El temor a Allah es uno de los mejores estados de la religión y una de las más grandes devociones

Pregunta: Soy funcionario, trabajo como maestro o como decimos profesor de educación primaria. Agradezco a Allah por este don, y estoy muy satisfecho con este trabajo honesto. Pero lo que me preocupa, es que me esfuerzo en creer en Allah -el Altísimo- y en temer a Él Solo sin socio. Imploro a Allah que no sea un tipo de ostentación el hecho de reconocer que créo en Allah Solo, lo temo, y procuro hacer sólo lo que podría satisfacerle, y a abstenerme de todo lo que puede provocar Su descontento. Mi única preocupación, en la actualidad, es buscar todo lo que pueda conducirme al politeísmo para evitarlo.Como acabo de decirle, soy profesor, Allah Solo sabe si hago mi trabajo con fidelidad; pero cuando me doy cuenta de la llegada de alguien de mis superiores, quiero decir: un supervisor encargado de vigilar la aplicación de los programas, evaluar el nivel de los alumnos y todo lo que tiene que ver con el departamento, entonces un gran miedo me coge; un miedo que se parece al de un creyente que está ante su Creador. Es decir, me pongo pálido de manera visible. Hermanos, ¿Acaso este miedo ante un hombre que no tiene fuerza ni poder, no es un tipo de politeísmo? Además este hombre no teme a Allah. Hermanos, guíenme hacia el buen camino, si esto de alguna manera puede conducirme al politeísmo. Estoy muy atormentado por el remordimiento. Para aclararles más, añado que me esfuerzo mucho más tan pronto se me avisa de una visita prevista de un supervisor. Guíenme hacia el buen camino. ¡Qué Allah les recompense!


Respuesta: El temor a Allah es uno de los mejores estados de la religión y una de las más grandes devociones. Es uno de los cultos más completos que Allah nos recomendó cumplir sinceramente para Él. Allah -Altísimo sea- dice: Pero, si sois creyentes, no les temáis a ellos, temedme a Mí Allah prometió conceder dos paraísos al que cumple la condición de temerle Allah -Enaltecido sea- dice: Y quien haya temido la comparecencia ante su Señor, tendrá dos jardines Allah elogió también a los ángeles calificándoles de temer a su Señor; Allah -Enaltecido sea- dice: Temen a su Señor que está por encima de ellos Las aleyas que lo atestiguan son abundantes en el Corán.Al-Shayj ‘Abd Al-Rahman Ibn Hasan mencionó en su libro titulado "Fath al-Maguid" que el temor es de tres tipos:El primero es el temor disimulado: es cuando una persona teme que un mal le afecte por otro fuera de Allah, como los ídolos o los demonios. Como es, a modo de ejemplo, el caso de los miembros de la tribu de Hud que, según la Palabra de Allah, dijeron a su Profeta: Lo que decimos es que alguno de nuestros dioses te ha trastornado.Dijo: Pongo a Allah como testigo y sedlo vosotros, de que soy inocente de lo que asociáis aparte de Él(54)así pues tramad contra mí todos sin más espera Allah -Enaltecido sea- dice: ¿Y pretenden asustarte con los que no son Él? ( Número del tomo 1; Página 364) Esto es el caso de los adoradores de las tumbas y de los ídolos, temen a ellos y los utilizan para intimidar a los monoteístas cuando recusan la idolatría y mandan adorar sinceramente a Allah Solo. Esta actitud es contraria al monoteísmo.El segundo es cuando el hombre abandona sus deberes por temor a la gente; esto es prohibido porque se trata de una forma de politeísmo que va en contra de los principios del monoteísmo puro; y esto es la causa de la revelación de estas aleyas: Aquéllos a los que dijo la gente: Los hombres se han reunido contra vosotros, tenedles miedo.Pero esto no hizo sino darles más fe y dijeron: ¡Allah es suficiente para nosotros, qué excelente Guardián!(173)Y regresaron con una gracia de Allah y favor, ningún mal les había tocado. Siguieron lo que complace a Allah y Allah es Dueño de un favor inmenso(174)Así es con vosotros el Shaytán, os atemoriza con sus amigos. Pero, si sois creyentes, no les temáis a ellos, temedme a Mí El tercero es el miedo natural: el temor a un enemigo, una bestia u otros. Este miedo no es reprochable, tal como Allah lo mencionó en la historia de Moisés - la paz sea con él- Y salió de ella medroso y alerta ( Número del tomo 1; Página 365) Así, es evidente que su miedo al supervisor entra en el tercer tipo: "el miedo natural". Usted debe empeñarse en su trabajo, ya sea si el supervisor venga o no, y que se empeñe mucho más en sus esfuerzos para enseñar a sus alumnos lo que puede ser útil para ellos. Usted debe también reforzar su fe recitándo intensivamente el Corán, meditando largamente en el sentido de sus aleyas, y aplicando las reglas previstas en el mismo. Debe cumplir asimismo la oración en su tiempo prescrito, así como las demás prescripciones islámicas. Qué Allah nos conceda a todos la perseverancia para cumplir las buenas obras.¡Que Allah nos conceda el éxito!¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad,su familia y sus compañeros!

Relacionado: