Abandonar la oración en congregación sin una excusa válida

Pregunta 4: ¿Cuál es el juicio acerca de una persona que reza solo en su casa sin excusa válida? ¿Acaso es un incrédulo? Si no es así, ¿Cómo explica usted la tradición en que uno de los Compañeros del Profeta preguntó acerca de un hombre que ayunaba todo el día y realizaba las oraciones voluntarias nocturnas, pero no asistía a la oración del viernes ni a las oraciones en congregación, y él respondió: "Estará en el Fuego"?


Respuesta 4: Quien realiza las cinco oraciones obligatorias o una de ellas en su casa sin tener excusa válida no es incrédulo. Sin embargo, ha cometido un pecado por abandonar un acto obligatorio que es rezar en congregación en la mezquita, porque Allah dice: Y cuando estés con ellos y les dirijas el salat, que una parte permanezca en pie contigo llevando sus armas, y mientras se hacen las postraciones, que permanezcan (los demás) detrás de vosotros; luego que venga la parte que no haya rezado y lo hagan contigo tomando precauciones y estando armados. Los que se niegan a creer querrían que os descuidarais de vuestras armas y pertrechos para así poder caer sobre vosotros en una sola carga ( Número del tomo 7; Página 288)  Pues, Allah -Glorificado sea- ordenó realizar las oraciones en congregación en las situaciones más críticas y espantosas. Debido a esto, la primera parte debe terminar la segunda mitad de la oración independientemente, realizando el saludo final antes que el Imán. Sin duda, el hecho de permitir esto, indica que cumplir las oraciones obligatorias en congregación, con el imán, es un acto estrictamente obligatorio, incluso, es más obligatorio que el deber de seguir al imán en la oración, de modo que los movimientos del orante no deben ser simultáneos ni precedentes a los del imán. Asimismo, el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Cualquiera que oye la llamada a la oración y no acude a la mezquita para cumplir la oración en congregación, su oración será vana, a menos que tuviera una excusa válida Recopilado por Ibn Maga, Al-Darqutni, Ibn Hibban y Al-Hakim y su cadena de narradores se somete a las condiciones estipuladas por Muslim. Reveló Abu Hurayra -que Allah esté complacido con él- que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Un hombre ciego dijo al Profeta, bendígale Allah y le dé paz,: "¡Mensajero de Allah! No tengo a quien me conduzca a la mezquita. ¿Se me permite hacer la oración en casa?" El Profeta le preguntó: "¿Oyes la llamada a la oración?" Dijo: "¡Si!" Dijo: "Responde la llamada y acude". Fue narrado por Al-Bujari en su Sahih bajo la autoridad de Abu Hurayra -que Allah esté complacido con él- que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Estuve a punto de dar la orden de aportar la leña, de encargar a alguien que llame a la oración, luego de encargar a un hombre que dirija la oración para irme a casa de algunos(que se niegan a rezar en grupo) y quemarles sus casas. ¡Por Aquél en cuya mano está mi alma! si uno de aquella gente supiera que encontraría un hueso graso o dos buenos pies de carneros, no habría dejado de participar en la oración de noche (Al-‘Isha’). También se narró por ( Número del tomo 7; Página 289)  Al-Bujari en su Sahih bajo la autoridad de Abu Hurayra -que Allah esté complacido con él- que el Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Para los Hipócritas, no hay oración que de más pereza que la del alba (al-fagr) y la de la noche (Al-‘Icha’). Si supieran el bien que contienen, vendrían, aun arrastrándose, para cumplirlas. Estuve a punto de dar la orden de encargar al almuédano que llame a la oración, luego de pedir a un hombre que dirija la oración para llevar leña e irme a quemar las casas de los que no salen a la oración. Quien no asista a la oración del viernes ni a las oraciones en congregación, merece ser arrojado al fuego del Infierno por abandonar uno de los deberes del Islam. Pero si niega la obligatoriedad de las oraciones en congregación o la del viernes a los musulmanes capacitados, entonces debe ser considerado un incrédulo que será castigado eternamente en el fuego del Infierno. Por otra parte, si cree en ambas obligaciones, pero las dejó por pereza, será castigado en el Fuego según el grado de su pecado, hasta que Allah le perdone y finalmente, será admitido en el Paraíso; porque Allah dice: Es cierto que Allah no perdona que se Le asocie con nada. Sin embargo, aparte de esto, perdona a quien quiere ( Número del tomo 7; Página 290) y por los Hadithes que confirman que quien comete los pecados grandes, menos el politeísmo, será castigado en el Fuego hasta que Allah lo perdone, entonces se le permitirá entrar en el Paraíso. En lo que se refiere a la tradición mencionada anteriormente en la pregunta, se reveló bajo la autoridad de Ibn ‘Abbas -que Allah esté complacido con ambos- y dice textualmente: (Alguien le preguntó acerca de un hombre que ayunaba todo el día y realizaba las oraciones voluntarias nocturnas pero no asistía a la del viernes ni a las oraciones en congregación, dijo: "Estará en el Fuego"). Si esta tradición es auténtica, su significado es comparable con la explicación mencionada anteriormente.¡Que Allah nos conceda el éxito! ¡Que Allah bendiga a nuestro Profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!

Relacionado: