal prescrito para el crimen antes de la revelación del sura de Al-Nur (La Luz), basándose en los veredictos de Torá, pero después del descendenso de este sura, no aplicó más este veredicto. ¿Cuál es su opinión al respecto?


Respuesta 10: Está comprobado, por textos recopilados, en la shari'ah (Ley Islámica) la aplicación del castigo de la lapidación contra quien cometió adulterio de entre los casados incluso hombres y mujeres. En cuanto a la aplicación: El Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- aplicó la pena de la lapidación contra Ma‘iz, Al-Ghamidiyya, y los dos judíos por cometer adulterio -tener relaciones extramatrimoniales ilícitas- estando casados.En cuanto a los textos: Fue auténticamente referido, en la autoridad de ‘Ubada ibn Al-Samit -Que Allah esté complacido con él- que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Recibid (conocimiento) de mí, recibid (conocimiento) de mí. Allah ha establecido un juicio para ellas. Si un hombre no casado comete adulterio con una mujer no casada, ambos deberían recibir cien azotes y un año de exilio. Y, si un hombre casado comete adulterio con una mujer casada, ambos deberían recibir cien latigazos y ser lapidados hasta la muerte Además, fue auténticamente recopilado bajo la autoridad de Abu Hurayra, y Zayd ibn Jalid -que Allah esté complacido con ellos- quienes dijeron: Mientras estábamos con el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, un hombre se levantó y dijo: "Te pido por Allah que juzgues entre nosotros según el Libro de Allah". Entonces, su adversario, que era más sabio que él, se levantó y dijo: "Sí, juzga entre nosotros según el Libro de Allah y permíteme hablar. El Profeta le dijo: "Habla". Dijo: "Mi hijo trabajaba para este hombre y cometió adulterio con su mujer; así que le di cien ovejas y un esclavo como expiación por el pecado de mi hijo. Luego, pregunté a algunos ulemas al respecto y me informaron que mi hijo debía recibir cien latigazos y ser exiliado por un año, y la esposa de este hombre debe ser lapidada hasta la muerte". Entonces, el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: "Por Aquél en Cuya mano está mi alma, juzgaré entre vosotros según el Libro de Allah -Exaltado sea-: "Tienen que devolverte tus cien ovejas y el esclavo y tu hijo deberá recibir cien latigazos y ser exiliado durante un año. ¡Oh Unays! ve a la mujer de este hombre, si reconoce haber cometido este pecado, entonces lapídala. Fue a ella y reconoció haber cometido adulterio. Entonces, la lapidó. ( Número del tomo 3; Página 360) Un Hadîz de común acuerdo sobre su autenticidad. La aplicación de este castigo fue comprobada también, por acciones y palabras, en la época de los Califas Ejemplares sin haber negaciones en su contra. Esto demuestra que este castigo no fue derogado, al contrario fue acordado con un consenso unánime, antes de la aparición de los Jawariy, y los Mu‘tazilis. En consecuencia, negar este castigo se trata de una violación de los textos verificados y del consenso de los ulemas. Fue auténticamente recopilado bajo la autoridad de Ibn ‘Abbas- -que Allah esté complacido con ambos- que ‘Umar ibn Al-Jattab -que Allah esté complacido con él- dijo: Me temo que el transcurso del tiempo sea largo para la gente, hasta que alguien diga: "No encontramos la pena de lapidación en el Libro de Allah". Así, serán extraviados por el abandono de una prescripción revelada por Allah. En verdad, la lapidación es una obligación prescrita en el Libro de Allah, que se aplica a quien cometa adulterio, estando casado, si hay prueba de ello, como embarazo o confesión. (Un Hadîz acordado por Al-Bujari y Muslim). Fue auténticamente recopilado bajo la autoridad de ‘Ali -que Allah esté complacido con él- cuando lapidó a la mujer el viernes, que dijo: "La he apedreado de acuerdo con la Sunna del Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-. Y dijo en otra versión del mismo hadith: "La he azotado de acuerdo con el Libro de Allah". Lo dijo respondiendo a quienes le acusaron de aplicar dos diferentes castigos prescritos contra la mujer, el de la lapidación, y el del látigo.

Relacionado: