Hacer Ruqyah mediante el Corán, las plegarias y las súplicas

Pregunta 1: Algunas personas escriben aleyas del Corán en un tablero negro, lavan la escritura y luego beben el agua que se utilizó en ello; con la esperanza de alcanzar un conocimiento, ganar dinero, disfrutar de salud y seguridad, etc. Además, escriben estas aleyas en papel que se cuelga alrededor del cuello como protección. ¿Es este acto lícito o no?


Respuesta 1: El Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- permitió hacer Ruqyah (recitar Corán y decir súplicas legales sobre el enfermo buscando la curación), utilizando el Corán, las plegarias y las súplicas, siempre y cuando esté libre de cualquier politeísmo o palabras desentendibles. Pues, fue transmitido por Muslim en su Sahih bajo la autoridad de ‘Awf ibn Malik que dijo: En la época preislámica, practicábamos algunas formas de exorcismo. Un día, dijimos: "¡Oh Mensajero de Allah!, ¿qué opinas acerca de esto?". Dijo: "Enseñadme vuestros exorcismos. No hay nada malo en ello mientras que vuestra Ruqyah no implique politeísmo". Por otro lado, los ulemas acordaron unánimemente que es admisible utilizar Ruqyah, con tal de que se ajuste a las condiciones que se han mencionado arriba, junto con creer que es sólo un medio que no tiene ningún efecto, salvo por la voluntad de Allah -Exaltado sea-. En cuanto a llevar un objeto alrededor del cuello o atarlo a una parte del cuerpo; si se trata de otra cosa que el Corán, entonces está prohibido, más bien, es considerado como politeísmo, ya que fue trasmitido por el Imam Ahmad en su Musnad que ‘Imran ibn Husayn -que Allah esté complacido con él- dijo: ( Número del tomo 1; Página 245) que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- vio a un hombre que llevaba en su mano una pulsera de cobre, así que le dijo: "¿Por qué llevas esta pulsera?". Respondió: "A causa del cansancio". El Profeta le ordenó: "Quítala; porque sólo aumenta tu cansancio. Si mueres llevándola, nunca tendrás éxito". También transmitió bajo la autoridad de ‘Uqba ibn ‘Amir -que Allah esté complacido con él- que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Quien se cuelgue un amuleto, pido a Allah que no logre su finalidad, y quien se cuelgue una reliquia, pido a Allah que no le conceda Su protección. Y en la versión de Ahmad, dijo: Quien cuelgue un amuleto, habrá cometido un acto de politeísmo. Asimismo, fue transmitido por Ahmad y Abu Dawud que Ibn Mas‘ud -que Allah esté complacido con él- dijo: Escuché al Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- decir: Ciertamente, la hechicería, los amuletos y los maleficios, son politeísmo. Llevar un objeto que contiene aleyas del Corán también está prohibido, de acuerdo a la opinión más correcta por tres razones:Primero: la generalidad de la prohibición establecida en el Hadith del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- en usar cualquier amuleto, y no hay evidencia que especifica lo contrario.Segundo: la necesidad de bloquear los medios que puedan conducir a cometer lo prohibido; ya que puede conducir a usar otros objetos.Tercero: lo que se lleva es sujeto a ser profanado, ya que se usa en el baño, al realizar Istinga' (limpieza de las partes íntimas con agua, papel, piedras etc., después de orinar o defecar), al tener relaciones sexuales y así sucesivamente. ( Número del tomo 1; Página 246) En cuanto a escribir una sura o algunas aleyas del Corán en una tabla, un plato o una hoja, lavarlo con agua, azafrán u otras sustancias y luego beber esta agua con la esperanza de obtener bendiciones, alcanzar un conocimiento, ganar dinero, disfrutar de salud y seguridad y así sucesivamente; no se estableció auténticamente que el Profeta -que la paz y las bendiciones de Allah sean con él- hizo esto para sí mismo o para los demás; tampoco permitió hacerlo a sus Compañeros o a los de su Ummah (Nación Islámica), a pesar de que había ocasiones en las que podría haber justificado la necesidad de eso. Por otra parte, no se ha establecido de manera auténtica, según lo que nosotros sabemos, que uno de los Compañeros -que Allah esté complacido con ellos- hizo esto o lo permitió. Por lo tanto, es mejor abandonar este acto y recurrir a lo establecido en la Shari'ah (Legislación Islámica) haciendo Ruqyah con el Corán, los Hermosos Nombres de Allah, las plegarias auténticas, las súplicas proféticas y las otras invocaciones similares que tienen un sentido conocido y carecen de cualquier forma de politeísmo. Es suficiente para una persona que quiera acercarse a Allah usar lo que Él ha prescrito, en la manera que Él ordenó, con la esperanza de que perdone sus pecados, alivie su sufrimiento y le otorgue el conocimiento beneficioso. Ciertamente, cuando las personas se limitan a lo que Allah -Exaltado sea- ha legislado, Él hará que sea suficiente para ellos y no van a tener necesidad de nada más.¡Que Allah nos conceda el éxito! ¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!

Relacionado: