Jugar en la mezquita

Pregunta: Mis colegas en la escuela, profesores, debatieron sobre el Hadîz de ‘A’isha, mencionado en el Sahih de Al-Bujari ( Número del tomo 6; Página 309) en el capítulo de (Los que utilizan las lanzas), vol. 1, pág. 171, cuyo tenor es: Vi al Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- en la puerta de mi casa, mientras que los Abisinios jugaban en la mezquita; y el Mensajero de Allah me escondía con su vestido mientras yo observaba sus juegos Les pregunto a ustedes por el veredicto legal sobre jugar en la mezquita, y por la explicación de dicho hadith.


Respuesta: Los Abisinios -que Allah esté complacido con ellos- jugaban en la mezquita con las lanzas en una fiesta. Pues, se entrenaban y hacían ejercicios de guerra, como una disposición para luchar contra los incrédulos. Es indudable que esto es un acto del bien, porque el Yihad (Lucha por la causa de Allah), la disposición para él y el entrenamiento de utilizar sus armas en su caso, es, por cierto, una de las prescripciones del Islam. Pero se llamaba juego, por ser parecido a él, porque los entrenados fingían apuñalar y matar al rival, pero no lo hacían, incluso si son de los parientes más cercanos, como padre e hijo. Por lo tanto, nos queda claro que está permitido hacerlo en la mezquita, sobre todo, en una fiesta, porque es un día de felicidad. Ya que es, en realidad, un bien y un modo de acercarse espiritualmente a Allah, a pesar de ser, aparentemente, un juego.En lo que se refiere a jugar por jugar, es un recreo que no está permitido hacerlo, entrenarse con él, consentirlo, ni verlo, especialmente, por parte del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- ni por los Compañeros -que Allah esté complacido con ellos-. Igual que la legitimidad de entrenarse a las carreras de caballos y camellos y tirar las flechas, disponiéndose para luchar por la causa de Allah, y adoptando las razones a fin de ( Número del tomo 6; Página 310)  reestablecer el Estado Islámico y defender el Islam, pues todo esto es lícito, pero a condición de hacerlo en un lugar apropiado, y no se considera una diversión prohibida; ya que entra en el marco de la aleya en que Allah -Glorificado sea- dice: Preparad contra ellos todas las fuerzas y guarniciones de caballos que podáis ¡Que Allah nos conceda el éxito!¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!

Relacionado: