Fotografiar todo lo que tiene alma

Pregunta: Soy director de una escuela primaria que está en el sur de Shimran, ( Número del tomo 1; Página 661) y me encargaron de sacar fotografías de los alumnos y de los exploradores durante la excursión de la escuela, además de sacar fotos de algunas partes para exponerlas en la escuela, y como sabemos y escuchamos, los ángeles no entran en la casa donde hay imágenes. Dado que me encargaron los responsables de este trabajo, yo, por mi parte encargo a alguien que saque las fotos y le doy el coste de las mismas del dinero que me entregan, y yo no las hago, entonces ¿quién será el pecador?


Respuesta: No cabe duda en que fotografiar todo lo que tiene alma, no sólo está prohibido, sino que se considera uno de los grandes pecados, por lo que fue transmitido al respecto una severa amenaza en los textos de la Sunna, y porque este acto implica rivalización a Allah en crear a los vivos. También puede ser un medio que provoca la tentación y un pretexto que conduce al politeísmo en muchos casos, por lo que el pecado recae sobre quien saca las fotos, a quien le ha encargado que las haga y a todos los que le ayudaron o lo ordenaron, porque, así, se colabora en la desobediencia, y Allah prohíbe esto diciendo: no busquéis ayuda en la desobediencia ni en la transgresión ¡Que Allah nos conceda el éxito! ¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!

Relacionado: