El juicio legal acerca de la pretención de los Bohra, cuyo líder afirma ser el controlador general de las almas y la fe en nombre de sus seguidores

Pregunta 3: El líder de los Bohra pretende ser el controlador general de las almas y de la fe -según sus creencias religiosas- en nombre de sus seguidores.


Respuesta 3: Si el jefe de los Bohra pretende lo que se ha mencionado, su pretensión es falsa. Su afirmación denota uno de los dos posibles significados, y ambos son falsos. El primero es afirmar que él es el controlador de las almas y la fe, en el sentido de que los corazones y las almas son controlados por él, y que los dirige como le plazca, ya sea que los guía a la fe o los lleva al camino equivocado. Esto se atribuye sólo a Allah, porque Allah dice en el Corán: A quien Allah quiere guiar, le abre el pecho al Islam, pero a quien quiere extraviar, hace que su pecho se haga estrecho y apretado como si estuviera ascendiendo al cielo. Del mismo modo Allah pone lo peor en los que no creen ; y dice también: A quien Allah guía es el que está guiado y a quien extravía, no encontrarás para él ni quien lo proteja ni quien lo guíe rectamente Existen muchas otras aleyas que indican que el control de los corazones, en materia de guía y extravío, se atribuye únicamente a Allah y a nadie más. Se relata con fidelidad que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- que dijo: Los corazones de los siervos están entre Dos de los Dedos del Omnisciente, Quien los dirige como le place. ( Número del tomo 2; Página 386) Y solía suplicar también a Allah: "ya muqal-lib al-qulub thabbit qalbi ‘ala dínik" (¡Oh Tú quien cambias los corazones! Afirma mi corazón en Tu Religión) El segundo significado posible es afirmar que él es el dueño de las almas y la fe, en nombre de sus seguidores, en el sentido de que su fe les basta a sus seguidores en virtud del cual serán recompensados ​​y se salvarán del castigo, incluso si hacen faltas y cometen crímenes y pecados. Esto contradice frontalmente lo que Allah afirma en el Corán: Tendrá a su favor lo que haya obtenido y en su contra lo que se haya buscado , Cada hombre es rehén de lo que se forjó , Cada uno será rehén de lo que se ganó(38)Pero no así los compañeros de la derecha(39)En jardines harán preguntas(40)acerca de los que hicieron el mal(41)¿Qué os ha traído a Saqar? hasta el final de las aleyas. Allah -Altísimo sea- dice en otras aleyas: Quien haga un mal será pagado por ello y no encontrarás para él, aparte de Allah, nadie que lo proteja ni lo defienda(123)Y quien haga acciones de bien, sea varón o hembra, y sea creyente... esos entrarán en el Jardín y no se les hará ni una brizna de injusticia Y dice: y que el hombre sólo obtendrá aquello por lo que se esfuerce Y en otra aleya dice: Nadie cargará con la carga de otro. Y si alguno, agobiado por el peso de su carga, le pidiera a otro que se la llevara, nadie podría llevarle nada, aunque fuera un pariente cercano ( Número del tomo 2; Página 387) Así como estas, hay muchas otras aleyas que indican que cada persona será recompensada por sus actos, ya sean buenos o malos. Y en este sentido, es auténticamente narrado que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- se levantó cuando le fue revelada la aleya: Y advierte a tu clan, a los que están más próximos a ti y dijo: "¡Oh tribu de Quraysh! -o una exclamación similar- ¡Salvaos a vosotros mismos! Yo no puedo hacer nada por vosotros ante Allah; ¡Oh ‘Abbas ibn ‘Abd Al-Muttalib! Yo no puedo hacer nada por ti ante Allah; ¡Oh Safiyya tía del Mensajero de Allah! Yo no puedo hacer nada por ti ante Allah; ¡Oh Fátima hija de Muhammad! Pide de mis bienes lo que quieras, que yo no puedo hacer nada por ti ante Allah"

Relacionado: