Abrogar la aleya de: "¡Oh, creyentes!, temed a Allah como debe ser temido"

Pregunta: ¿Acaso la segunda aleya de las dos siguientes abrogó a la primera? ¡Vosotros que creéis! Temed a Allah como debe ser temido y no muráis sin estar sometidos Así pues temed a Allah cuanto podáis, escuchad, obedeced y dad con sinceridad, que será para vosotros mismos. Aquel que está libre de su propia avaricia... Esos son los que tendrán éxito


Respuesta: Los exegatas de los Compañeros del Profeta y otros no estaban de acuerdo sobre si la primera aleya es explícita o abrogada. Pues, Ibn ‘Abbas y quienes estaban de acuerdo con él dijeron que es explícita e interpretan como debe ser temido ( Número del tomo 4; Página 205) como que luchan con sinceridad por la causa de Allah, sin temer la calumnia de los que maldicen, y son firmes en establecer la justicia aunque vaya en contra de ellos mismos, de sus padres y de sus hijos. Por otro lado, Sa‘id ibn Gubayr, Abu Al-‘Aliyah, Al-Rabi‘ ibn Anas, Qatada, Muqatil ibn Hayyan, Zayd ibn Aslam, Al-Sudi, entre algunos otros, dijeron que es abrogada por la aleya: Así pues temed a Allah cuanto podáis Vemos que la primera aleya no es abrogada y el temor sincero a Allah, se encuentra indicado en la segunda aleya en que Allah -Enaltecido sea- dice: Así pues temed a Allah cuanto podáis ¡Que Allah nos conceda el éxito! ¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!

Relacionado: