Creer en suplicar a otros que no son Allah y en que el Mensajero y los walíes están vivos, y describir al Mensajero como una luz de las luces de Allah

Pregunta 1: ¿Cuál es el veredicto legal acerca de realizar la oración detrás de un Imán que cree en que las súplicas hechas al Mensajero de Allah, los walíes (personas piadosas), o ‘Ali ibn Abu Talib -que Allah esté complacido con él- serán escuchadas y respondidas? La mayoría de la gente en Pakistán suplica al Mensajero de Allah, a ‘Ali o a ‘Abd Al-Qadir Al-Guilani para que les traigan beneficios y les impidan los daños. ( Número del tomo 1; Página 120) Pregunta 3: ¿Cuál es el veredicto legal sobre quien cree en que el Mensajero, los walíes y los shayjs están vivos, en que las almas de los shayjs muertos están presentes y dotadas de conocimientos, o en que el Mensajero es una luz y no es un ser humano?


Respuesta: Primero: La súplica se considera uno de los actos de adoración, que son un derecho exclusivo de Allah -Glorificado y Exaltado sea-. Además, dedicar cualquier acto de adoración a otro que no sea Allah es un politeísmo. Tanto el Corán como la Sunna y el consenso de los ulemas han indicado la prohibición de suplicar a otros fuera de Allah. Una de las evidencias del Corán es la aleya en la que Allah -Exaltado sea- dice: Y no invoques fuera de Allah aquello que ni te beneficia ni te perjudica, porque si lo hicieras, serías de los injustos Esta aleya mencionada, junto a otras varias aleyas, muestran que suplicar a otros fuera de Allah es una incredulidad, politeísmo, y desvío.En lo que se refiere a las pruebas de la Sunna, citaremos un Hadîz recopilado en los libros de Sunan, en la autoridad de Al-Nu'man ibn Bashir, que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: La súplica es adoración, y luego recitó la aleya en la que Allah -Glorificado sea- dice: Y vuestro Señor ha dicho: Llamadme y os responderé Otra evidencia es lo que fue transmitido por Al-Tabarani, con su Isnad (cadena de narradores) que: En la época del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, había un hipócrita que dañaba a los creyentes. Algunos de éstos dijeron: "Vayamos a pedir socorro al Profeta contra este hipócrita". Entonces el Profeta les dijo: "No se debe pedir socorro a mí, sino a Allah" ( Número del tomo 1; Página 121) Este Hadîz afirma que no se debe pedir socorro ni al Profeta ni a otros. El mismo Profeta odiaba que la gente recurriera a él en el sentido de suplicarle y pedirle socorro aunque fuera capaz de darle ayuda durante su vida. Esto es para proteger el mérito del Tawhid (Monoteísmo Islámico) y evitar los medios que pudieran conducir al politeísmo. El Profeta lo hizo también por modestia y humildad ante Su Señor, advirtiendo a la Ummah (Nación Islámica) de todos los medios de politeísmo en los dichos y hechos. Si ésta era la actitud del Profeta ante los asuntos que era capaz de realizar en su vida, ¿cómo podría ser admisible pedirle socorro después de su muerte en asuntos que no pueden ser realizados excepto mediante Allah -Glorificado y Exaltado sea-? Y si esto fue inadmisible para la persona del Mensajero de Allah, ¿cómo será aceptable para cualquier otra persona? Por otra parte, de acuerdo al consenso unánime de los ulemas, la súplica debe ser dirigida solamente a Allah, de lo contrario será un acto de politeísmo.Segundo: Oír las voces es un atributo de las personas vivas. Si el ser humano muere, pierde la capacidad de oír las voces de la gente del mundo. Allah -Exaltado sea- dice: pero tú no puedes hacer que los que están en las tumbas oigan En esta aleya, Allah afirmó a Su Mensajero que los que negaban a escuchar su da`wah (invitación al Islam) se parecían a los muertos que eran incapaces de oír. En lengua árabe, el símil establece un aspecto de comparación entre dos clases de ideas u objetos, el segundo de los cuales lleva este aspecto más fuertemente que el primero. Así, es más propio a los muertos no oír ni responder que los rebeldes que hicieron oídos sordos y ojos ciegos ante la da'wah del Mensajero, y dijeron: "Nuestros corazones están cerrados." Allah -Exaltado sea- dice al respecto: Si los llamáis, no oirán vuestra llamada y aunque pudieran oírla no os responderían. El Día del Levantamiento renegarán de que los hubierais invocado (asociándolos con Allah). Nadie como Uno que conoce hasta lo más recóndito podrá informarte. ( Número del tomo 1; Página 122) En cuanto a los incrédulos que fueron asesinados y arrojados en Al-Qalib, el día de la batalla de Badr, cuando el Mensajero de Allah les dirigió la palabra diciendo: ¿Habéis encontrado que lo que os ha prometido vuestro Señor era verdad?, ya que nosotros hemos encontrado que lo que nuestros Señor nos había prometido era verdad y cuando sus Compañeros le interrogaron sobre el hecho de dirigir la palabra a los muertos de Al-Qalib, el Mensajero les dijo: Ellos oyen lo que digo mejor que vosotros Esto fue, pues, uno de los milagros que Allah dedicó a Su Mensajero, y por lo tanto se trataba de una excepción a la regla general.Tercero: El Corán indicó que el Mensajero de Allah moriría, pues dice: Tú morirás y ellos morirán Allah -Exaltado sea- dice en otra aleya: Toda alma probará la muerte El Profeta está incluido en esta regla general. Todos los Compañeros del Profeta -que Allah esté complacido con ellos-, los ulemas que vinieron después, y la Ummah reconocieron la muerte del Profeta. Y si esta es la verdad acerca de la muerte del mismo Profeta, entonces todos los shayjs y walíes que murieron no pueden estar vivos ahora. La regla general del Islam acerca de los asuntos de lo Oculto consiste en que Allah es el único que los conoce. Allah -Exaltado sea- dice: Él tiene las llaves del No-Visto Y sólo Él lo conoce; y sabe lo que hay en la tierra y en el mar.No cae una sóla hoja sin que Él no lo sepa, ni hay semilla en la profundidad de la tierra, ni nada húmedo o seco que no esté en un libro claro Y dice también: ( Número del tomo 1; Página 123)  Di: Ninguno de los que están en los cielos y en la tierra conoce el No-Visto, sólo Allah lo conoce, y ni siquiera son conscientes de cuándo serán devueltos a la vida Sin embargo, Allah puede dar acceso a quien quiera de Sus Mensajeros a algo de lo Oculto. Allah -Exaltado sea- dice: El Conocedor del No-Visto, a nadie le da acceso a Su No-Visto(26)A excepción de aquel mensajero que goza de Su beneplácito.Y es cierto que despliega vigilancia delante y detrás de él Y dice en otra aleya: Di: No soy una novedad entre los mensajeros y no sé lo que será de mí ni lo que será de vosotros, sólo sigo lo que se me ha inspirado y no soy sino un advertidor explícito Se recopiló de manera fidedigna, en un Hadîz largo, narrado por Umm Al-‘Ala’, que dijo: Cuando falleció ‘Uthman ibn Mazh‘un lo envolvimos en su mortaja, y fue entonces cuando el Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- entró donde estábamos. Dije: "Que Allah tenga misericordia de ti, ¡Oh Abu Al-Sa'ib! Atestiguo que Allah -Exaltado sea- te ha honrado". El Mensajero de Allah dijo: «¿Y cómo sabes que Allah lo honró?» Dije: "No lo sé ¡Oh Mensajero de Allah! ¡Por ti doy la vida de mi padre y de mi madre!". Dijo: «Respecto a él, le ha llegado la certeza: La muerte. Yo le deseo lo mejor, pero juro por Allah que no sé - siendo el Mensajero de Allah- lo que será de mí». Dije yo entonces: "Juro por Allah que nunca más elogiaré a nadie". Recopilado por Ahmad, y narrado por Al-Bujari en el capítulo de los funerales en su libro de Sahih). Y en otra versión del mismo hadith, dijo: yo no sé -siendo el Mensajero de Allah-, lo que será de mí Fue transmitido también, de manera fidedigna, en varios Hadices que Allah hizo al Profeta conocer el destino de algunos de sus Compañeros, lo que le llevó a darles la buena noticia del Paraíso. ( Número del tomo 1; Página 124)  En un Hadîz narrado por ‘Umar ibn Al-Jattab -que Allah esté complacido con él- y fue recopilado en Sahih Muslim, dijo: Que Gabriel preguntó al Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- sobre el Día del Juicio, a lo que respondió: el preguntado no sabe al respecto más que el preguntador. Y solamente le informó de las señales de la Hora (el Fin del Mundo). Eso indica que él conoció solamente lo que Allah le permitió conocer de lo Oculto, no todo, y fue en casos especiales bajo una necesidad. En la sura Al-Fath (la Conquista), Allah informó a Su Profeta que sería perdonado. Asimismo, fue recopilado de forma auténtica que el Profeta dijo: El Profeta entrará en el Paraíso. Abu Bakr entrará en el Paraíso. ‘Umar entrará en el Paraíso. ‘Uthman entrará en el Paraíso. ‘Ali entrará en el Paraíso. Talhah entrará en el Paraíso. Al-Zubayr entrará en el Paraíso. ‘Abd Al-Rahman ibn ‘Awf entrará en el Paraíso. Sa‘d ibn Malik - ibn Abu Waqqas- entrará en el Paraíso. Sa‘id ibn Zayd entrará en el Paraíso. Abu ‘Ubaydah ibn Al-Garrah entrará en el Paraíso. Que Allah esté complacido con todos ellos. Todas éstas son noticias de lo Oculto que Allah reveló a Su Profeta. ( Número del tomo 1; Página 125) Cuarto: Describir al Mensajero de Allah como una parte de la luz autónoma de Allah, es decir, una luz divina, contradice al Corán que afirma que él es un "ser humano". Pero, si se quiere decir que es una luz, refiriéndose a la revelación divina que el Profeta de Allah transmitió a la humanidad, y que se convirtió en un medio de orientación para quien Allah quiera de entre Sus criaturas, en este caso es una descripción correcta. Hemos emitido antes una fatwa en este sentido, en la que decimos: El Profeta es una luz por el mensaje y la orientación que lleva, a través de la cual Allah guía la visión de quien quiere de entre Sus siervos. Sin embargo, no hay duda de que la luz del mensaje y de la orientación viene de Allah. Allah -Exaltado sea- dice: No es propio que Allah le hable a ningún ser humano, excepto por inspiración, o a través de un velo, o por medio de enviar a un mensajero que le inspire con Su permiso lo que Él quiera. Verdaderamente Él es el Excelso, el Sabio(51)Asimismo te hemos inspirado un espíritu que viene de Nuestra orden; antes no sabías qué era el Libro ni qué era creer, pero lo hemos hecho una luz con la que guiar a quien queremos de Nuestros siervos. Es cierto que tú guías hacia un camino recto(52)El camino de Allah, a Quien pertenece cuanto hay en los cielos y en la tierra. ¿Acaso no vuelven a Allah todas las cosas? Esta luz no se adquiere del último de todos los walíes, que es el mismo Profeta, como afirman algunos ateos. Por otro lado, el cuerpo del Profeta es creado de sangre, carne y hueso, etc. Él fue creado a partir de un padre y una madre, sin que fuera creado antes de su nacimiento en cualquier otra forma. Respecto a las narraciones de que Allah creó primero la luz del Profeta Muhammad, de que Allah tomó un puñado de la luz de Su rostro, y que este puñado fue Muhammad, de que Allah miró este puñado de luz y entonces salieron de él unas gotas, y de cada una de las cuales Allah creó a un Profeta, o de que Allah creó a toda la creación de la luz del Profeta, ninguna de estas narraciones, entre otras, fue afirmada por el Profeta (Véase el compendio de las fatwas de Ibn Taymiyya, Vol. 18, pág. 366 y ss.) ( Número del tomo 1; Página 126) Quinto: La pretensión de que el Profeta no es un ser humano como nosotros puede denotar una verdad o una falsedad según el significado que aporta. Hemos emitido antes una fatwa acerca de esta cuestión, que dice textualmente: Es una palabra que lleva un significado general que puede asumir una verdad o una falsedad. De manera que decir algo así puede tener la intención de indicar que el Profeta es un ser humano, sin embargo no es del todo igual al resto de los seres humanos, aunque comparte con los humanos las cualidades de comer, beber, estar sano, enfermarse, recordar, olvidar, vivir, morir, y casarse con las mujeres, etc. Al mismo tiempo se distingue de ellos por otras cualidades con las que Allah -Exaltado sea- le favoreció, como revelarle Su palabra, enviarle como anunciador de buenas noticias, advertidor y llamador al camino recto de Allah con Su permiso, y una lámpara luminosa. Si esta es la intención del hablante, pues tendrá razón, ya que esta es la verdad que se corresponde con lo que ocurrió, y sobre lo que el Corán nos informó. Allah -Exaltado sea- dice: Di: No soy más que un ser humano como vosotros, me ha sido inspirado que vuestro dios es un Dios Único; así pues, el que espere el encuentro con su Señor que actúe con rectitud y que al adorar a su Señor no Le asocie a nadie Así, Allah le ordena al Profeta que informe a su Ummah que él es un ser humano igual que ellos, aunque tiene la ventaja de ser escogido por Allah para asumir la responsabilidad del Mensaje y recibir la revelación, la doctrina del Tawhid y la Guía. etc. En la aleya siguiente, Allah pone de manifiesto las polémicas que ocurrieron entre los Mensajeros y sus pueblos: Dijeron sus mensajeros: ¿Acaso puede haber duda acerca de Allah, el Creador de los cielos y de la tierra que os invita al perdón de vuestras faltas y os da plazo hasta un término fijado? Dijeron: Vosotros sólo sois hombres como nosotros que queréis desviarnos de lo que adoraban nuestros padres. Traednos una prueba clara(10)Les dijeron los mensajeros: No somos más que seres humanos como vosotros, sin embargo Allah favorece a quien quiere de Sus siervos y no nos pertenece traeros ninguna prueba clara si no es con permiso de Allah. Que en Allah se confíen los creyentes ( Número del tomo 1; Página 127) Los Mensajeros de Allah afirman, pues, que son seres humanos, tal como nosotros, aunque Allah -Exaltado sea- les honra encomendándoles el Mensaje. Allah honra a quien quiere de entre Sus siervos, y elije a quien quiere de ellos, para sacar a la gente de la oscuridad a la luz. Son muchas las aleyas del Corán que contienen este significado.Al contrario, si decir algo así tiene la intención de afirmar que el Mensajero no es un ser humano en absoluto o que es un hombre pero no comparte de alguna forma las cualidades de la gente, esto sería una falsedad que contradice la realidad y una incredulidad obvia. Esto es porque va en contra de lo que el Corán declaró afirmando que todos los Profetas son seres humanos que comparten las mismas cualidades de la gente, salvo en lo que Allah les favoreció en los asuntos de la revelación, la Profecía y los milagros.De todos modos, no es correcto utilizar negativa o afirmativamente esta palabra en su sentido general, excepto si se añade más detalles para aclarar el significado y despejar su ambigüedad. Por esta razón, el Corán no lo afirma excepto después de haber indicado anteriormente lo que ha aventajado a Sus Profetas, tal como fue indicado a través de las aleyas anteriores, y como indica la aleya siguiente: Di: Yo sólo soy un ser humano como vosotros al que le ha sido inspirado que vuestro dios es un Único Dios, así pues dirigíos a Él sin desviaros y pedidle perdón.Y perdición para los que Le atribuyen asociados(6)Los que no dan el zakat y son incrédulos con respecto a la Última Vida ( Número del tomo 1; Página 128) Es de temer que declarar que los Profetas son seres humanos pueda degradar su posición o llevar al rechazo de su Profecía; pero también se teme que negar esta verdad pueda llevar a la exageración en atribuir a los Profetas cualidades que solamente son propias de Allah -Exaltado sea-. Por lo tanto, los musulmanes deben aclarar bien sus palabras dando todos los detalles necesarios, de modo que se distinga claramente entre la verdad y la falsedad y entre la guía y el extravío.¡Que Allah nos conceda el éxito! ¡Que Allah bendiga a nuestro Profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!

Relacionado: