Celebrar la oración del viernes dos veces seguidas por falta de espacio en la mezquita

Pregunta 1: ¿Está permitido hacer la oración del viernes en una mezquita en la que no se observaba, o no se tuvo la intención de observar tal oración cuando empezaron a construir dicha mezquita? ( Número del tomo 8; Página 264) Es decir, ¿es necesario para el musulmán que se propone construir una mezquita, informar a los demás musulmanes de la ciudad de que está construyendo tal mezquita, levantada para Allah -Glorificado sea-, con el fin de que se realicen en ella las cinco oraciones prescritas además de la oración del viernes o la observación de ésta, es considerada como válida aun cuando el constructor de la mezquita no lo declare al realizar los cimientos de ella?


Respuesta 1: Si la cuestión es tal como se ha mencionado, no hay impedimiento legal con convertir la mezquita de ser un lugar donde se realiza solamente la oración en congregación a un lugar donde se observan tanto la oración del viernes como la oración en congregación; cuando existe justificación legal para ello. Y en el caso de que sea su intención, al construir la mezquita, observar exclusivamente la oración en congregación y no la del viernes, esto no impide que se convierta la mezquita, sea antes o después de terminar su construcción, en un lugar donde se puede efectuar tanto la oración del viernes como las otras oraciones en congregación. Y no conocemos a ningún ulema que lo puso como condición. Puesto que se trata de un requisito sin fundamento ni en el Corán ni en la Sunna. Pregunta 2: Cuando hay más de una mezquita en una ciudad grande, ¿se debe observar la oración del viernes en varias mezquitas o todos los musulmanes de la ciudad tienen que reunirse en una sola mezquita para observar dicha oración; dejando las demás mezquitas? ¿Y qué ocurre cuando existen imanes oradores y algunas congregaciones musulmanas en dichas mezquitas? Respuesta 2: Está permitido observar la oración del viernes en más de una mezquita del mismo país, cuando existe alguna necesidad. Tal como, una gran extensión del país, muchas distancias entre sus provincias, lejanía o estretchez de la mezquita o por miedo de que ocurra una disputa entre los musulmanes. Pues, la variedad sólo se permite en dichos casos; ( Número del tomo 8; Página 265)  ya que tiene lugar en las ciudades provincias y localidades, con frecuencia, en presencia de los ulemas y nadie lo ha negado. Por consiguiente, se considera como un consenso unánime. Esto fue mencionado por el ulema Ibn Muflih en su libro: (Al-mubdi‘ sharh al-muqni‘). También, Al-Tahawi entre otros de los adeptos de los Imames citaron, esto está de acuerdo con la opinión más acertada de la mayoría de los ulemas. Shayj Al-Islam Ibn Taymiya -que Allah tenga misericordia de él- dijo: se permite la variedad cuando hay necesidad. Así como, Al-Sarjasi mencionó: la opinión más acertada según la Escuela Jurídica de Abu Hanifa consiste en permitir su observación en dos mezquitas o más. También, en: (Tanwir al-absar) y su explicación, (Al-durr al-mujtar), se puede realizar en el mismo país en varios lugares sin excepción; y en función de todo ello, emitimos nuesta fatwa. Al-Jaraqi dijo: (Si fuera un país extendido que necesite muchas mezquitas, se permitiría hacer la oración de Al -Gumu'ah en todas). El ulema Ibn Qudamah en su, Enriquecedora explicación del sumario de Al-Jaraqi , dijo: (En resumen, en el caso de que sea un país extendido, donde sería muy difícil que los habitantes se reunieran en una sola mezquita a causa de la mucha distancia entre sus metrópolis o porque su gran mezquita no da cabida a todos los orantes; como en el caso de Bagdad y Asbahan y todas la grandes capitales parecidas, se permitiría observar la oración del viernes según la necesidad. Ésta fue la opinión de ‘Ata’. Así como lo aprobó Abu Yusuf, exclusivamente en Bagdad; ya que se ejecutan los castigos corporales, prescritos para los crimenes, en dos lugares allí y la oración del viernes se observa donde se ejecutan dichos castigos. Esta fue la opinión de Ibn Al-Mubarak. Abu Hanifa, Malik y Al-Shafi‘i dijeron: ( Número del tomo 8; Página 266) no está permitido observar la oración del viernes en más de un lugar del mismo país, ya que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- no hacía tal oración sino en una sola mezquita. Tal como hacían sus Califas Ejemplares tras su muerte. Y si fuera permitido, no hubieran permitido dejar de observar dicha oración en las demás mezquitas. Hasta Ibn ‘Umar dijo: no se puede observar la oración del viernes sino en la gran mezquita donde reza el Imán. Y para nosotros, es una oración de la que, según la shari'ah (Legislación Islámica), forman parte tanto la reunión como el sermón, por consiguiente, está permitida en los lugares adecuados a ello, como la oración de la fiesta. También, fue comprobado que ‘Ali -que Allah esté compalcido con él-, el día de la fiesta, solía salir al oratorio, después de haber encargado a Abu Mas‘ud Al-Badri de presidir la oración de alguna minoría de gente. Con respecto al hecho de que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dejaba de observar la oración del viernes en dos sitios, era porque no tuvieron necesidad sino de una; porque sus Compañeros querían escuchar el sermón que pronunciaba y asistir a la oración con él; aun cuando estaban lejos sus casas. Porque es el Mensajero de Allah y el legislador de los veredictos. Y cuando fuera esta cuestión necesaria en los países, se rezaría en varios lugares sin que lo negara nadie, por lo tanto, se convirtió en un consenso unánime. Pero, en cuanto a lo que dijo Ibn ‘Umar, significa que no se debe realizar en las mequitas pequeñas dejando las grandes. Y el hecho de comparar esto con lo de los castigos corporales prescritos para los crimenes, no es aceptado.Abu Dawud dijo: escuché a Ahmad diciendo: ¿Qué castigo corporal (prescrito para el crimen) se ejecutaba en Medina? Cuando llegaba allí Mus‘ab ibn ‘Umayr, encontró a cuarenta personas escondidas en una casa y les reunió. No se tienen en cuenta las palabras de Ibn Qudama. ( Número del tomo 8; Página 267) El hecho de que se permita la multiplicidad de la oración del viernes en el mismo país cuando existe una necesidad, es lo más acertado que corresponda a las reglas de la purificada shari'ah y a lo que hacían los musulmanes a lo largo de las épocas precedentes en todos los Estados, países, regiones, provincias y localidades en los que necesitaban sus habitantes tal variedad.¡Que Allah nos conceda éxito!¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!

Relacionado: