Contratar a alguien para leer el Corán en el cementerio

Pregunta: ¿Cuál es el veredicto legal de contratar a alguien para recitar el Corán por los muertos, ( Número del tomo 9; Página 36) en la tumba, en la casa del fallecido durante las dos noches de dar el pésame o en otros momentos? ¿Será recompensado el difunto por esta recitación del Corán pagada? ¿Es esto inválido? Y si lo es, ¿comete culpa el recitador del Corán que recibe pago y la persona quien paga este dinero?


Respuesta: Recitar el Corán es uno de los actos físicos puros de adoración. Por otro lado, no está permitido pagar ni recibir dinero a cambio de recitar el Corán por un muerto. En este caso, esta obra no será recompensada, y habrá cometido un pecado quien paga o recibe el dinero por ello. Shayj del Islam, Ibn Taymiya, dijo: "No está permitido emplear a alguien para recitar el Corán con la intención de dar la recompensa a una persona muerta; ya que esto no fue reportado de ninguno de los Imanes. Los ulemas dijeron: "Quien recita el Corán a cambio de dinero, no será recompensado, entonces, ¿qué cosa regalará al difunto?". La regla general es que los actos de adoración en el Islam se basan en la prohibición, en el sentido de que ningún acto de adoración debe ser realizado a menos que haya evidencias de la shari`ah (Ley Islámica) que demuestran su licitud. Allah -Altísimo sea- dice: Obedeced a Allah, obedeced al Mensajero El Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Quien innove algo en nuestra Religión que no sea de ella, le será rechazado Y en otra versión del mismo hadith, dijo: Quien innove algo en nuestra religión que no sea de ella, será rechazado ( Número del tomo 9; Página 37) Es decir: rechazado para quien lo ha hecho. Este acto indicado en la pregunta, no era una de las prácticas del Profeta ni tampoco de sus Compañeros. En efecto, la mejor guía es la del profeta Muhammad, y lo peor son las innovaciones en la religión; pues, todo el bien radica en seguir el método del Mensajero, manteniendo una buena intención. Allah -Altísimo sea- dice: Aquel que somete su frente a Allah y hace el bien, se habrá aferrado al asidero más firme Y dice también: ¡Pero no! Sino que aquel que humille su rostro ante Allah y actúe rectamente, Allah le dará su recompensa, y no tendrá que temer ni se entristecerá Sin duda, todo el mal está en contradecir el método del Mensajero -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dedicando las obras a alguien fuera de Allah.¡Que Allah nos conceda el éxito! ¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!

Relacionado: