El veredicto legal acerca de la celebración de la noche del veintisiete de Ramadán

Pregunta 2: ¿Cuál es el veredicto legal en cuanto concierne a la celebración de la noche del veintisiete de Ramadán (la Noche del Decreto)?


Respuesta 2: ¡La más excelente de las conductas es aquella que observó el Profeta! -La paz y las bendiciones de Allah sean con él- y el peor de los comportamientos es aquella bid`ah, que por definición carece de fundamento. A lo largo del mes de Ramadán, el Profeta acostumbraba a incrementar la cantidad de sus devociones y de sus actos caritativos, entre los cuales se contaban, claro está, las oraciones, la recitación del Corán y las limosnas, entre otras cosas. Durante las primeras veinte noches del citado mes, solía dormir durante un rato de la noche y velar el otro, manteniéndose en oración, y, al acaecer las últimas diez noches del Ramadán, despertaba a su familia para que elevasen súplicas a Allah también durante las horas de obscuridad. Asimismo, se mostraba tan estricto en sus devociones a medida que se aproximaba la Noche del Decreto (laylat al-Qadr). El Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: A quien, por su propia decisión, vela y ora durante las noches del Ramadán para obtener el divino galardón, le serán perdonados todos los pecados que hasta la fecha cometiera. Aquél que realiza la oración en la Noche del Destino con fe sincera y en la esperanza de ganar mérito, se le perdonarán todos sus pecados pasados. (acordado por Al-Bujari y Muslim). El Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- especificó que la Noche del Decreto adviene durante una de las diez últimas noches impares del mes de Ramadán. El Profeta dijo: Buscadla en las noches impares de las diez últimas del mes de Ramadán. Recopilado por Ahmad en su Musnad. Y lo narró Al-Tirmidhi, diciendo que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Buscadla cuando resten nueve, siete, cinco o tres noches del mes de Ramadán, o bien en la última noche Al-Tirmidhi recogió esta tradición profética y dijo: Éste es un Hadîz aceptable (Hasan) y auténtico (Sahih). Y el Profeta -que la paz y las bendiciones de Allah sean con él- enseñó a 'A'isha ( Número del tomo 3; Página 59) -Que Allah esté complacido con ella- la súplica con que imploraba esta noche. Y narró Ahmad en Al-Musnad que ella dijo: ¡Oh, profeta de Allah! ¿Cómo he de orar si tengo la fortuna de alcanzar la Noche del Destino? Y Él respondió: “Di: ¡oh, Allah!, Tú eres Indulgente, y amas la indulgencia; perdona pues mis faltas. Recopilado también por Al-Nasa'i, Ibn Maga y Al-Tirmidhi. Éste dijo después de recogerlo: se trata de un Hadîz aceptable (hassan) y auténtico (sahih). Esos eran los hábitos del Profeta tanto durante el mes de Ramadán como en la propia Noche del Decreto, por tanto, celebrar ese acontecimiento durante la vigesimoséptima noche del Ramadán, -con la convicción de que en efecto tuvo lugar durante esa fecha en concreto-, constituye sin duda una innovación reprobable que contraviene los mandatos de la Sunna del Profeta, pues Él jamás procedió de esa manera. Su celebración constituye una innovación reprobable.¡Que Allah nos conceda el éxito! ¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!

Relacionado: