Contar con los incrédulos para construir las mezquitas

Las alabanzas son únicamente para Allah, la paz y las bendiciones de Allah sean con el último Profeta: ( Número del tomo 6; Página 267) El Comité Permanente de Investigaciones Científicas y Emisión de Fatwas consultó la pregunta Nº 55, dirigida a su Eminencia, el Presidente General; por el Gerente del proyecto de la Aviación Civil, con fecha de 07/01/1403 H. La pregunta es:"Le informamos a su Eminencia que somos una de las grandes empresas nacionales especializadas en el mantenimiento y el funcionamiento. Nuestro trabajo consiste en mantener la mayoría de los aeropuertos del Reino. Hemos firmado un contrato con la administración de la Aviación Civil para hacer este trabajo. Usted sabe que hay mezquitas y lugares de adoración en estos aeropuertos. Esto significa que tenemos que arreglarlos y mantenerlos limpios junto con hacer los otras obras necesarias, que tienen que ver con la electricidad, el aire condicionado, etc. Contmos con trabajadores no musulmanes para llevar a cabo muchas de estas tareas. Muchas veces ocurren algunas averías dentro de estas mezquitas que necesitan un arreglo urgente. Sabemos que está prohibido para los no musulmanes entrar en la Mezquita Sagrada, como está mencionado en el sura de Al-Tawba (el Arrepentimiento): ¡Vosotros que creéis! Es cierto que los asociadores son impuros; que no se acerquen a la Mezquita Inviolable a partir de este año en el que están. Si teméis la penuria... Allah os enriquecerá con parte de Su favor, si quiere. Verdaderamente Allah es Conocedor y Sabio ( Número del tomo 6; Página 268) No ahorramos ningún esfuerzo para tener un equipo completo de musulmanes para trabajar en el mantenimiento de las mezquitas, pero es difícil lograr esto continuamente. ¿Está permitido que los no musulmanes entren en las mezquitas, con el único fin de hacer las reformas necesarias? Esperamos su fatwa en este sentido, con el fin de seguir la verdad y no mostrar negligencia en el cumplimiento de nuestras obligaciones contractuales.


Tras haber estudiado la cuestión, el Comité contestó con lo siguiente:Las mezquitas son las casas de Allah, que fueron construidas para recordar a Allah, adorarle, establecer Sus ritos y sostener Su palabra alta. Los incrédulos son los enemigos de Allah, de Su religión, Su shari'ah (Ley Islámica) y de los musulmanes. Por lo tanto, no deben recurrir a los enemigos de Allah, para hacer el diseño geométrico de la construcción de mezquitas, la instalación de la electricidad, las puertas, los servicios higiénicos, o las reformas y similares.El Consejo de Grandes Ulemas ha emitido un decreto acerca de este tema, cuyo contexto es el siguiente: Alabado sea Allah, la paz y las bendiciones sean sobre nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros: En la ronda XVI del Consejo de los Grandes Ulemas, celebrada en Al-Ta’if del 12 al 21 de Shawwal de 1400 H, ( Número del tomo 6; Página 269) el Consejo estudió la cuestión relativa al veredicto sobre la entrada de los incrédulos en las mezquitas y los que buscan su ayuda en el mantenimiento de las mismas; como respuesta al telegrama enviado a su Eminencia, el Presidente General de las Administraciones de Investigaciones Científicas, Fatwas, Llamamiento y Orientación, por el subsecretario del Ministerio de Obras Públicas y Viviendas para los asuntos de las obras públicas, Nº 2/5334, con fecha de 6/29/1400 H.Su tenor es el siguiente:"Uno de los contratistas nos presentó una solicitud para acreditar al arquitecto ejecutivo por su parte para la construcción de una mezquita. Pero este arquitecto es un cristiano. Nos gustaría saber, si se permite a los no musulmanes que participen en construir y supervisar las mezquitas". Después de que el Consejo ha leído el estudio preparado acerca de este tema, y escuchado a los ulemas al respecto, se ha acordado por unanimidad que no se permite a los incrédulos trabajar en la construcción o el mantenimiento de las mezquitas, siempre que haya musulmanes que puedan hacer este trabajo. Los musulmanes no deben traer a los no musulmanes para hacer estos trabajos o cualquier otro trabajo, con el fin de llevar a cabo la orden del Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- que prohibía la unión de las dos religiones en la Península Arábiga. ( Número del tomo 6; Página 270)  Además eso tiene el propósito de mantener la religión y la estabilidad de este país, y hacerlo a salvo del peligro que afectó a los países vecinos debido a la residencia de los incrédulos en ellos, encargándose de la ejecución de muchos de sus asuntos. Además los incrédulos no pueden ser confiados al diseñar o construir las mezquitas, pues tal vez las diseñen de una forma igual o parecidas a las iglesias, como ya ocurrió en algunas de ellas. Al mismo tiempo, pueden hacer trampas en el diseño o la construcción, ya que son enemigos de esta religión y de sus seguidores.El Consejo recomienda que las autoridades gubernamentales en el Ministerio de las Obras Públicas, Ministerio del Hajj, los Habices y similares, son los responsables de la construcción, el mantenimiento y la supervisión de las mezquitas, y que deben prestar mucha atención a este asunto. Tienen que estipular en cada contrato firmado para construir las mezquitas que los contratistas no cuentan con los no musulmanes en el diseño o la construcción.¡Que Allah nos conceda el éxito!¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!

Relacionado: