Las reglas de la incontinencia urinaria

Pregunta: Soy el imán de una mezquita, padezco cáncer del intestino. Los médicos dijeron que la enfermedad reside en el recto donde se encuentran los restos de comida, y se debe extirparlo. Efectivamente me operaron y cerraron la salida haciendo una abertura lateral para el excremento. Estoy utilizando bolsas de plástico que se engoma una de ellas sobre la abertura por medio de una sustancia adherente, de modo que no salen gases, sudor ni cualquier cosa desfavorable, luego quito la bolsa un día después y limpio bien la abertura para pegar otra bolsa y así me encargo de ser el Imán de la mezquita. ¿Es válido mi trabajo como Imán o no?


Respuesta: Las alabanzas son únicamente para Allah, la paz y las bendiciones sean sobre el Mensajero de Allah, su Familia y sus Compañeros: ( Número del tomo 5; Página 454) Si el caso es como usted ha mencionado, entonces su ablución se anula por lo que sale de heces en la bolsa, sea mucho o poco. Por eso, hay que hacer la ablución para cada oración, tanto como quien padece de la incontinencia y metrorragia. No incurre usted en falta al llevar la bolsa durante la oración, aunque contenga impureza, y lo mismo respecto a las heces que llegan a la bolsa mientras usted reza. Pero no está permitido que usted dirija la oración para la gente como Imán, sea oración obligatoria o supererogatoria.¡Que Allah nos conceda el éxito! ¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su familia y sus Compañeros!

Relacionado: